Seguidores del blog.

20110531

Como superar las dificultades.






Cuenta la leyenda que en aquella lejana Selva vivían tres leones junto al resto de animales, cuyo máximo representante era un mono al que un día se le planteo la cuestión de cuál de los tres era el Rey efectivo de la Selva, pues solo uno debería mandar sobre todos los demás y solo a él rendirle obediencia.

Lejos en el horizonte se alzaba majestuosa la denominada Montaña de las Dificultades, porque nadie en la historia de la zona había podido jamás llegar a su cumbre. Así que el intrigante mono propuso que aquel de los tres leones que llegara arriba del todo debía hacerse con el poder absoluto. Pensando el mono que solo él podría coronarla porque le era más fácil trepar y desplazarse por las ramas de los arboles.

El día de la prueba el primer león se volvió vencido a las dos horas, pues por su enorme tamaño no cabía entre las rocas. El segundo león volvió cinco horas después extenuado por el esfuerzo. Y el tercer león también volvió sin conseguir llegar a la cumbre casi diez horas más tarde, pues se había partido una pata al resbalar por una de las laderas rocosas.

Todos los animales consternados se miraban unos a otros pensando que hacer si ninguno de los leones lo había conseguido. Y el astuto mono ya se frotaba las manos pensando en la forma tan fácil en que iba a hacerse con el poder en la Selva. Cuando un águila irrumpió en la reunión y les comunico que él sabía quien había resultado vencedor entre los tres leones.

El águila que sobrevolaba la base de la Montaña de las Dificultades había escuchado lo que había dicho cada león al regresar derrotado, y ahí se hallaba la respuesta.

  • El primer león dijo: “Montaña, me has derrotado”.
  • El segundo león dijo: “Montaña, me siento vencido”.
  • El tercer león dijo: “Montaña, tú me has ganado, pero solo por ahora. Porque ya llegaste a tu tamaño final pero yo todavía estoy creciendo. Y si no lo he conseguido hoy lo conseguiré en cuanto mi pata este curada”.
La diferencia, les aclaro el águila, era que el tercer león fue el único que tuvo una actitud de vencedor aun cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no desistió de conseguirlo más adelante. Los animales aplaudieron emocionados y el tercer león fue coronado Rey de la Selva.

Reflexiona que en la vida es más importante la actitud para superar nuestras dificultades que vencerlas o ser derrotados en algunas de ellas. Dificultades siempre van a existir en uno u otro momento de la vida, pero tu tienes un potencial interior que siempre puede crecer. Siempre puedes aprender y volver a intentarlo de nuevo.

Porque a pesar de tu dolor, a pesar de tu tristeza, a pesar de tus errores puedes pensar como un vencido, o puedes tener el pensamiento de un triunfador. Puedes quedarte sometido ante la derrota, o puedes tener las agallas de ponerte nuevamente de pie, de volver a intentarlo una y otra vez hasta lograrlo.

No es suficiente ser fuerte, tener mucho dinero, tener un gran cargo, se trata de actitud, de fortaleza anímica, de la manera en como afrontamos lo bueno y lo malo de nuestras vidas.




 

25 comentarios:

  1. monica12:17

    El poder absoluto sobre qué?
    Si lo importante es la actitud. Pero a veces cortan las alas...y hay que callarse

    ResponderEliminar
  2. cuaNdo sOmos perseverantes es como bien dice la reflexiOn que podemos lograr Nuestras metas!

    Nunca dejarse veNcer I para atras Ni para cOger carrerIlla.

    Un besoOote gordOO!

    ResponderEliminar
  3. Unidas de la mano libremente, Actitud y Aptitud...

    NAMASTÉ ;)

    un Besiko y Feliz Día!!

    ResponderEliminar
  4. Al hilo de la moraleja de la fábula, creo oportuno recordar que la diferencia entre el éxito y el triunfo estriba en que el primero tiene repercusión, sobre todo, en cómo nos aprecian los demás; mientras que el segundo tiene que ver más con sentirse interiormente realizado/a, sin que importe tanto el juicio por parte de terceros/as.


    Mi saludo más cordial.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la moraleja de esta leyenda.
    Me viene como anillo al dedo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. De la derrota se saca experiencia para vencer al final..

    Una imagen del Kilimanjaro espectacular.


    Besote guapa

    ResponderEliminar
  7. muy buena enseñanza...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo17:54

    Lo importante no es el número de veces que caes sino cuantas veces te levantas.
    Esto incluye los días de impedimento de comunicarnos mediante Blogger, que nos pone a prueba últimamente.
    Besos
    Jota Mate

    ResponderEliminar
  9. Bien cierto no hay nada como la voluntad constante para superar obstáculos. Eso es la verdadera fuerza. Beso.

    ResponderEliminar
  10. La vida diaria es una lucha, quien desfallece o queda abatido, es hombre muerto...un besote

    ResponderEliminar
  11. Es una fábula preciosa. Recuerda la importancia de la actitud interior para superar las dificultades, el fuego de nuestra voluntad, que nunca debe apagarse.

    Gracias por tu aviso en mi blog. Ya he suprimido ese mensaje que me mandó una buena amiga. Está visto que los spam nos invaden.

    Un abrazo y reitero mi gratitud.

    ResponderEliminar
  12. si quieres...puedes...al menos intentarlo

    ResponderEliminar
  13. esta muy bonita esa moraleja

    ResponderEliminar
  14. La vida se reinventa cada día. Nunca podemos dar nada por hecho.
    Es preciosa la fábula.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué grandes verdades!. El pensamiento derrotista no va conmigo si no ¿qué hubiera sido de mi vida?.
    Siempre hay que intentarlo todo y por muy negro que parezca, para casi todo hay una salida.

    Me ha encantado la fábula porque está cargada de una filosofía que practico.

    Buenísimo trabajo el traerla para practicarla.
    ¡¡¡Me encantó, Neuri!!!, si es que eres lo mejor y tienes un potencial en tu interior que te hará sortear todos los "peligros".

    Muchísimos besos guapísima....

    ResponderEliminar
  16. Hola, seguidora número 100 :)

    Me ha encantado este cuento tanto que lo voy a compartir en feisbuc. Como decía Gandhi: "La recompensa está en el esfuerzo, no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa".

    Y sólo uno pasó la prueba ;)

    ResponderEliminar
  17. Actitud, en la vida y frente a ella. Linda leyenda. Sobre todo lo que nos deja como enseñanza.

    Saludos enormes, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  18. Tienes toda la razón, lo mas importante es la actitud que se toma ante cualquier adversidad.
    En las caídas lo importante es levantarse, levantarse tantas veces como caigas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Bonita reflexión Neuri...Todos tendriamos que tomar nota. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Me encanta la moraleja...osea que las dificultades se superan con espiritu y...tiempo. Mecachis, es justo lo que menos tengo :D

    Un besazo, chula

    ResponderEliminar
  21. Hola me ha gustado muchisimo tu historia y la moraleja es maravillosa, no debemos dejarnos vencer debemos mantener esa actitud positiva y levantarse siempre aunque te caigas continuamente no rendirse y seguir adelante cueste lo que cueste.

    muchas gracias por esta linda historia que nos ayuda mucho a los que solemos caer tanto y nos dan ganas de rendirnos.

    Saludos tu amiga
    An.

    ResponderEliminar
  22. Muy buena reflexión amiga.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado mucho la parábola, ...y además, nunca debemos dejarnos vencer por la desesperación cuando caemos más de una vez por la misma causa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. PERFECTO, BELLA ACTITUD, QUE TENGAS LINDA SEMANA, UN ABRAZO,

    ResponderEliminar
  25. "Por ahí dicen que en momentos de crisis hay personas que lloran mientras otros fabrican pañuelos".
    Todo va a depender de como miremos la siyuación.Hay que ser positivo y mantener la calma.
    Un montón de cariños para ti!!

    ResponderEliminar