Seguidores del blog.

20100608

Skinhole de IK-KIL CENOTE, MEXICO. (3)


La península de Yucatán se formó de una plancha de roca caliza que emergió del mar, durante miles de años la lluvia picó la inmensa roca y el agua se filtró al subsuelo, donde formó causes que continúan erosionando las capas más profundas. Debido a esta naturaleza de su formación, los principales cenotes se encuentran a lo largo de la Riviera Maya y en la península de Yucatán.

El término cenote proviene de la palabra maya “dzonot”, que significa abismo u hoyo en el suelo y designa un pozo natural proveniente de terrenos calcáreos permeables particularmente susceptibles al proceso seguido por el agua para disolver rocas. La roca caliza provoca la formación de enormes cavidades subterráneas cuyos techos se derrumban y dejan al descubierto un amplio espejo de agua. El nivel del agua contenida en los cenotes varía de sólo unos centímetros a cientos de metros. Son estanques profundos llenos de agua dulce. Algunos cenotes están conectados con hermosos lagos subterráneos y dicen que sus aguas son tan transparentes que los buzos a veces dicen que no notan que estan bajo agua.

El abastecimiento de agua en Yucatán a lo largo de la historia ha sido un grave problema debido a que la constitución geológica calcárea de la península causa que el agua se filtre hasta los mantos profundos en vez de permanecer en la superficie. Teniendo carencias en cuanto al abastecimiento. Debido a esto, los antiguos mayas de Yucatán utilizaron los cenotes como fuente primordial de agua y escenarios para rituales de lluvia, vida, muerte, renacimiento y fertilidad, eran un sitio de culto considerados la residencia de los dioses del agua, era el lugar de comunión con el otro mundo. Los gobernantes ejercían el control práctico y simbólico de los cenotes para asegurar el control político y social de las poblaciones. Esto se evidencia en las abundantes ofrendas que yacen en el fondo de los cenotes. En la cosmogonía maya también hay un ser mítico, la serpiente gigante o sukan, que protege los mantos de agua. Aparentemente, esta idea está basada en la existencia de una anguila que habita en aguas cavernosas.

Personalmente creo que debe ser una delicia bañarse en sus calidas y cristalinas aguas, pero por otro me daría un poco de miedo ver emergiendo esa serpiente gigante y mitológica, cual monstruo del Lago Ness.

No hay comentarios:

Publicar un comentario