Seguidores del blog.

20110113

Mi vida sin ti.





Este título de "Mi vida sin ti" parece el anuncio de una ruptura reciente, de alguien enamorado durante lustros y que ahora se replantea su vida sin el objeto de su amor. Sin embargo, es el título de una página web creada por personas relacionadas con temas sanitarios que te ayudarán a llevar tu vida sin él.



¿Y quien es él? Pues por la foto ya sabeís que es el innombrable y abobinable tabaco, en ristre de nuestros resecos labios. Con su humeante señal para indicarnos que esta alli, que sigue alli y que puedes acompañarle. Dicen que la Ley Antitabaco esta acabando con el cigarrillo insolente e insolidario que infiltra sus malos humos en los pulmones de los fumadores pasivos. También dicen que sus precios agravados por la crisis son detractores de su consumo. Quien sabe si incluso esas campañas agresivas donde se mostraba un pulmón a la parrilla, todo negro y churruscadito por los años sometidos al maldito zahumerio.



Personalmente no estoy ni a favor ni en contra del fumar, si no todo lo contrarío. Esa maldita empatia que me acompaña sin haber sido invitada, me lleva a comprender a esa nueva estirpe de parias que ahora deberan fumar a escondidas "so pena de la mi merced" de ser multimultados. Pero también comprendo a los delicaditos de la mesa de al lado que se les mete el humo en el ojo y les hace estornudar. Y les comprendo porque el humo del cigarrillo me sienta fatal, lagrimeo, lloro, toso...pero no les digo nada ni pataleo. Pero si me da pena el daño que se hacen y el que hacen a los que tienen al lado. Siempre que hablo del tabaco me acuerdo del señor Freud y de la enfermedad de Buerger.



Desciendo de una saga de grandes fumadores, con varios caidos por la causa con cancer de pulmón, y acostumbrada desde la cuna a inhalar el humo de los cigarrillos. A celebrar en fiestas varias todos los acontecimientos con un cigarrito y a pertenecer a una generación donde las chicas que fumaban eran mejor vistas, mas modernas, mas sociables y mas en todo.



Pero como siempre he sido rarita en mis costumbres, pues yo no fumaba. De echo nunca he fumado, pero estoy acostumbrada al humo del cigarrillo, y a decir que no cuando me ofrecian el cigarrillo de rigor. Tenía una amiga en la universidad que se ponia cansina diciendome que fumará, que a ella fumar sola le resultaba muy aburrido. Pues a mi me resultaba aburrido fumar aunque fuese acompañada, asi que...a volar libre.



Por tanto paso a informar que de eso se trataba: Mi vida sin ti es un portal de carácter informativo. Sus contenidos pretenden ayudar a los usuarios en el proceso de dejar de fumar. El portal cuenta con distintas secciones con materiales que ayudan al propósito. Los encargados de la página ponen a disposición de los usuarios materiales que van desde las guías a los folletos, pasando por herramientas multimedia e incluso aplicaciones. Todo parece poco para ayudar a otros a dejar de fumar.



Los usuarios que acuden al portal Mi vida sin ti, además de información, pueden participar en foros destinados a compartir dudas o sensaciones con otros usuarios. De esta manera se hace que las distintas personas que pretenden dejar de fumar encuentren un espacio en el que se les apoye y se les comprenda.




La iniciativa es totalmente independiente. No está vinculada a ninguna organización, entidad o institución. Los creadores destacan que la decisión de dejar de fumar es personal, de cada uno, y que ellos solo pretenden ofrecer elementos de ayuda para las personas que quieran utilizarlos. Su comunicado de presentación finaliza con la siguiente máxima: “puedes vivir sin tabaco y el tabaco puede vivir sin ti”.

La dirección de esta web os la dejo más abajo:

37 comentarios:

  1. Yo soy una conversa y como conversa, soy intolerante. Dejé de fumar hace cinco años, sin esfuerzo, después de haber fumado durante quince...sólo puedo hablar por mi, pero al cabo de una semana en la que eché mucho de menos el cigarrito de después y el de después de cenar, me sentía como si no hubiera fumado nunca, sólo que mejor. La mayor parte de la adicción es mental, porque una duerme ocho horas y el mono no la despierta...y, la verdad, que alegría salir a tomar unas copinas sin volver con esa porquería de olor en el pelo ;)

    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  2. Yo no fumo, no soporto el olor del cigarro impregnado por todas partes, mi esposo fuma lo esta tratando de dejar, le ha sido dificil pero casi lo logra ja.
    besos de México

    ResponderEliminar
  3. linda iniciativa para quienes fuman... ojala y paren pues el fumar solo conduce a la muerte...mutilacion...

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  4. Yo fumo entre cinco o seis cigarrillos diarios y voy a seguir haciéndolo.

    Sé que no seré el más sano del cementerio y que los no fumadores enterrados allí tendrán unos pulmones más limpios pero bueno... lo soportaré estoicamente toda la eternidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. no es intolerancia...es cuestión de salud

    ResponderEliminar
  6. Seria, correcta y respetuosa tu postura y la entrada sobre el tabaco. Creo que se puede conciliar el dercho a fumar con el derecho a respirar de los no fumadores, y no convertir a los primeros en proscritos o apestados. No quiero añadir más, sólo sugerirte que el humo siempre fue inspiración, y de él pueden haber salido muchas obras de arte: te dejo tres enlaces por si te interesa saber lo que pienso yo de esto, lo que piensa una amiga bloguera y la defensa del tabaco que hizo Sabina hace tiempo:

    http://pacohidalgo63.blogspot.com/2011/01/gracias-tabaco.html

    http://nataliasenmarti.blogspot.com/2011/01/parte-ypunto-y-aparte.html

    http://www.youtube.com/watch?v=kGlXUfSByYA&feature=player_embedded

    Un placer leerte y poder saludarte.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la Ley antitabaco. Incluso cuando fumaba me molestaba estar en un restaurante disfrutando de la comida y que los de la mesa de al lado se encendieran medio paquete de Ducados ahumándome como a un salmón noruego. Hoy en día, cunado alguien se enciende un cigarrillo en un bar a mi lado le digo que lo apague inmediatamente (lo he tenido que hacer un par de veces). Para mi la lógica es evidente: el que molesta es el que se aparta, y el humo del tabaco molesta.

    además llevo casi dos semanas sin fumar y no me está costando tanto como creía, todo es empezar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Tu entrada de hoy no me parece para nada casual, hace una semana que no fumo y estoy en camino de dejarlo. La verdad se hace muy difícil pero estamos en la lucha. Gracias por compartir la página ahora mismo voy a entrar y aprovechar el material. Te mando un beso y espero que estés bien

    ResponderEliminar
  9. Hola amiga:
    Yo fui fumadora durante 31 años, empecé a los 9 y lo dejé al entrar al monasterio con 40 años. Nunca antes pude dejarlo, el ambiente hospitalario tampoco lo favorecia, pero fue entrar de monja y no acordarme más de él. Hoy el olor me molesta, pero puedo afirmar «Me sigue gustado fumar, todo lo que hacía antes de ser monja me sigue gustando »Evidentemente ya no necesito nada de lo que necesitaba antes.
    No me parece bien que se multe, pero sí que suban los precios, es una manera de regular poco a poco su consumo. No es bueno fumar, lo sabemos pero....
    Recibe un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  10. ALMALAIRE: Haces bien preciosa, que eso de fumar además del olor en la ropa, el pelo y las cortinas afea mucho y enferma el cuerpo.

    Pero no quiero que seas intolerante, porque las adicciones como el tabaquismo son dificiles de superar. Hay personas que fuman, pero no son adictos.

    Multibesos de colores y libres de humo.

    ResponderEliminar
  11. GEMINIS: Yo también soy geminis y tenía un marido fumador, bueno entonces eramos novios.

    Consegui que dejará de fumar gracias al amor, le hice elegir entre el cigarrillo y yo. Y salio ganando el cigarrillo, entonces cambie la estrategía y un día le dije: "por cada cigarrillo que fumes, yo fumare tres".

    Penso que era broma, pero así lo hice. Primero dejo de fumar el tiempo que estaba en casa, y luego se dio cuenta que si podía estar esas horas sin humo también podía estar sin fumar en el trabajo.

    Bueno geminis espero que lo consigais.

    ResponderEliminar
  12. Poeta del Cielo: Gracias amigo poeta y has dado en el clavo cuando has utilizado la palabra "mutilación" a veces es mas pavorosa que la palabra "muerte".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. TORO SALVAJE: Pues yo que creía que ibas a ser eterno, pero en vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Noelplebeyo: yo si veo cierta intolerancia en la forma que se esta llevando a cabo la erradicación del humo cigarrero (que no el de fabricas, coches...).

    Tan intolerante es marginar a alguién porque necesita fumar como también considero intolerantes a los fumadores que te ponen el cigarrillo delante de la cara para que te tragues su humo.

    Creo Noel que los seres humanos tendemos a la intolerancia aún cuando sean cosas razonables.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. PACO HIDALGO: Gracias por tu comentario y me temo que veo poco caracter conciliador en este tema por parte del personal.

    Espero que no terminemos construyendo "Clubs sociales de Fumadores" al estilo de aquellos "Fumaderos de Opio" que se trasladaron al Salvaje Oeste desde Oriente.

    He leido los enlaces que me has comentado, y ya se lo que opinas sobre tu libertad de fumador. Aunque matizaría que para los adictos su tabaquismo no se ejerce desde la libertad personal, si no desde las ataduras de los circuitos de recompensa de su cerebro.

    Y esas ataduras me consta que son muy fuertes, a veces imposibles de romper. De ahi surge mi tolerancia hacia el tabaco, aunque me desagrade su proximidad. Y no sea fumadora ni activa ni pasiva, porque salgo huyendo de las proximidades cuando me llega el olorcillo a tabaco.

    Y desde luego que es incongruente y también un tanto cruel haber gestado generaciones de fumadores porque la publicidad y las arcas del estado se enriquecian notablemente con ello.

    Y despues de haberles echo caer en sus redes tabaqueras, darles ahora el bofetón de la Ley Antitabaco y el intentar quitarles el cigarrillo de los labios a fuerza de golpes, morales y al bolsillo.

    Con las peores artes del chivateo del ciudadano de a pie que asume las funciones de ser el guardian de su hermano, como aquellos famosos Cain y Abel...Que los humanos somos muy malos y si se nos da mando, peores.

    Por mi parte lamento que con tu profesión el tema sea menos llevadero y hasta vayas a tener que coger el coche para ir a fumar a un descampado.

    Aunque todavía podríamos dar gracias de que no te pongan una máscara en la boca para que no exhales el tufillo a cigarro recien fumado cuando vuelvas a clase.

    Por que tal y como se estan poniendo las cosas, estos politicos ¡miedo me dan!

    ResponderEliminar
  16. El sibarita pobre: Ya me había dado cuenta que estabas en el intento porque vi el Quitometro en tu página. En la web Mi vida sin ti tienen tres modelos más por si quieres cambiar de look.

    En esto de fumar y luego no gustar que te echen el humo de otros mientras estas en el restaurante. Sucede como a la gente que nos mareamos cuando vamos en coche, que si somos nosotros los que conducimos pues ni rastro del mareo.

    Mis saludos más cordiales.

    ResponderEliminar
  17. El Ser Bohemio: me alegra que te sea util el post de referencia, ya me contarás como llevas el tema. Es dificil pero no imposible, sobre todo para ti.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Monja de Clausura Orden de Predicadores: Mi querida Sor Cecilia, porque será que no me sorprenden tus palabras.

    Se por las lecturas que te gusta la vida, en toda su intensidad, y que nunca lo mas sano se considera lo más interesante ni lo más intenso.

    De todos los colectivos creo que el personal sanitario, al que tu has pertenecido, es el que más fuma. El que necesita suavizar su ansiedad y los momentos de estres con un cigarrillo.

    Un cigarrillo que muchas veces también nos fumamos por inercia social, por ser miembro de la tribu y pasarnos la pipa de la paz.

    Sin embargo, si nos separamos de ese circuito social que presiona ofreciendonos uno más de la cajetilla, también nos separamos de la propia necesidad del tabaco.

    Tu vida es tan plena para ti, que no necesitas nada de lo que antes necesitaste. Y me alegra ver que existen las personas felices por dentro y por fuera, como tu.

    Aprendo mucho de ti, a través de tus palabras y a través de tu ternura y tolerancia. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. He de decir que fumo... No mucho, pero lo hago.

    A pesar de fumar no me gusta que me metan el humo por los ojos en la barra de un bar; ni me gusta el olor de una colilla mal apagada...

    Cuando voy a comer a algún restaurante reservo siempre mesa en "no fumadores". Mi marido es el que se cabrea y se sale a la calle a fumar (lo hacía ya antes de la ley). Le respondo siempre lo mismo: "que no había sitio en fumadores".

    Y, a pesar de eso, estoy en contra de esta Ley del gobierno... Una ley que debía haber permitido a los hosteleros elegir si su local se quedaba para fumadores o para no fumadores. Tanto prohibir, no creo que sea bueno.

    Gracias por tu respuesta en el post anterior y por brindarme tu ayuda. Eres un cielo. Se trata de cosas, en las que no podemos ayudar. Cosas que te cuentan que son muy tristes; te llenas de la pena de los demás y te la traes a casa...

    Una amiga mía que es psicóloga díce que, en ocasiones, un exceso de empatía no es bueno... que te hace daño. ¡Tiene razón, seguramente! pero "cada uno es cada uno"...

    Hoy de nuevo estoy casi pletórica. El único problema de hoy es que mi ordenador (ya es mayor con solo 3 añitos) se quiere despedir de este mundo y va muuuuuuuuy lento.

    Bueno, bueno, un precioso Slide con todos tus haikus... ¡Precioso!.

    Muchísimos besos. Ya puse nuestro abanico y queda precioso con su texto dentro. Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  20. TOWANDA: Coincido totalmente con tus opiniones, tu eres fumadora pero respetas el espacio de los no fumadores, yo no fumo pero pienso que se pueden compartir los espacios urbanos.

    Que no se trata de hacer ghettos ni de comenzar a prohibirlo todo. Me parece totalmente normal que se fume en terrazas y bares, y no me parece bien que se fume en un restaurante.

    Sencillamente porque el cigarrillo que tan bien sienta a un señor despues de comer, a mi hace que se me atragante la comida.

    Si las personas tuviesemos más sentido común y más consideración hacia los demás, no nos molestariamos con temas como este.

    Pero para que nos vamos a engañar esto no ha salido para que no te echen humo, ni para proteger tu salud...simplemente ahora toca prohibir lo que antes era una moda tan guay como fumar.

    Eras una chica más moderna o un chico más seductor y varonil como nuestro Humphrey Bogart. Pero hoy priman otros intereses.

    Bueno me alegro que hoy estes más contenta, que yo también padezco de empatía, y a veces también duele mucho el dolor ajeno.

    Pero en el mundo tiene que haber de todo, aunque los psicologos aconsejan comprarse un hule de plastico y ponerselo por la cabeza, para que los demás se desahoguen contigo pero no te empapen demasiado de sus penas.

    Tu ordenador es muy jovencito para tener achaques, quizas solo necesitas que alguien formatee tu disco duro (el de tu ordenador, digo).

    A veces se llenan de tanta basura que se convierten en Diogenes con sus trastos a cuestas.

    Quiero decir que cada vez que entras y sales de un sitio, que creas documentos, que se crean copias de seguridad tu disco duro se va llenando de archivos inservibles y al formatearlo queda limpio y como el primer día, rápido y veloz.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. Una iniciativa interesante.
    El tabaquismo es un problema de salud pública, como lo es el cáncer de colón o el alcoholismo.

    Es complicado no estar a favor o en contra, solo que esto ahora esta en el tintero y muchos pescan en río revuelto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Manuel: Yo lo veo más relacionado con el alcoholismo, puesto que los dos han sido potenciados por los gobiernos de todos los paises como generadores de dinero en impuestos.

    Y ahora estan viendo que les sale más caro el collar que el perro, que todo lo que ingresan los paises por venta de alcohol o tabaco, se quintuplica en gastos sanitarios y repercusiones en la salud y las consiguientes bajas laborales.

    Los dos son drogas, crean adicción y causan mas muertes que los accidentes de coche y los cardiovasculares, y ese es el quid...que estan teniendo costes muy caros. Si no, a los gobiernos le daría igual que tomasemos alcohol etilico que metilico, si pagan impuestos...

    Saludos, Doc.

    ResponderEliminar
  23. He dejado de fumar, aunque no definitivamente, eso lo sé.
    Muy buena la iniciativa que presentas.

    Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  24. Yo sé de alguien a quien le voy a sugerir la página web. ^^

    Yo nunca he fumado porque nunca me ha gustado y agradezco esta prohibición aunque entiendo que a los fumadores no les haga ninguna gracia.

    Yo respeto a todos los fumadores pero ahora tendrán que ser ellos los que respeten a los no fumadores.

    Y que conste que pienso que tanta prohibición a la que estamos siendo sometidos últimamente no es la solución a nada.

    Un saludo sin malos humos ^^

    ResponderEliminar
  25. Si es que tenemos sensibilidades taaaaaaan parecidas que por eso congeniamos bien.

    El ordenador ha sido formateado, se quemó el disco duro y tiene uno nuevo, le paso cleaner casi todas las noches... Se vé que quiere irse a un cementerio de residuos electrónicos ¡y míra que le mimo!....

    Hoy estoy feliz. Conocí al creador de mi cabecera en el blog (más bien le abordé) y me ha autorizado a la difusión, sin problemas, de su obra y ¡encima! me ha concedido una mini-entrevista para hacer una entrada...

    Siempre, siempre, siempre después de un nublado sale el sol, Neuri.

    Un besazo fortísimo.

    ResponderEliminar
  26. Cada vez disfruto menos el tabaco pero lo necesito más. Quiero dejarlo. Para hacer una cosa así tienes que sentir que ha llegado el momento, tienes que estar muy concienciado. Creo que se acerca el momento...

    Por otro lado conozco gente que lo dejó y volvió, no concebían la vida igual sin el cigarro. Eso no me anima precisamente a dejarlo.

    El tema es muy, muy complicado, más si lo sufres directamente. Lo has abordado con una apertura mental excelente.

    ResponderEliminar
  27. Desde el día veintitres de diciembre no he vuelto a fumar, después de llevar fumando más de cuarenta años, lo estoy pasando un poco mal, pero no pienso volver a la nicotina de eso estoy segura.
    Y no estoy de acuerdo con la ley para nada.
    Saludos, la entrada está super bien.

    ResponderEliminar
  28. Luna: Pues me alegrá que hayas dejado de fumar, y espero que sea algo definitivo. Porque el tabaco no tiene nada positivo pero si muchas cosas negativas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Isamonalisa: Totalmente de acuerdo contigo y si quieres también le puedes recomendar el post del tabaquismo, donde vemos la parte mas desagradable y negativa del tabaco.

    Yo también soy tolerante con los fumadores y agradezco cuando estoy en un restaurante que algunos me pregunte si me molesta el humo. Es un buen gesto, aunque no le digo que me molesta.

    Las prohibiciones no son buenas, pueden tener un efecto rebote. Deberían concienciar, pero requiere tiempo y dinero, dos cosas de las que andan escasos los políticos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Towanda: Que le haces a ese disco duro que me lo has quemado, a ver si le vas a estar echando el humo del tabaco.

    Tengo muchas ganas de leer esa entrevista...será un bombazo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Garcibañez: Tienes mucha razón porque el tabaco al igual que las drogas ilegales cada vez te ata más y te da menos satisfacciones.

    Dejarse se puede, mi marido y mi padre hace mas de diez años que dejaron de fumar y no han vuelto. Mi padre un día dijo que ya no quería fumar más y así sin mucha premeditación ni mucha convicción no volvio a fumar. Yo diría que a lo tonto, sin prestar mucha atención a su hazaña.

    A mi marido le costo más dejarlo, pero como ya conte más arriba cuando empezamos a salir le di a elegir entre el tabaco y yo. Pero eligio el tabaco. Así que le hice chantaje puro y duro, y por cada cigarrillo de él yo fumaba tres, con todo el asco que me da. Pero él con tal de que yo no fumara dejo de fumar, y tampoco ha vuelto a hacerlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Isabel Alvarez: Piensa que tu eres la que mandas y tu cerebro lo tiene que entender. Al principio dicen que se pasa mal por el sindrome de abstinencia, pero eso no es nada con la satisfacción que sentirás de haberte liberado de algo que consideras un vicio nocivo, una adicción perjudical...y al fin y al cabo de una obligación que no tienes por que aceptar. Si tu no quieres, no fumes; porque tu eres más lista que tus cigarrillos.

    Besos y animo.

    ResponderEliminar
  33. Jajaja, se quemó debido al stress... La mini-entrevista y el repaso a la obra del autor, ¡ya está!.

    Un beso. Acabo de leer tu siguiente entrada y es ¡espeluznante!.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Towanda: Ya leí esta tarde tu debut como reportera, estas echa un hacha y que preciosas son las acuarelas de este hombre.

    Enhorabuena por tu post, querida amiga.

    ResponderEliminar
  35. Muchas gracias. Hace años en la Uni, cuando estudiaba, hice con un grupo de trabajo una entrevista a E. Tierno Galván... me pareció un ser entrañable (no entro en valoraciones políticas) me refiero a lo que me transmitió como persona. Con este artista, me ha sucedido lo mismo. Además, cuando le agradecí bla, bla, bla... me díjo que no fuera tan confíada con las personas... ¿Qué me díces?. Es algo que me díce la gente que me conoce mucho y ha sido toda una sorpresa.

    Muchas gracias por... ¡todo!.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  36. Hola Towanda, veo tu comentario con retraso; pero tienen razón. Y la entrevista genial, la de Tierno Galvan nos la puedes publicar otro día por estos lares.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Anónimo9:03

    Fui fumadora activa durante 11 años! hoy cumplo veinte dias sin fumar, era de las personas que fumaban para entrar al baño, para platicar, para leer, para tomar,para el estress, para los nervios.. para miles de cosas si, le sigo no me alcansaria el espacio!.Es un reto al principio algo pesado porque esta el clima en tiempo lluvioso, me encantaba hacerlo con el fresco de la lluvia(pretexto)tras la ventana.Simplemente deje de fumar, sin parches, sin chiclets, sin excusas! he sentido algunos mareos y hormigueos en las manos, pero sigo en pie y creo que no morire por esto AL CONTARIO!.Un cigarrillo ya no se me antoja.Guando me preguntan ¿gustas un cigarrillo? me siento bien al contestar GRACIAS NO FUMO. =)

    ResponderEliminar