Seguidores del blog.

20110119

Los Denisovanos: genoma de un nuevo hominido.


Cráneos de Neandertal [Foto: CSIC]

.
Describen el genoma de un nuevo homínido.

Un equipo internacional de científicos, con participación española, confirma en un estudio, que se publica en Nature, que los restos óseos hallados en la cueva de Denisov, al sur de Siberia (Rusia), pertenecen a una nueva especie de homínido bautizado como los denisovanos, que compartió un origen común con los neandertales.

A principios de este año, Svante Pääbo, director del Departamento de Genética del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania), y un equipo internacional de investigadores demostraron que el ADN mitocondrial del hueso de un dedo de hace 30.000 años encontrado en una cueva de Denisov, al sur de Siberia (Rusia), contenía una secuencia genética inusual, lo que sugería que se trataba de una forma de homínido antigua no descrita hasta ahora.

Los últimos análisis del genoma nuclear de este homínido extinto y preservado en Denisov, y la morfología de un diente del mismo espécimen sugieren ahora una historia diferente para la población de los ahora llamados Denisovanos, en comparación con otros grupos de homínidos.

"Combinado con la secuencia del genoma neandertal, el genoma denisovano sugiere un cuadro complejo de interacciones genéticas entre nuestros ancestros y distintos grupos de homínidos antiguos", declara Pääbo.

Al comparar la secuencia del genoma denisovano con la de los genomas de los neandertales y de los humanos actuales, los investigadores demuestran que los denisovanos eran un grupo hermano de los neandertales, y descendían de la misma población ancestral que se había separado antes de los ancestros de los humanos actuales.

El estudio, que se publica ahora en Nature, también muestra evidencias de secuencias genéticas de los denisovanos en los actuales melanesios (habitantes de la región de Oceanía que incluye la isla de Nueva Guinea), lo que apunta a una mezcla entre los denisovanos y los ancestros de los melanesios. Al igual que los neandertales se mezclaron con los ancestros de los no africanos actuales.

Según Tomàs Marquès-Bonet, investigador en el Instituto de Biología Evolutiva (IBE), centro mixto de la Universidad Pompeu-Fabra (UPF) y el CSIC, único investigador español participante, las regiones estructurales variantes del genoma son "típicamente difíciles de caracterizar y están relacionadas con ciertas enfermedades humanas que indican, al mismo tiempo, que el genoma de los denisovanos, al menos por algunas regiones, es más arcaico que el de otros homínidos, ya que comparte algunas características con el genoma del chimpancé”.

Contribución al genoma de los melanesios. Los denisovanos parecen haber sido un grupo de homínidos que compartían un origen común con los neandertales antiguos, pero posteriormente tuvieron una historia y evolución diferentes. A diferencia de los neandertales, los denisovanos no contribuyeron a todos los genes euroasiáticos de la actualidad.

En cambio, parecen estar más estrechamente relacionados con las poblaciones modernas de Melanesia —región de Oceanía que incluye la isla de Nueva Guinea—, lo que sugiere que hubo mestizaje con los antepasados de los melanesios. Los actuales tienen entre un 4 y un 6% del material genético de los denisovanos extinguidos.

El hecho de que los denisovanos hayan sido descubiertos en el sur de Siberia y que aún así haya trazas de su material genético en las poblaciones humanas modernas del sudeste asiático, sugiere que este grupo de homínidos pudo ocupar gran parte de Asia durante el Pleistoceno tardío (hace unos 50.000 años).

Una niña de 6-7 años. Tras el análisis de ADN nuclear de los restos encontrados, los investigadores han deducido que el hueso del dedo de Denisov era el de una niña de cerca de 6 ó 7 años de edad que pertenecía a un grupo de homínidos que comparten un origen genético común con los neandertales y, al mismo tiempo, demuestra una serie de características que abogan por una historia poblacional diferente para este grupo de homínidos.

El análisis de un diente del mismo espécimen, muestra una morfología diferente de los neandertales y los humanos modernos, de hecho se parece mucho más a formas antiguas de homínidos como el Homo erectus o el Homo habilis. En combinación con la secuencia del genoma del neandertal publicada por el mismo equipo a principios de este año, el genoma del denisovano sugiere una imagen compleja de interacciones genéticas entre nuestros antepasados y otros diferentes grupos de homínidos antiguos que convivían en ese momento.


25 comentarios:

  1. Nada que al final va a ser verdad que venimos del mono, bueno mirando a ciertos especímenes no me extraña tanto...jajajjaj, es broma.

    Ahora medio en serio, cuanto más escarban en nuestras ancestrales raices más naipes del castillo se van derrumbando, veremos cuanto aguantan los cimientos y si no acaba Darwin hasta siendo hecho santo por la Iglesia, pues van a acabar esto diciendo virgencita dejanos como estabamos....

    Abrazos Neuri.

    ResponderEliminar
  2. Estos descubrimientos antropológicos son apasionantes pues hace que nuestra imaginación haga extrapolaciones todavía no demostrables científicamente. Gracias por la información. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante, madame. Me apasionan estos hallazgos. Lo que pasa que en lugar de avanzar en el estudio, parece que cada vez se complica más. Cada vez aparecen nuevos hominidos, y la maraña ya es tremenda.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. hola amiga!!
    Me ha encantado toda esa información que nos das.
    Siempre lo he pensado «No estamos lejos del mono»pero se que hay quien esa posibilidad le ofende, ¿Será que yo amo a los minales? jaja!!.
    Déjame reír, porque nada sabemos y los hallazgos cada día nos sorprenden, el hombre te aseguro que llegará a saber su verdad
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  5. No tenía ni la más remota idea. Te veo muy puesta en el tema genético y paleontológico, yo soy más científico aunque estas ciencias humanas me agraden.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. que complicado para entender la degeneración del ser humano actual

    ResponderEliminar
  7. Gran descubrimiento, parece aportar con más pistas para armar nuestra historia evolutiva. Cuando los antropólogos descubren cosas así deben romperse la cabeza para intentar reubicar sus ideas, y deducir los posibles escenarios de la antigüedad. Es un trabajo detectivesco a escalas de tiempo asombrosas.

    Un aullido

    ResponderEliminar
  8. Dentro de lo que pienso creo que sería lo más lógico. Xq no pensar en que una especie puede desarrollarse e ir cambiando con el tiempo. Exelente material. besos

    ResponderEliminar
  9. Muy lindo post. Y excelente el texto.
    Algún día sabremos de qué especie evolucionamos...

    Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  10. ACRÓBATA: Pues si, parece que descendemos del mono, aunque algunos más que otros....

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  11. EMEJOTA: La verdad es que nuestra imaginación se dispara con todo, debe ser que tenemos demasiada.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. CONDESA DE CROISSANT: Es lo que tienen los paradigmas de la ciencia que cada nuevo descubrimiento implica nuevos replanteamientos que a veces tiran por tierra los anteriores.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  13. Monja de Clausura Orden de Predicadores: Imagino que algún día el hombre conseguirá saber la verdad, espero que sea en este mundo y que no tarde demasiado que si no me lo pierdo.

    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  14. El Sibarita Pobre: La verdad es que me gustan todas las ciencias, incluida la antropología.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Noelplebeyo: Sinceramente creo que eso es cíclico, cada vez que una sociedad va alcanzando el culmén se degenera y se fastidia la cosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Carlobito: Estoy de acuerdo contigo, es un trabajo de detectives aunque de lejos parece aburrido tirarse meses estudiando un molar para sacar las conclusiones de como era ese hominido al completo, si era infante o adulto, hembra o macho, si tenía un craneo grande o chico....

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. El Ser Bohemio: gracias por tu comentario.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Luna: Gracias amiga, comparto tu reflexión y también me gustaría de donde procedemos exactamente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Cómo trabajas, queridíma Neuri!... Estupendo post. Un tema que le encanta a mi marido y ¡ya sabes!, de vez en cuando, le escucho.

    Ah!, yo del mono no vengo. De ahí vendrá acróbata... Bueno, en serio, yo también querría antes de abandornar el mundo saber toda la verdad. Y no solo de ésto, sino de todos los misterios que faltan aún por resolver.

    Muchos besos, Neuri y felicidades.

    ResponderEliminar
  20. Towanda: Hola reina, tu escucha a ese hombre ¡que tiene el cielo ganado!. Y de acuerdo con lo de acróbata.

    Conocer toda, toda... la verdad va a ser mucho para mi, que me puede dar algún jamacuco del susto.

    Un día de esto te pongo por aqui hacia donde evoluciona el hombre, no es tan bonito como lo de los abanicos pero también queda decorativo.

    Mañana no te lo puedo poner porque toca Paola, que es otro gran misterio de la naturaleza que podemos ir resolviendo.

    Towandaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  21. Ja, ja, ja......que graciosillas!!!! ya me vengaré, ya.....jajajjajaj.....Ay Dios perdonalas que son de monas!!!....jajajjja

    Ala ahí queda eso.

    ResponderEliminar
  22. A estas alturas lo que resulta aberrante es negar que en nuestro pasado evolutivo, nuestros ancestros habitaban en "El Planeta de los Simios".
    Estas cosillas resultan interesantes.
    Una entrada interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. De acuerdo, si le escucho (no siempre. Muevo la cabeza asintiendo para que crea que lo hago). Es el mejor hombre que hubiese imaginado... Y ¡sin duda! una grandísima persona. Y ¡me aguanta!. He tenido mucha suerte.

    Encantada de seguir las historias y misterios de Paola y Anastasia.
    Nuevo grito de guerra:

    Neriwandaaaaaaaaaa!!!!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  24. Me encantó la entrada...estupenda información. Son descubrimientos antropológicos interesantes.
    Gracias por la información.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Muy interesante información sobre nuestros orígenes, aun no esclarecidos del todo, una información muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar