Seguidores del blog.

20110429

Sindrome del divorcio Post-vacacional.

.



Que tendrán las vacaciones que todo el mundo se separa... se preguntan los medios de comunicación transmitiendo hasta la saciedad la idea cual vecina cotilla a través de las ondas hertzianas. Y tu que sigues en casa guardando a buen recaudo tus costillas (que ya estan mejor, a Dios gracias) y a tu media costilla (que continua de vacaciones). Te preguntas si acaso es una maldición de los tiempos modernos, que cual espada de Damocles pende sobre nuestras sesudas cabezas de blogueros, esperando que soltemos el blog y salgamos de casa para caer sobre ellas.



Dicen las lenguas de doble filo que esta exeresis conyugal se debe a que las parejas son disparejas en gustos y estilos. Porque despues de un montón de tiempo de convivencia estilo wifi y una escasa prole de hijos tipo  horizontal, un día se levantan a la misma hora y de repente se ven los dos de nuevo, frente ante un único espejo.




La verdad es que asi pensado, debe ser espeluznante encontrar en tu cuarto de baño a ese desconocido, greñudo y con barba de tres días vacacionales sin afeitar. Os aclaro que utilizo lo de los hijos horizontales porque son fruto de los tiempos modernos, ya que por exceso de horas de trabajo los pobres padres y madres, apenas los ven levantados para crear lazos afectivos. Cuando se van a trabajar es demasiado temprano, y el niño duerme. Y cuando vuelven es demasiado de noche, y el niño duerme.



Eso unido al estilo de vida wifi, a la que llamo así, porque el contacto entre la pareja no suele ser directo, como mucho alguna llamada al movil. Y de esa forma lo que antes decian sobre que "el roce hace el cariño" ahora se dice, se habla, se comenta...   "que el roce solo produce ampollas".

Pero que le vamos a hacer si hoy día necesitamos más espacio en nuestra burbuja personal.



En resumen que cuando coincides en vacaciones y te ves de frente, ya ni te conoces... y sobre todo ya no te aguantas. Dicho lo dicho espero que las estadisticas no sigan llevandome la contraria, que no me creo que unas vacaciones hagan tanto daño.



16 comentarios:

  1. jiijiiiiiji pasan de verse solo para comer, cenar y dormir a pasar las veinticuatro horas del día juntos, jijijijijiji, una de dos o pasan una segunda luna de mil o acaba en divorcio seguro, a no ser que uno de los dos se haga el sordo, jijijiij, un besin muy grande de esta asturiana.

    ResponderEliminar
  2. es simple...el ser humano no se aguanta

    ResponderEliminar
  3. La convivencia es dificil, los años, la libertad sexual,la monotonia y sobre todo la dependencia economica, esa es la primordial fuente de divorcios...ahora tenemos la prueba, mucho paro y los divorcios disminuyen...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  4. Hay que visto así todo tiene sentido, ja ja ja.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. No puedo estar mas de acuerdo contigo, coleguita...cada dia las parejas son menos parejas....
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo por eso vivo perpetuamente en unas vacaciones.

    ResponderEliminar
  7. Esperemos que a mí no me pase eso... En las pequeñas ciudades diría que es ligeramente diferente porque las distancias son cortas, no se pasa uno medio día en los transportes públicos para ir al trabao, por lo que se ve más a los hijos y a la pareja. Además, siempre están los abuelos cerca para echar una mano y de esa fornma la familia se cohesiona más. Una pega: el cotilleo y la vigilancia. Los suegros y los padres se meten más en las cuestiones de pareja al estar tan cerca.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Acabo de encontar todas las respuestas a mis preguntas... Jajajajaaja
    Un besito guapa**

    ResponderEliminar
  9. El caso es que no conozco a nadie que diga que las vacaciones fueron fatal y a todo el mundo le parecen cortas. Algo no cuadra ¿verdad?
    Estoy contigo, creo que se está convirtiendo en un tópico. No es para tanto.
    Me alegra tu mejoría, amiga.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola, de la forma en que lo enfocas, decididamente nos podemos dar cuenta de que los tiempos cambian, más de todo y menos tiempo para la familia, más derechos individuales, menos unidad y armonía.
    Un agrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  11. Ahora la gente no aguanta y la convivencia es dura.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Y si, eran otros tiempos los del "hasta que la muerte nos separe"...

    Saludos enormes, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  13. Lo que sucede es que ya no hablamos tanto como antes...Y pasa lo que pasa

    Saludos guapa
    Mañana guardia

    ResponderEliminar
  14. Yo también he leído esas estadísticas y comentarios en que afirman esto que después de unas vacaciones muchas parejas rompen, en mi caso es todo lo contrario de vacaciones viajando es cuando mejor nos encontramos mas nos unimos y, luego de regreso lo que hacemos es planificar y recordar e ilusionarnos con el siguiente viaje y no tenemos ni tiempo de discutir, viajamos todo lo posible, en eso si tenemos los mismos gustos, quizás esto sea el acierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo he oído lo mismo....que después de las vacaciones hay rupturas matrimoniales y las razones que dan son las mismas, lo habremos leído en el mismo sitio?, jajaaja.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Lo de los hijos horizontales es tan cierto, me destroza el alma tener que separarme cada día de mi hijo por culpa del trabajo... y el fin de semana siempre es demasiado corto.

    No quiero una convivencia wifi, por eso he decidido evitar hablar con mi esposa por medios como chat o cosas similares.

    Tu post es muy real y por lo mismo muy triste.

    Saludos.

    ResponderEliminar