Seguidores del blog.

20110127

Que soy.




Os presento este monolito o mejor dicho modelito de cartón, con forma circular y totalmente hueco en su interior. Y no vayais a pensar que por ser de cartón su precio es más barato frente a los realizados en maderas nobles. En ese aspecto podemos decir que si es mucho más ecológico, sobre todo teniendo en cuenta que este año se celebra el Año Internacional de los Bosques.

La últimas propuestas decorativas utilizan el cartón como material de construcción y substitutorio al material convencional. En este caso, se trata de un diseño de mesa con su propio ambiente y  fabricada toda de cartón

Vista de fuera, esta mesa tiene forma de tubo, pero la gracia está en su interior. El mueble está hecho a partir de láminas de cartón juntas la unas con las otras y está diseñada por el arquitecto John Lum. Hasta 20 comensales pueden sentarse y comer juntos en esta mesa tubular, bautizada como The Dinning Womb.

Un mueble ecológico que sigue la línea de aquel bar de Lisboa hecho mayoritariamente de cartón, que incluso podría utilizarse en algún bar y restaurante de diseño y “molón” de alguna ciudad de moda. Una de esas ciudades en las que seguramente se toman un kopi Luwak a la luz de la luna.

Dicen que es una mesa perfecta para el aislamiento del ruido exterior y muy íntima (la única luz que entra por allí es la de los laterales, ya que utilizar unas velitas sería algo arriesgado y por ende lacrimoso).

En cuanto a inconvenientes parece algo claustrofóbica e incomoda para cuando alguien tenga que levantarse para ir al baño. O para cualquier otra urgencia, ya que salir de alli se convierte en todo un poema cuando estan todos los comensales sentaditos, iba a decir por las esquinas pero como no tiene.

Quizás lo que sorprende más de esta propuesta no es que se utilice el cartón como material de fabricación, ya que de ejemplos hemos visto unos cuantos, sino más bien su forma tubular que, vista de perfil, tiene un aspecto elegante, acogedor y romántico no apto para claustrofóbicos.

Nuevamente para gustos, colores. Y desde luego no tengo intención de comprarmela, que me recuerda demasiado al aparatito de la Resonancia Magnetica Nuclear y con la de veces que entro en ella, encima no me voy a comprar una mesa que me la recuerde.



.

28 comentarios:

  1. Es terriblemente claustrofobica así que si la montas en cas me invitas a comer en la cocina
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Neuri, gracias por tus hermosos comentarios, ¡te tengo que querer sin más remedio!.
    Con respecto a la mesa... ¡yo tampoco la quiero!soy bastante claustrofóbica y ¿de cartón?, si se derrama el vino o el agua ¿qué pasa?.
    Vanguardista, pero poco eficaz.
    Un abrazo y permíteme un ¡beso en tu frente!.

    ResponderEliminar
  3. Vaya con la vanguardia, por una parte bien, ecológica la mesa. Pero...con velitas, y si se caen?
    No me imagino en esa mesa.

    Saludos enormes.

    ResponderEliminar
  4. Mas bien parece un objeto de decoración y diseño, original pero poco práctico, aunque sea de cartón y mantenga todas sus virtudes. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. dificil esa mesa amiga... sobretodo la parte de querer ir al baño... y lo de claustrofobico no mucho....pero dificil de verdad

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  6. Esta bien para un museo de arte moderno...tendrian que desarroyarlo mejor para que nos sirviera en la vida cotidiana...pero hay de todo en este mundo que viven de estas cositas...un besote

    ResponderEliminar
  7. A mí me gusta pero como decoración y en otra casa, que no en la mía... Para ir a hacer pis tienes que salir a gatas y, efectivamente, es como un aparato de Resonancia.
    Ya habrá lista de espera para adquirir uno. Uf! qué mundo y eso que dícen que ya tenemos todo inventado... ¡Qué va! anda que no quedan cosas por inventar.

    Un abrazo y felicitaciones por mostrarnos cosas tan curiosas. Ah! y besos y más besos por el estilo que imprimes (marca Neuri) en cada post.
    ¡A currar!.

    ResponderEliminar
  8. ¡Coloco eso en mi comedor y no me cabe nada más!

    Si tuviera que comer en esa mesa procuraría sentarme en alguna esquina...

    ResponderEliminar
  9. Pues cuando he llegado al final de la entrada me he encontrado con lo que a mí me ha recordado desde el primer momento. Un equipo de Resonancia Magnética Nuclear, en este caso "familiar". Quizá para hacer experimentos de grupos, pero queda claro que poco intimista.
    Mi casa como es pequeñita hace que yo prefiera, para cualquier reunión, espacios grandes y si son abiertos mejor.
    No obstante que hay que reconocer que es de una estética original.
    Un abrazo y besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo la verdad no me la compraría, la veo original pero no me entusiasma, y tienes razón parece la máquina de resonancia magnética
    Un duce beso ecológico

    ResponderEliminar
  11. Me gusta este no rromper el silencio sino es para mejorarlo, aunque sea una difícil tarea.
    Un blog interesante. En cuanto al invento me gusta el diseño para verlo pero lo encuentro agobiantre, independientemente de del materias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Respecto a la moda de construir muebles de cartón, el otro día vi a unos mendigos borrachos que iban a la última, se habían hecho una cama con una caja de cartón... Para que luego digan que son unos marginados y encima parecía más cómoda que esa mesa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Curiosa y singular la mesa, interesante el que sea de cartón a partir de materiales reciclados, supongo, pero aqui en Asturias en algunas sidrerias hay mesas dentro de barricas de sidra, algo similar y la verdad no me gustan son incomodas y tienen los inconvenientes que tu has apuntado. Aunque yo creo que lo interesante es lo que se ponga en la mesa y la compañía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. BUENO PUES A MÍ TAMPOCO ME GUSTA LA MESA, AUNQUE SEA MUY ORIGINAL, Y TAMBIÉN ME RECUERDA AL TUBO DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA QUE "EN CONTRA DE MI VOLUNTAD" ME HAN METIDO EN VARIAS OCASIONES TAMBIÉN.EL HECHO DE SER DE CARTÓN TAMPOCO CREO QUE SEA MUY PRÁCTICO A LA HORA DE COMER.....HABRÍA QUE TENER UN CUIDADO TREMENDO DE QUE NO SE DERRAME NINGÚN LÍQUIDO SOBRE ELLA.

    ResponderEliminar
  15. Pues tienes razón, se parece a cuando te meten en un scanner o algo... No me gusta nada, y en el scanner por lo menos entras tú solo, ímaginate ahí, con otros diecinueve...si encima son de la familia(política, que la política todo lo corrompe) te quedas muerta, vaya ;)


    Un beso neuriwoman

    ResponderEliminar
  16. ¡Mira que hay gente rara!

    ResponderEliminar
  17. Si, lo de ir al baño necesita un nuevo proyecto.
    A no ser que los comensales vayan con pañales.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Esta chulo, pero como se nota que estamos acabando con los recursos y ya empiezan a sacar cosas biodegradables y reciclables.
    Resultado de un consumismo salvaje, en el que las cosas son de usar y tirar. Que recuerdos cuando mi abuelo me decía que cuidara las cosas para que duraran años.
    Una entrada simpática Neuri.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Me siento y no se rompe? No es por nada pero la veo algo endeble...por el cartón.

    Futurísticamente hablando es un diseño interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Si me tocara comer en medio, me daria un yuyu seguro, jajaja. UN SALUDO

    ResponderEliminar
  21. ufff que incómodo, no querria estar por el centro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Seguramente es un modelo para estomagos perezosos, aquí después de comer abrochan los cinturones a la gente y a modo de atracción de fería comienza a dar giros de 360º para facilitar la digestión al personal....ah, por supuesto está totalmente marearse y vomitar, pues imaginate....jajjajaja....Ay, estos japoneses no saben que inventar, ah, qué no son "japos", bueno, entonces la cosa empieza a ser sería, se nos está pegando de ellos la mania por ahorrar espacio y tener a todo el mundo bien controladito.

    Abrazos estirados Neuri.

    ResponderEliminar
  23. ...está totalmente prohibido marearse....

    Faltaba prohibido.

    Nada, pues otro abrazo al canto...jajajaj

    ResponderEliminar
  24. No me gusta mucho, se ve bien de afuera, pero me sentiría muy incómodo sentado ahí adentro, con lo inquieto que soy, ese cubo sería como una cárcel para mi.

    Pero la idea de utilizar materiales alternativos a la madera es muy loable.

    Un abrazo y aullido :)

    ResponderEliminar
  25. Lo veo poco práctico pero el diseño me encanta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  27. Gracias a todos por vuestros comentarios y a ti amiga Tortuga ya te escribo mañana. Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Muy bonita para la foto, pero prefiero las comidas al calor del aire libre o con las escapadas fugitivas con las primeras gotas de lluvia.

    ResponderEliminar