Seguidores del blog.

20110615

Envejecer es obligatorio, madurar solo opcional.






Como dice el título del post: pienso que envejecer es obligatorio, porque nadie puede eludir el paso del tiempo sobre su cuerpo, sobre su piel, sobre su mente, ni sobre sus pensamientos. Ese paso del tiempo debería convertirse en experiencia y sabiduría por lo que hemos madurado, que no por el mero hecho de lo que hemos envejecido.

Por ello es tan importante madurar, pero madurar como la fruta a su debido tiempo. Y en la vida cada tiempo tiene una serie de acontecimientos que nos acompañan en mayor o menor medida a todos. Eso no significa que las cosas sean inamovibles, que no puedas enamorarte con ochenta años y con veinte también. Hay multitud de cosas que pueden realizarse a cualquier edad y solo unas pocas a las que pone límite el tiempo.

Por eso se dice que no dejamos de jugar porque estamos viejos; si no que nos volvemos viejos cuando dejamos de sentir esas ganas de jugar. Solo existen unos pocos secretos para mantenerse joven, ser feliz y triunfar. Tenemos que reír y encontrar el buen humor cada día. También tenemos que tener un ideal que mantenga viva nuestra llama porque sin él comenzaremos a morir. 

Y es que existen tantas personas caminando por ahí muertas en vida y que ni siquiera lo saben. Que en la actualidad la frase en boga de que hay vida despues de la muerte se esta cambiando por hay vida antes de la muerte, no dejemos perder ni un segundo de ella.

Y durante ese perido de vida el dilema que se nos plantea es: CRECER O NO CRECER....


 



Y la gran diferencia entre madurar y ponerse viejo, es que madurar es opcional y requiere talento, constancia y habilidad para conseguirlo. Que aprovechemos siempre la oportunidad del cambio para llegar un poquito más lejos, para ser un poco más maduros. Que encontremos siempre nuestros buenos motivos, sin dañar a nadie,  para que al final de la vida no haya nada de que arrepentirse. Y hagamos todo lo que podamos porque no nos arrepentiremos de lo hecho si no de todo aquello que hallamos dejado por hacer.



31 comentarios:

  1. yo me caigo de los arboles

    pero estoy de rico!!!

    ResponderEliminar
  2. rSCRIBEDS ALGO TAN RFEAL, QUE DA PENA FRFÑ AQUE NO PIENSE IGUJAL. nESOS

    ResponderEliminar
  3. Ay, mi niña-mujer adulta...
    Estoy contigo Neuri en la importancia que le das a reir, a ser feliz y a tener algo (casa uno tendrá su motivo o su razón) por qué "luchar".
    Hay que ser también un poco "gamberra" y disfrutar (sin hacer daño, por supuesto) de la cantidad de cosas divertidas que tenemos alrededor.

    Por ejemplo, yo nunca he dejado de celebrar el 28 de diciembre en el trabajo. Siempre los mismos muñequitos en la espalda... que igual, ya cansan pero no pierdo el espíritu de bromear. Hubo un tiempo en que me tenían tanto miedo (los compis)que no encontraba nunca el momento de colocar un "inocente" en espalda ajena por lo que, yo misma, me colocaba uno para hacer reir a los demás... (sitúate que yo trabajaba en una oficina de atención al público en un sitio oficial... ¡Eso sí que era un show! Las personas que venían, ¡no veas qué risa! y yo haciéndome la "inocente").

    Bueno, cariño que me enrrollo mucho pero me ha encantado tu post.
    Muchísimos besos.

    ResponderEliminar
  4. MARAVILLOSA ENTRADA Y SABIAS PALABRAS PARA QUE REFLEXIONEMOS SOBRE LO QUE HACEMOS CON NUESTRA VIDA. Bikiños

    ResponderEliminar
  5. Cierto!

    obtener experiencia
    sabiduría
    labia
    llega solo envejeciendo

    la madurez es distinta
    la hay buena y mala
    los que se saben vivir y reírse
    de uno mismo
    y los que se toman la vida en serio
    y pierden la sonrisa,
    se atacan con preocupaciones
    pierden la niñez

    Buen Post, un abrazo
    te espero por el mío

    jorgemaseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Leí por ahí algo parecido alguna vez, era la historia de una mujer llamada Rose que estudió cuando ya era muy viejita.

    Un amigo me decía que madurar es rendirse, no pude comprender muy bien su punto de vista, pero de alguna forma hoy estoy de acuerdo con el.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Nunca, nunca, nunca hay que dejar de jugar... Jugar al juego de jugar, y sacarle siempre jugo.
    Un abrazo saludable.

    ResponderEliminar
  8. Envejecer con madurez es el objetivo, y se logra sintiendo ilusión cada día y permitiendo que la vida nos sorprenda.

    un saludo

    ResponderEliminar
  9. Pienso que la mejor forma de madurar es hacerse cada día un poco más joven. Nuevos proyectos, nuevas ilusiones, una meta o ideal por el que mejorar. A ser posible, como niños.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  10. Las dos cosas suceden de modo natural, en lo físico y en lo psiquíco, aunque es verdad, que en algunos casos da la impresión que ambas cosas no andan bien sincronizadas. Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  11. bueno como no se si se publico antes o no , pues cuando no falla los blogs, falla la linea!
    pues repetiMos !
    te decia que me parecio un post genial pues como bien dices todos tenemos que envejecer es ley de via , aunque a veces nos duela.
    pero no todo el mundo sabe como madurar o quiere hacer, muchas personas que crean su mundo i ahi se quedan.

    Pese a todo esO , yo a veces tb saco mi alma de niña , como peter pan.

    Un besoOte gordOO mi neuri, coMo siempre es un placer leerte!

    ResponderEliminar
  12. Jo... No he evitado emocionarme un poquito. Hace mucho, que no veía a mi abuela, y teniendo el carnet, ahora... me ha dado mas libertad para poder verla. La vi, habían pasado los años, ella estaba mas vieja, pero era mas consciente apaciguando su mal carácter que siempre tenia... Era cariñosa, y ya no rechistaba. Yo la abrazaba, la cogía de la mano, y sentía su piel arrugada... y me había dado cuenta que ahora la valoro mucho mas... porque es mi única abuela. Me ha encantado tus palabras...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Que significa triunfar?
    Podríamos hablar horas y horas de lo que es triunfar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta alguna gente mayor por su manera de tomarse la vida, han vivido tantas cosas que valoran cada minuto que les queda, dicen lo que piensan y se preocupan lo justo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Yo procuro cumplir años, pero con ganas de seguir jugando.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Que cierto es que no es lo mismo envejecer que madurar, lo primero lo hacemos todos lo segundo es muy dispar los resultados. Algunos, pocos, maduran mucho. Otros menos y hasta hay algunos que prácticamente nada o muy poco.
    Normalmente envejecemos y vamos madurando.
    "En la juventud aprendemos, en la madurez comprendemos".

    He estado fuera en Córdoba y no te he podido comentar tus dos presentaciones anteriores, las he visto ahora y me han gustado mucho en especial la dedicada a la Amistad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la explicación.
    Sin duda has triunfado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. el solo titulo es en si ya una gran verdad..un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Clara distinción...madurar?? qué es eso?
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. Madurar es envejecer con sabiduría, con talento, con inteligencia, manteniendo joven el corazón y la razón...y si a eso le sumamos no tener arrugas...jeje....es fenomenal....besooss...tienes un blog con mucho encanto...me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
  21. Yo no me pongo viejo...
    Me pongo interesante ;D

    No falta verdad en tus palabras.

    Besote

    ResponderEliminar
  22. Hay muchas cosas que me dan miedo, la enfermedad, sobre todo, o la enfermedad de alguien querido, la muerte...yo que sé. Pero también me da pánico no saber hacerme vieja con dignidad. ¡Cuánta verdad hay en lo que dices, Neuri!

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Madurar es sin dudas aceptar que el tiempo pasa y bueno, vamos cumpliendo años...pero no tiene que ser fatal. La vida es bella y los sueños no se acaban porque lleguemos a la vejez. Siempre se pueden hacer cosas nuevas.

    Muy linda entrada, Neuriwoman.

    Un saludote grandote. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  24. Interesante reflexión. Sobre el crecer y madurar, una cuestión de tiempos, tal vez, que aunque nos pasemos pensando en qué hacer, seguiremos cumpliendo sueños.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hoy, a mis 62 años siento que he madurado, pero sigo creciendo cada día, en mis clases de Tai chi, cuando estoy modelando una pieza de cerámica, cuando los recuerdos de mi amor perdido hace siete meses me invaden, cuando abrazo a mi gato con ternura.
    Un placer conocerte
    Un abrazo
    Silvia

    ResponderEliminar
  26. Yo tendré que madurar, porque viejo ya lo soy...a partir de hoy, me cuelgo en un arbol y me quedaré una temporada...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  27. Hola amiga Neuri, precioso post, con unas reflexiones que bajo mi punto de vista son las correctas, para mi envejecer madurando, es ir aprendiendo de tus errores, que siempre serán muchos a lo largo de tu vida, pero si aprendes de ellos seguro que te sirven para madurar correctamente, y lógicamente de todas las cosas que haces bien que también son muchas, de todas se aprende y de todas se sacan conclusiones positivas. Un saludo

    ResponderEliminar
  28. monica10:12

    Si, verdaderamente has triunfado. Hay vida antes de la muerte...y tu eres vida.

    ResponderEliminar
  29. Ya quisiera yo no arrepentirme de nada de lo hecho, pero ¿qué se le va a hacer?

    Es cierto lo de que madurar, en el sentido de mejorar con la experiencia, no es igual para todos. Algunos viejos tienen la experiencia de un joven... Y viceversa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Hola Neuri, me ha encantado tu post.
    En mi caso tuve que madurar de golpe siendo apenas una niña por tristes circustancias de mi vida, pero luego la vida me ha regalado la oportunidad de volver a ser niña, ahora cuando tengo los dias buenos soy muy divertida y contemplo la vida con los ojos de una niña admirandolo todo y tratando de disfrutar de cada instante. Soy una mezcla de madurez y niña todo junto y despues de haber pasado muchos años tristes y estar como dices muerta en vida una mañana desperte y decidi tomar las riendas de mi vida y respirar, reir y disfrutar del mundo, ya sabes que en mi caso lo tengo dificil por culpa de mi bipolaridad pero los dias que estoy bien son magnificos y mezclo la madurez con la niñez y es estupendo crecer asi.
    Un abrazo
    An.

    ResponderEliminar
  31. Muy buena y reflexiva entrada, pero como en todos los casos no hay reglas.
    Conozco personas muy jóvenes que tienen una madurez increíble, y personas de avanzada edad, que como decía mi ex suegro, maduran cuando ya están podridos.
    Lo que si es innegable, es que hay que vivir cada día con toda la intensidad y la certeza de que vivimos y extraer vida de las experiencias acumuladas y a pesar de tristezas y melancolías, siempre divisar un rayito de luz en el nuevo día.

    Mis saludos

    ResponderEliminar