Seguidores del blog.

20100901

i-Dosing: Drogas Digitales.


En estos tiempos cada software o nueva aplicación expande las aplicaciones y usos posibles, hasta límites, casi, inimaginables. Ahora nos enteramos de la existencia del I-Doser, un programa que busca recrear mediante sonidos los efectos que tienen en el cuerpo ciertas drogas. ¿Cómo actúa? A través de ondas binaurales, emitidas por distintas frecuencias, que estimulan las zonas del cerebro donde actúan algunas de las sustancias psicotrópicas conocidas.
Este es uno de los muchos videos que circulan por internet con ese tipo de música que coloca a los adolescentes, más por sugestión que por otra cosa. Y con esas imagenes tan mareantes no es de extrañar que terminen con nauseas y dandole vueltas todo el mobiliario familiar.

i-Dose track: Accuface "Millenium Bug" for ultimate i-Dosing
Las advertencias para que los padres protejan a sus hijos de los peligros de internet no son nuevas. Pero los progenitores de Oklahoma, en Estados Unidos, han añadido una advertencia bastante inusual a la lista: los jóvenes que se "drogan" al escuchar música digital en la red.

Unos estudiantes que confesaron que habían estado probando el i-dosing (dosis por internet). Afirmaban sentirse colocados o drogados después de haber escuchado sonidos que se habían descargado por internet. El suceso, en cualquier caso, deja la pregunta en el aire acerca de si es posible físicamente sentir el efecto de las drogas a través de un sonido.

El profesor Brian Fligor, director de diagnóstico auditivo del hospital para niños de Boston piensa que "no hay ninguna investigación que apoye esa conclusión" Los sonidos disponibles en estas páginas de internet que ofrecen i-dosing se denominan tonos binaurales.

Cuando se escuchan en unos auriculares se materializan en forma de un sonido para un oído y otro ligeramente diferente para el otro oído. Al escucharlos a la vez el cerebro humano lo transforma en algo diferente a los sonidos originales. "Es claro e interesante, pero no tiene absolutamente ningún efecto en tu percepción del placer o ninguna otra sensación como se ha dicho".

"La mayor preocupación para los padres ahora es que si tienes un niño que quiere explorar esto probablemente después terminará probando más lejos bien fumando cannabis o buscando algo más grande..."

Los sonidos, que se pueden adquirir al precio de US$19,95 por cada cuatro dosis, reciben nombres tan sugestivos como "alcohol", "opio", "marihuana", "peyote" u "orgasmo".




1 comentario:

  1. Palabrita que en la BlackBerry sólo tengo música. Y p'a estar enganchao llega. jajajajaja ;)

    Besitosss

    ResponderEliminar