Seguidores del blog.

20110528

La princesa está triste.



La princesa está triste...¿ qué tendrá la princesa ?

Los suspiros se escapan de su boca de fresa

que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

La princesa está pálida en su silla de oro,

está mudo el teclado de su clave sonoro

y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.



El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.

Parlanchina la dueña dice cosas banales

y vestido de rojo piruetea el bufón.

La princesa no ríe, la princesa no siente;

la princesa persigue por el cielo de Oriente

la libélula vaga de una vana ilusión.




¿ Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,

o en el que ha detenido su carroza argentina

para ver de sus ojos la dulzura de luz,

o en el rey de las islas de las rosas fragantes

o en el que es soberano de los claros diamantes

o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?




¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa

quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,

tener alas ligeras, bajo el cielo volar;

ir al sol por la escala luminosa de un rayo,

saludar a los lirios con los versos de mayo,

o perderse en el viento sobre el trueno del mar.




Ya no quiere el palacio ni la rueca de plata,

ni el halcón encantado ni el bufón escarlata,

ni los cisnes unánimes en el lago de azur.

Y están tristes las flores por la flor de la corte;

los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,

de Occidente las dalias y las rosas del Sur.




¡ Pobrecita princesa de los ojos azules !

¡ Está presa en sus oros, está presa en sus tules,

en la jáula de mármol del palacio real;

el palacio soberbio que vigilan los guardas,

que custodian cien negros con sus cien alabardas,

un lebrel que no duerme y un dragón colosal !




¡ Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida !

( La princesa está triste, la princesa está pálida )

¡ Oh visión adorada de oro, rosa y marfil !

¡ Quién volara a la tierra donde un príncipe existe

( La princesa está pálida, la princesa está triste )

más brillante que el alba, más hermoso que abril !




¡ Calla, calla princesa - dice el hada madrina -,

el caballo con alas hacia acá se encamina,

en el cinto la espada y en la mano el azor,

el feliz caballero que te adora sin verte

y que llega de lejos, vencedor de la muerte,

a encenderte los labios con su beso de amor !



Sonatina de Rubén Darío.



14 comentarios:

  1. ¡Que romántico! Me gusta el poema aunque la princesa esté triste. El desentristecedor que la desentristezca, buen desentristecedor será. Beso.

    ResponderEliminar
  2. Muito romântico!
    A dorei a frase: El feliz caballero que te adora sin verte
    Um beijo

    ResponderEliminar
  3. Pues fue una de mis primeras entradas...la sonatina de Rubén Darío. Es muy romántico.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:53

    Sin amor no hay felicidad. Es lo que necesita la princesa y cualquiera de nosotros. Sin amor estamos tristes, no vivimos.
    Bueno Neuri, sigo entrando de Anónimo y espero que los fallos técnicos que afectan a muchos se pasen pronto.
    Un fuerte abrazo
    Jota Mate.

    ResponderEliminar
  5. Nunca había leído este poema, me ha gustado mucho, es súper romántico. Hay…que haríamos sin amor..ella y los demás mortales. Tener todo sin amor es un gran tristeza “Perderse en el viento sobe el trueno del mar” es una frase preciosa. Un bessito

    ResponderEliminar
  6. Hola Guapa:

    Un canto al amor aunque la princesa este triste.

    "y llega de lejos, vencedor de la muerte" es genial

    Besote

    ResponderEliminar
  7. Preciosa sonatina. Anda que no la he recitado veces en el cole...
    ¿No estarás triste tú, princesa?.

    Veo que tus seguidores seguimos secuestrados en otra dimensión. ¿Dónde estamos?.

    No habrá que preocuparse demasiado porque "no hay mal que cien años dure... ni cuerpo que lo resista".

    Muchos besos para la toda la familia, en especial para el niño.

    ResponderEliminar
  8. Que preciosidad verdad?

    Es inmortal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Mago de las palabras, Rubén Darío. Leyéndolo en alto en el cole, la profe trataba de engancharnos a la poesía. Y creo que tuvo éxito.
    Me trae recuerdos. Me ha gustado leerlo de nuevo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Nunca está de más volverse a deleitar con las palabras rítmicas de un poeta de la altura de Rubén Darío. Qué tendrá la princesa...

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Neuriwoman, un poema precioso me ha gustado muchisimo.

    Contestandote a tu pregunta sobre mi Tb, quiero decirte que es cuando estoy en fase de crisis, cuando estoy en epoca de estabilidad todo va bien.

    Un saludo
    An.

    ResponderEliminar
  12. Rubèn Darío, un grande. Este poema me recuerda a mis años de Colegio...

    Saludos grandotes, y que estés bien. Pasa lindo día.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por traerla ;-)

    Nunca se sabe cuando la princesa está triste y cuando la grandiosidad de Rubén Darío puede aparecer...

    FELIZ DOMINGO !! NAMASTÉ

    ResponderEliminar
  14. Me encantó el poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar