Seguidores del blog.

20100409

El Efecto Mariposa.



El pais de Ignota se siente mas sosegado esta semana, desde que las alborotadoras que no librepensantes ejerciendo su derecho de expresión, han abandonado a medias el lugar. En estos momentos la gente ofrece, pide, da y coge como siempre; sin notar el acecho de algunas almas en pena que en sus comentarios pretendian perpetuarse cada día hacia la eternidad. Algo así como entre que más veces aparezco mas gente me conoce y mas gente me da las cosas. Sin embargo no siempre tu opinión genera el efecto deseado, porque para corregir esa falsa dinámica existe el denominado "efecto mariposa"

Cada proceso de innovación tiene un cierto paralelismo con el “efecto mariposa” en el sentido de que algo tan minúsculo como una sola opinión pueda dar la vuelta a todo el sistema. Porque hay que tener en cuenta que nuestra "mariposa" no es un elemento aislado del sistema caótico sino que forma parte de éste y por tanto todo lo que ella haga va a influir a todo lo demás.

Y como dice la teoría “una mariposa parece no ser nada comparándola con las enormes fuerzas físicas que actúan en la atmósfera. Sin embargo después de la experiencia de Lorenz no resulta difícil pensar que tal vez, el batir de las alas de una mariposa produzca un tornado en el otro lado de la tierra”.

Por eso en el efecto mariposa, una simple expresión de nuestra opinión puede generar una autoorganización que genere más opiniones, las cuales se van sumando y retroalimentando: el sistema puede alcanzar un punto de bifurcación ser creativo, dinámico. También recordar que a menudo vivimos en los sistemas llamados ciclo límite, donde gran parte de la energía interna del sistema está dedicada a resistirse al cambio, perpetuando mecánicamente modelos de conducta, con lo cual se aíslan del flujo del mundo exterior. En esos sistemas todos deben ceder de su individualidad sometiéndose al automatismo.

Por eso nuestra actitud hacia las cosas ejerce una influencia sutil que, si opera mediante el efecto mariposa, es impredecible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario