Seguidores del blog.

20110418

Semana Santa: Lunes Santo en Málaga.


  
Un año más entramos en Semana Santa con mal tiempo, la tarde esta nublada y la semana amenaza lluvia, sobre todo a partir del Jueves Santo.

Hace escasos momentos ha empezado la tenue lluvia que ahora es persistente, impertinente e irreverente hacia los más devotos. Unas gotas escasas pero molestas, que alertan, alarman e inquietan a las más insignes cofradías.
  
Todo un año esperando y preparando este acontecimiento a la par tan religioso como festivo. Una imaginería de lujo, creada por los grandes maestros, unas túnicas y largos velos virginales bordados en hilos de plata y oro. Unos varales de trono en nobles maderas y recubiertas de metales preciosos, que no pueden ni deben mojarse.

Antonio Banderas, embajador de Málaga y su Semana Santa.

Al igual que esas infinitas filas de nazarenos con sus túnicas en tercipelo de diferentes colores según su cofradía. Esos palios profusamente bordados en oro y plata, esos estandartes...toda la religiosidad del pueblo malagueño convertido en mágia y arte, en Pasión de Cristo y Devoción de un pueblo.

Si nos perdemos a través de sus origenes sabemos que en el siglo XV ya se procesionaba en la ciudad de Málaga. Hoy en pleno siglo XXI continuan viniendo personas de todo el mundo para ver sus procesiones.

Y este Lunes Santo se procesionan varios Cristos y Virgenes:

  • La Crucifixión: Cristo de la Crucifixión Y María Santisima del Mayor Dolor en su Soledad.
  • El Cristo de los Gitanos: Nuestro Padre Jesús de la Columna y María Santísima de la O.
  • La Pasión: Nuestro Padre Jesús de la Pasión y María Santisima del Amor Doloroso.
  • Estudiantes: Santísimo Cristo Coronado de Espinas y María Santisima de Gracia y Esperanza.
  • El Cautivo: Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad.
Y sobre este último me gustaría contaros un poco más, porque ya desde las cinco de la mañana los malagueños se agolpan en las puertas de la Iglesia de San Pablo para asistir a la Misa del Alba.

La misa del alba antes de iniciar el traslado de la Iglesia a la Casa Hermandad.

Deciros que la misa comienza dos horas más tarde y que incluso teniendo invitaciones para la zona donde se oficia, puedes tener que esperar bastante tiempo para ocupar un buen sitio.

Yo he asistido alguna vez con mi marido, y despues de la misa del alba se procesiona por las calles del Barrio de la Trinidad (barrio donde nacio mi Carlos, trinitario de pro).

Traslado de las imagenes del Cautivo y su Virgen desde la Iglesia.

Y en este traslado del trono llegan hasta el Hospital Civil, haciendo que hasta los enfermos que estan más delicados cojan animo para levantarse y asomarse a las ventanas y vitorearlo y pedirle por su pronta curación.

La verdad es que esta parada ante la puerta del hospital es muy emotiva, aqui y durante la noche en Calle Marmoles son los dos lugares más emblemáticos para mi.

María Santísima de la Trinidad.


En estos momentos, ya anochecido,  El Cautivo convierte la noche del lunes en puro delirio procesional, una tierna imagén de un Jesús cautivo, con sus manos atadas, y vestido con una sencilla túnica de un blanco purisimo. Una túnica confeccionada en "piel de angel" denominada así por la finura de su tacto.

Que en su trono de plata y caoba parece ir caminando por las calles de Málaga, debido a la forma en que sus hombres lo portan. Él es el Señor de Málaga y el representante del orgullo trinitario, porque el barrio de la Trinidad es uno de los más antiguos y con más solera de la ciudad.

Detalle del hermoso rostro de la Virgen de la Trinidad.


Tras Jesus, delirio y multitud, hiladas de penitentes y promesas a su Cautivo, con unos 40.000 penitentes siguiendole durante casi diez horas que dura la procesión. Y que se extienden por varios kilometros tras el Cristo.

Muchos de estos penitentes van descalzos, con cadenas en los pies, con los ojos tapados e incluso con pesadas cruces a cuestas como pago a los favores pedidos y en agradecimiento a los ya concedidos.

Y para terminar deciros que lo acompañan 500 nazarenos vestidos de blanco.


18 comentarios:

  1. En mi país también se celebra la semana mayor con representaciones y procesiones en las calles.

    En las iglesias representan la pasión de Cristo y mucha gente acude a de verlos.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga mía:
    Sabes, nunca he visto de verdad una procesión de Semana Santa, solo por la TV y un ratín, pero es muy hermosa esas figuras de arte de la Pasión del Señor.
    Te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Es una lastima que la lluvia estropee tantas horas de ensaño y aunque a mi especialmente no va mucho,reconozco que sabe malo.

    Un besico y feliz semanz santa

    ResponderEliminar
  4. Aquí en Salta también se realizan procesiones para Semana Santa. Son momentos muy emotivos.

    Saludos, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  5. Aquì en Colombia es hermosa toda la semana santa..pero màs que procesiones es motivo de reflexiòn..ese encuentro con ese "yo" interior..
    arrepentimiento..perdòn..oraciòn..y amor.
    Gracias por compartir tus letras.
    Te saludo desde Cali-Colombia

    ResponderEliminar
  6. Buenos días...

    Una excelente entrada niña...

    Ahora me voy a trabajar todo el día, por estos lares la semana santa comienza el jueves..

    Paso a desearte un bello día con muchos besitos.. cuídate mucho amiga.. muakksssss

    ResponderEliminar
  7. Este año me las pierdo, el año pasado las viví plenamente,aunque oí el pregon de Bandera...el jueves es una lastima que no este yo allí...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  8. Gracias por contarnos estas maravillas de la devoción y fe del pueblo malagueño, yo sé que en todas España las tradiciones y procesiones de semana santa son especialísimas. ¡Un gran saludo!

    ResponderEliminar
  9. Hola amiga, gracias por contarnos como se vive el lunes de pasión en Málaga, lo relatas también que se siente tu entusiasmo, aquí anoche le cogió la llovizna en la calle a una estación de penitencia, la de Jesús en el huerto de los olivos y María Santísima de la Misericordia. BESOS.

    ResponderEliminar
  10. Que suerte tienes de poder asistir a esas procesiones malagueñas, tan famosas como hermosas, no las he visto nunca pero espero mas pronto que tarde hacerlo.
    Ahora mismo estoy en Zamora, toda la semana, para ver la Semana Santanta de esta pequeña ciudad pero con un S.S. tan importante. El año pasado fue premiada como la mejor, esto claro son premios turísticos. esperemos que el tiempo nos acompañe.
    Ya pondré algún paso en las presentaciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Un año me paso por Málaga.

    ResponderEliminar
  12. Me has puesto los dientes largos nena....con las ganas que tengo de ir a Andalucía en Semana Santa para poder participar en las procesiones, me consuelo viéndolas en la TV. Aquí en mi pueblo son muy sencillas pero muy emotivas y este año no podré asistir, me conformaré con verlas salir de mi parroquia, debido a mi "intransigente" rodilla que se niega a recuperarse por más esfuerzo y empeño que estoy poniendo ¿será terca y retorcida?

    ResponderEliminar
  13. Debe de ser impresionante, nunca he asistido, pero es una asignatura q tengo pendiente.
    Gracias por haberlo narrado tan bien.
    Un abrazo, feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  14. Me alegor que hayan podido salir a pesar de la amenaza de lluvia. Me asombra la devoción profunda de los andaluces en la Semana Santa, sobre todo cuando veo a a los cofrades y devotos, hombres y mujeres, llorando a lágrima viva por no haber podido sacar en procesión a su Cristo o a su María Santísima. Esto en la dura y fría Castilla no se suele ver.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. La tradición de Semana Santa en América latina viene justamente de los andaluces colonos.

    En Caracas hay procesiones toda la semana. Jesús de la columna y el Cristo de la humildad y paciencia. El Nazareno el miércoles y el señor de los milagros el jueves. El sepulcro el viernes.

    Saludos Guapa. Este año no pude ir a la procesión del cautivo.

    ResponderEliminar
  16. Muy bonita la descripción, me gustaría ver esas procesiones tan espectaculares.

    En mi ciudad hay cosas parecidas también.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Hecho de menos la belleza de las imágenes, su cuidada indumentaria y el devoto respeto que despiertan cuando pasean por sus calles, desde los entregados hombros de sus cofrades.

    Sentida entrada.

    ResponderEliminar