Seguidores del blog.

20100904

El machismo en nuestra lengua.



Lamentablemente nuestro idioma sigue reflejando en algunas de sus palabras una forma de pensamiento que traspasa los límites del respeto al sexo femenino y que por desgracia se mantiene en muchos sectores de nuestra sociedad. Como muestra este pequeño ejemplo en el que una misma palabra significa cosas diametralmente opuestas si eres hombre o mujer:

COJONUDO = Genial, estupendo.
COÑAZO = Aburrido, insoportable.

ZORRO = Héroe justiciero
ZORRA = Puta

PERRO = Mejor amigo del hombre
PERRA = Puta

AVENTURERO = Osado, valiente, arriesgado
AVENTURERA = Puta

CUALQUIER = Fulano, Mengano, Zutano
CUALQUIERA = Puta

CALLEJERO = De la calle, urbano.
CALLEJERA = Puta

HOMBREZUELO = Hombrecillo, pequeño
MUJERZUELA = Puta

HOMBRE PÚBLICO = Personaje prominente. Funcionario público.
MUJER PÚBLICA = Puta

HOMBRE DE LA VIDA = Hombre de gran experiencia.
MUJER DE LA VIDA = Puta.

HEROE = Ídolo.
HEROÍNA = Droga

ATREVIDO = Osado, valiente.
ATREVIDA = Insolente, golfa.

SOLTERO = Codiciado, inteligente.
SOLTERA = Lenta, ya se le fue el tren y quedará para vestir santos.

DIOS = Creador del universo y cuya divinidad se transmitió a su Hijo varón por línea paterna.
DIOSA = Ser mitológico de culturas supersticiosas, obsoletas y olvidadas.

SUEGRO = Padre político.
SUEGRA = Bruja...

MACHISTA = Hombre + macho.
FEMINISTA = Fea + Lesbiana.

Parece que todos los caminos conducen a Roma, sobre todo si algunos se empeñan en torcerlo a propósito. Incluso algunas veces se cuestiona porque las grandes tormentas y huracanes más dañinos siempre se bautizan con un nombre de mujer.