«Vanitas vanitatum omnia vanitas»










Los amigos que lleváis tiempo por aqueste lugar ya sabéis que tengo una serie dedicada a los Siete Pecados Capitales, sobre algunos ya he publicado y sobre otros queda pendiente hacerlo. Por ello hogaño acaeció  algo que  me trajo a la cabeza la palabra "Vanidad".  Un ente muy extendido por la Blogosfera, tal como si de un alien  u  octavo pasajero se tratará. Aunque si concluyo hablando de algún Bodegón tampoco debería extrañaros.

Ya se que Vanitas no es mencionada como un gran pecado en el contexto actual de la religión, sin embargo, hubo un tiempo en el que se consideraron "Los Ocho Pecados Capitales", y en los que la Vanidad estaba a la cabeza de todos ellos.
 
 «Vanitas vanitatum omnia vanitas» --- «Vanidad de vanidades, todo es vanidad».


Alrededor del 375,  Evagrio Póntico se unió a un monasterio fuera de Constantinopla, allí clasificó  Los Ocho Pecados que, según él, atraían al hombre al infierno. Evagrio creía que había ocho «tentaciones terribles para el alma», y la vanidad era una de las más letales. Porque la vanidad «corrompía todo lo que tocaba». 
En 590, el papa Gregorio Magno reexaminó la lista y redujo los pecados a siete. Anteriormente, Evagrio las había denominado «tentaciones», el papa cambió el nombre por el de «pecados» y proclamó que eran mortales. 
Para el papa Gregorio, la vanidad era el peor de los pecados capitales, el que contiene la semilla de todo el mal. Él escribió: "La vanidad es el comienzo de todos los pecados.


Aunque debo añadir que también otro era el uso que se daba al término Vanitas (vanidad) con el que se designaba una categoría particular de Bodegón, de alto valor simbolico, un género muy practicado en la época barroca. Por tanto si los objetos en la Edad Media podian figurar en la pintura es porque tenian un sentido.


Vanidad, de Juriaen van Streeck

En estas Vanidades, los objetos representados son todos símbolos de la fragilidad y la brevedad de la vida, de que el tiempo pasa, de la muerte.
Entre todos estos objetos simbólicos, el cráneo humano, símbolo de la muerte, es uno de los más corrientes. Se encuentra este memento mori (acuérdate de que vas a morir) entre los símbolos de las actividades humanas: saber, ciencia, riqueza, placeres, belleza... Las vanidades denuncian la relatividad del conocimiento y la vanidad del género humano sujeto al paso del tiempo, a la muerte.
Otros símbolos que suelen encontrarse en las vanidades son: fruta pasada, que simboliza la decadencia como en senescencia; las burbujas, que simbolizan la brevedad de la vida y lo repentino de la muerte; humo, relojes, y relojes de arena, que simbolizan la brevedad de la vida; e instrumentos musicales, símbolos de la brevedad y la naturaleza efímera de la vida.




Obra de Natalie Shau


Obra de Natalie Shau




Obra de Natalie Shau


Obra de Natalie Shau


Fuente: Wikipedia.
.


Seguidores

TAMBIÉN ESTOY EN...

TAMBIÉN ESTOY EN...
Click en la imágen