Seguidores del blog.

20110217

Lo mejor de tu cocina: las sales gourmets.



El post de hoy va de sales con nuevas fragancias, colores, sabores y con muy distintos origenes a lo largo y ancho de toda la tierra. Porque de la Luna o Marte todavía no las venden pero ya se andará...

Hasta no hace mucho tiempo añadiamos sal a nuestras comidas, como se decia la "sal corriente y moliente". Como muy lejos llegabamos a hacer la distinción entre la "sal fina" para condimentar nuestras comidas del día a día y la "sal gruesa" para conservar alimentos durante más tiempo. Sal gruesa para cubrir los jamones mientras se curaban con frio y totalmente cubiertos por sal. Sal gruesa para los pescados o para aliñar las aceitunas de todo el año.

En la actualidad por temas de mayores niveles adquisitivos, más viajes a otros lugares, y más viajeros a los nuestros han ido apareciendo en los mercados otro tipo de sales más exóticas. Las denominadas sales "gourmets" que han ido extendiendose a nuestras cocinas porque la sal ya no es lo que era. Lo que nos explicaban sobre el cloruro sodico en la escuela y la simple distincion entre sal fina y sal gruesa son cosa del pasado, por eso ahora cobran fuerza las sales gourmets.

Escamas, flores y cristales de sal, blancas, grises, rosas o de color oscuro, ahumadas, especiadas, más o menos sabrosas, con tonos dulces, de procedencia marina, rocas o zonas montañosas, las sales que hoy existen en el mercado engloban un pequeño universo de aires sibaritas.

Como vemos en la imagen hay sales para todos los gustos, pero si hay alguna que está de moda, es la sal Maldon, quizás porque es la más facil de encontrar en nuestros supermercados. Y de ella hablaremos más adelante. En la actualidad tenemos sales de todas las clases, colores, formas, grosor y sobre todo de cualquier lugar del mundo: India, Chipre, Bretaña, Australia, Peru, Hawaii y un largo etcetera globalizador.





8 comentarios:

  1. ni sabia de la existencia de ningun tipo de sal que no fuese la fina o la gorda....

    buen post,tambien te digo que soy muy tiquismiquis,no le echaria esas sales a ningun huevo frito....

    ResponderEliminar
  2. Nena y pensar que en la posguerra un señor iba con el hueso del jamón metiendolo en los pucheros, previo pago de su importe, para que la sopa tuviera sustancia.

    Lo que es la vida, ja ja ja

    Un besazo y viva la evolución.

    ResponderEliminar
  3. Yo que no soy un experto en sales, como es notorio, distingo entre dos sales la mineral y la marina. Suelo usar la marina por razones de salud, tengo entendido que es menos dañina y mas completa en propiedades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jolines cuantos tipos de sales...
    y yo que solo conocía la fina y la gorda.
    Como dice el dicho nunca te acostarás sin saber algo nuevo. Y que cierto!
    Bueno guapa ya estoy de vuelta a ami mundo.
    Y me alegro de volver a leerte.
    Un muas**

    ResponderEliminar
  5. Hola, buenas tardes. Algunas veces uso la sal marina. De las que mencionas no tenía idea.

    Un placer pasar y conocer cosas nuevas. Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  6. Que entrada más salada!!!!, podría mirar lo de esa sal, la maldon, preguntándole al señor google, pues me has despertado la curiosidad, pero no, voy a ser bueno y esperaré a que tú me lo expliques en uno de tus post...

    Abrazos Neuri.

    P.d: Lo peor del dolor es sin duda que viene sin que nadie le invite y nunca sabe uno cuando se va a marchar, y si ya se te instala en casa, apaga y vamonos...Así que prepara agua hirviendo y si no se marcha se la echas por encima.

    ResponderEliminar
  7. Aquí salvo la fina y la gorda, tampoco conocía las demás.

    Un abrazo queridísima Neuri, acaba de llegar el macho "alfa" y voy a preparar algo rápido para la cena: huevos fritos con sal fina marina de mesa...

    Después de todo el día por ahí, me prepararé un barreñito con agua calentita y dos puñadítos de "sal gorda"... jajajajaja

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  8. MMMH... me encanta cocinar, este conocimiento me servirá mucho para experimentar nuevos sabores.

    Gracias amiga. Un abrazo

    ResponderEliminar