27.- Haiku: Para ti, libre.





Algunas veces encerramos nuestros verdaderos sentimientos bajo llave, para colocarnos la máscara de la indiferencia. En ocasiones para no ser heridos y protegernos de los demás y en otras porque tenemos una situación personal que nos quema internamente porque nos obliga a fingir. 

Porque nos obliga a mantenernos en la distancia, ya que desde allí arriba dicen que la visión es más clara. Porque nos obliga a aparentar una fortaleza que  ni siquiera tenemos.

Pero no por ello podemos dejar de lado esa pequeña proporción de nuestro verdadero Yo, el altruista y sensible ante los problemas ajenos. 


Por que siempre no vamos a poder tener encerrada bajo llave a esa buena persona que todos llevamos dentro y a la que muchos estarían  encantados de conocer e incluso llegar a  ser buenos  amigos.







Seguidores

TAMBIÉN ESTOY EN...

TAMBIÉN ESTOY EN...
Click en la imágen