Seguidores del blog.

20110723

No te conformes mujer.

.


La verdad es que es muy difícil, por no decir imposible, llegar a liberarse de los propios condicionamientos. Por eso no entendí muy bien que quisiste decirme ayer cuando leíste en voz alta el fragmento de aquel libro.

A grosso modo en el se afirmaba como aquellas mujeres que se esforzaban en dar lo máximo a sus hijos, terminaban extenuadas por el esfuerzo y sintiendo celos de que sus propios hijos tuvieran lo que ellas jamas habían tenido. Y por ende revolviéndose contra ellos. Por eso, el autor concluía aseverando con algo parecido a un “confórmate mujer con dar a tus hijos lo que tus padres te han dado a ti”

Al terminar de leer note tus ojos clavados en mi, no se bien si en espera de una respuesta o para ver en mi cara si había captado el mensaje. Mi respuesta automática no se hizo esperar convertida en una explicita mueca de desaprobación dirigida al autor de esas ideas. Ahora que he reflexionado un poquito me doy cuenta que no fui nada respetuosa con las opiniones de este hombre. Que debería haber sido más tolerante y menos expresiva.

Y que seguramente esas opiniones tendrían su fundamento, que estarían basadas en su propia experiencia y en la experiencia sobre las muchas mujeres a las que ha tenido que tratar a lo largo de su carrera, que para algo era un prestigioso psiquiatra norteamericano. Que esta opinión también procedería de trabajos de investigación sobre el tema. Incluso podría llegar a aceptar que esta reacción que pudiera bautizarse con el nombre de “rebote del instinto maternal” pueda darse con mayor frecuencia de la que yo había pensado.

Pero si esto fuese así y esta fuese una ley universal que afectase al 99% de los mortales, me siento muy feliz de pertenecer a ese 1% que la incumple y la desafía.

Para mi no consiste en ser mejor ni peor que tus padres, consiste simplemente en que eres otra persona y no su personificación.

Consiste en que vives en otro mundo, en que tienes otra cultura, en que tienes otras aspiraciones y en que defiendes tus propios ideales; y por supuesto en que defiendes con uñas y dientes a tus hijos para que se desarrollen y se realicen por si mismos. Y a que busquen su propio camino.

17 comentarios:

  1. Es que aveces las madres se empecinan en darnos mas de lo que merecemos.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Si señora, viva ese 1%. Si me pongo en plan cruel diría que el 99% son necesarios para hacer bulto, masa, que de eso se compone la materia y que gracias a ellos ese 1% consigue avanzar, pero todos conformamos el 100% de lo que hemos dado en llamar humanidad y que de las ventajas del 1% se debería beneficiar el 99% restante. Beso.

    ResponderEliminar
  3. Algunos se equivocan al querer ver en sus hijos una prolongación de su propio ser. Estoy de acuerdo contigo.
    Que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. me gusta buena reflexion

    ResponderEliminar
  5. HE HECHO POR MIS HIJAS TODO LO QUE HE PODIDO, PARA ELLO HE TENIDO QUE TRABAJAR MUY DURO Y ESO NO HA SUPUESTO PARA MÍ NINGÚN AGOBIO YA QUE ME SIENTO ORGULLOSA DE ELLO Y POR SUPUESTO JAMÁS HE SENTIDO NINGÚN TIPO DE CELOS SINO TODO LO CONTRARIO...SUPONGO QUE NO SOY EL PROTOTIPO DE MUJER DEL QUE HABLA EL PSIQUIATRA.....
    POR CIERTO CHARO EL OJO DE ALLÍ ARRIBA ME SIGUE MIRANDO

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga:
    Muy buena reflexión.
    Una mujer no solo es madre y debe sentirse bien para poder dar mucho de si.Ser natural y estar contenta yo creo que ayuda mucho.
    Te dejo un abrazo cariñoso.!!

    ResponderEliminar
  7. Soy incoformista si se trata de mis hijos y por supuesto sobre mí. Siempre hay algo más que espera por nosotros...

    Saludos muchos, Neuriwoman. Bonito domingo para vos.

    ResponderEliminar
  8. Alondra13:20

    Te entiendo, soy madre e intento que mis hijas tengan todo lo que yo no tuve,materialmente creo que tienen demasiado,eso no provoca que me sienta mal, solo que piense si les estaré transmitiendo correctamente el valor de lo que tienen y el esfuerzo y los sacrifios que comlleva conseguirlo.
    Emocionalmente como paso mucho tiempo en el trabajo a veces tengo la sensación de que les escatimo cariño,pero me dejan claro que no cuando veo lo felices que son o cuando me dicen que no las achuche tanto.
    De todas formas soy padre y madre a la vez y hace tiempo que nos sentamos para hablar y entender que las tres nos queremos muchisimmo, que nos equivocaremos en nuestra relación numerosas veces y que hay situaciones donde sentiremos que nos faltan "piezas" para ayudarnos a sobrellevar situaciones dificiles, pero que mientras no nos falten el amor, la confianza y el respeto saldremos adelante. UNIDAS.
    Un abrazo con olor a café y bollos.

    ResponderEliminar
  9. Yo también me siento orgullosa de formar parte de ese 1% que a este paso será más del 1%.
    Doy a mis hijos lo que puedo, lo que pienso que debo y lo que está a mi alcance. Quiero lo mejor para ellos pero sin darle miles de caprichos inútiles.
    Los educo según mis ideales, según mi forma de pensar...mis padres me dieron buena educación pero eran otros tiempos y otra forma de pensar.
    Estoy de acuerdo contigo

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  10. Mi querida amiga: Te he leido con detenimiento y he llegado a la conclusión de que no estoy de acuerdo con el autor por muy docto que sea y es que cada madre debe de actuar tal y como le sale del alma olvidando siempre el egoismo que puede tirarnos y haciendo todo lo posible por darles unas bases en las que puedan apoyarse y luego que vuelen de la forma que ellos crean que son las correctas aunque sabiendo que tienen un lugar en donde volver, recuperar fuerzas y seguir su camino. Me ha gustado tu reflexión.

    Brisas y besos.

    ResponderEliminar
  11. Mis hijos deciden por ellos. Yo les guío, pero ellos deciden. A veces se estrellan, pero la vida es así.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  12. Este 1% es amplio, ¿no?

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. De por sí ya somos una extensión de nuestros padres, morfología-genética, apellido, nombres, nacionalidad, etcétera; pretender serlo también con nuestros hijos es un poquillo aberrante. Recuerdo en Texas (U.S.A.) a un amigo que andaba deprimido porque su hijo no había apreciado una montura (carísima) que le había regalado para su cumpleaños, porque a él su padre nunca le regaló una y él siempre la quiso ¡por favor!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola amiga: no podemos pretender que los hijos sean como nosotros, de ninguna manera, deben ser ellos mismos, con sus errores y sus aciertos.
    Tienen que aprender de sus pasos, e ir por la vida siempre como buenas personas, que es lo que importa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que el problema no es dar lo que no nos dieron nuestros padres, sino que a veces nos olvidamos de dar lo que sí nos dieron. Lo importante es el equilibrio.

    ResponderEliminar
  16. Yo pienso que lo mejor que podemos heredar a nuestros hijos (con el buen ejemplo) es el criterio propio y la sensibilidad, si tienen estas dos cosas pienso que lo demás no costará mucho trabajo... lo importante es entender que los hijos tienen su propia vida, mientras menos intervengamos en ella será mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Yo soy seguidor tuyo y tu te has hecho seguidora mía por lo tanto es un orgullo muy notable para mi.
    Yo ya tengo cierta edad y tengo cierta experiencia en esto de los hijos, tengo cuatro hijos tres hijas y el ultimo un hijo, desde 9 años a los 42 y un dia me preguntaron en televisión "si todos con la misma y conteste que si, que claro todos con la misma, pero con distinta mujer".
    Tengo que deciros a todas vosotras y vosotros si leéis a esta magnifica articulista, que a los hijos debemos de darle todo lo que este a nuestro alcance pero con disciplina, que vean que las cosas no salen porque si, que salen por el esfuerzo de su padre y de madre, de su esfuerzo y de su trabajo.
    Yo lo que he intentado darles a mis hijos es sobretodo mucho amor y muchos estudios y que el "ordeno y mando" y el "porque lo mando yo", no es bueno, hay que dialogar, pero que sepan siempre los hijos que los que mandan en casa son los padres y que todos formamos un solo cuerpo en eso que se intenta destruir que es la "FAMILIA", el centro neuralgico mas importante de una sociedad.
    Muchas gracias amiga un fuerte abrazo

    ResponderEliminar