Seguidores del blog.

20140309

Sueños de un edema cerebral.





Y ahora de repente y perdida en la nada, aterida de frió, voy desentumeciendome poco a poco. Noto como voy recobrando la consciencia en la nulidad de mi ser. Incluso intento alcanzar mi cabeza para aliviarla entre mis manos, me duele, pero no tengo manos o quizás haya olvidado como tenerlas.


Todavía no se como he llegado hasta aquí, ni el tiempo que llevo desvanecida; ni siquiera tengo idea de donde estoy. Abro los ojos en mi mente y solo veo piedras, piedras y más piedras.


Es un momento en que se clava en mi esa lacerante soledad convirtiéndome en esa singular unicidad perdida en lo sempiterno. 


Un infinito infectado de pustulosas piedras grisáceas, punzantes, viscosas y fantasmales que deben haberme acompañado cuasi  toda esta eternidad ocultas entre los vendajes. 

Dudo si soy una persona o solo una de aquellas piedras que ha despertado de su letargo. Mi espíritu petrificado es demasiado pesado para conseguir levantarse, y hago un último esfuerzo por elevarme del suelo.


Lo consigo, y entonces puedo celebrar que no soy piedra,  porque han quedado en el suelo mientras yo planeo triunfante por encima de todas ellas. 


Miro hacia mi misma y no veo nada...no hay cuerpo. Un todo translucido donde solo noto una débil energía, un fugaz fragmento de pensamiento consciente. 


Ahora desde mi posición más elevada podré ver más lejos, incluso los confines de mi asfixiante universo. Podré  ver las piedras, sentir la calidez de los últimos rayos de luz, oír el susurro de sus voces. 


Porque  soy etérea. 


Solo un pensamiento ebrio de tanta  ingravidez. 


Desesperada y agotada por el esfuerzo vuelvo a dejarme caer sobre el lecho y acurruco mi frágil pensamiento entre su hostil regazo petreo, para pasar esa oscura noche que presiento como se acerca de nuevo.


Texto by Neuriwoman.

Imagenes by Anna Bodnar.








31 comentarios:

  1. Te acompañaré todas las noches que hagan falta...
    Un abrazo cielo, me tienes, lo sabes.

    ResponderEliminar
  2. Que tremendo sueño!!
    Estar, pero no estar, mas bien parece pesadilla .
    Cuando comencé a leer, pense en una historia real, en el trayecto me di cuenta era un sueño.
    Estan sucediendo tanto esos accidentes vasculares, que debemos cauidarnos mucho con nuestra alimentacion.
    Séa para una reflexion tu escrito.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  3. Duele el canto cortado y frío de esas piedras.

    Un abrazo que sea cálido y mullido.

    ResponderEliminar
  4. Hola Neuriwoman ¿esas son tus sensaciones? ¡Estoy en un mar de dudas! ¿esto un relato o un episodio de tu vida? ¿Has experimentado alguna un viaje astral? De cualquier manera, lo único que espero es que te encuentres bien.
    Un sentido abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Deja que, el universo del sueño, haga tu cama blanca. No estarás solo en la noche, no estarás sola en tu sueño.
    Precisas palabras que salen de tu regazo.

    ResponderEliminar
  6. Hay una luz, la que te hace ver las pequeñas grandes cosas de la vida. Y una voz, la que te ama, la que llevas en tu regazo de gran mujer. Tesoros de tu noche, de tus sueños.

    Abrazote grandote. Buenas tardes, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que son sueños y nadamás y, ya se sabe muchos sueños no se hacen realidad,por suerte para tus seguidores que desean los puedas con tus relatos deslumbrar.

    Quedote agradecido por tu gentileza de seguir a esos molinos que están deseando recibir tus sentimientos poéticos para tratarlos y condensarlos y duren para la posteridad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Un ejercicio de autoreflexión plagado de monstruos. A veces la nada te inunda y te sientes perdido, inmerso en una realidad onírica mitad sueño mitad fantasía, nada de realidad, ¿o sí?
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Los complejos entresijos de la mente,a veces provocados por unos elevados estados de conciencia.Parece que tu protagonista está sufriendo una especie de desdoblamiento o viaje astral,es una experiencia única y muy interesante que debería de ser más estudiada.Un beso Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  10. Una condición durísima del ser es la que nos presentas con tus letras hoy. Piedra es frío,dureza de palabra y gesto,nada, vacío, desamor...sin embargo,paradoja vital,ellas guardan el calor...

    Besos!
    Es un excelente texto.
    Y unido a esas imagenes maravillosas...qué más decir!

    ResponderEliminar
  11. Una vez viví algo parecido en un quirófano.
    Te comprendo cuando hablas de ese presentimiento de una noche oscura que se acerca de nuevo.

    Es curiosos, hablas de piedras y de fantasmas, yo también lo hice en un poema que he posteado hoy.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Bellísimo texto, poderosas imágenes: no agrego palabras. Está todo dicho. Lección aprendida.

    ¡Te dejo un beso!

    ResponderEliminar
  13. PRECIOSA ENTRADA, ME IMAGINO QUE LO ESCRITO ES TU PROPIA EXPERIENCIA DE CUANDO TE OPERARON......MUY TRISTE.TE DESEO QUE ESOS RECUERDOS LOS VEAS CADA VEZ MÁS LEJANOS. LAS FOTOS SON FANTÁSTICAS.BESOTES

    ResponderEliminar
  14. Me entran ganas de acunarte. Beso.

    ResponderEliminar
  15. Espero que estés bien y que esto sólo sea un recuerdo lejano. Aquí estamos todos contigo!

    Besotesss!!!

    ResponderEliminar
  16. Me ha sobrecogido tu relato.

    ResponderEliminar
  17. Hola Newro-corazón de oro.
    Eres fuerte y positiva, esa actitud te ayudará a pasar todo lo que la vida ponga delante de ti, estoy segura que tienes muy buenas amistades que te mandan toda su energia, me uno a todos ellos, y deseo te sientas muy aliviada, pronto y siempre.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  18. La peregrinación necesita acompañarse de una confianza en Dios plena.
    ¡Qué se acerque! ¡qué se desespere contigo!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  19. Un abrazo, Neuri, el sol sale cada día. A veces no se ve, pero salir, sale.

    ResponderEliminar
  20. Es difícil comentar tanta dureza y realismo como el que nos relatas de tu vivencia. Espero y deseo que sea más bien un mal recuerdo. Animo.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Tremendo amiga, tan real e irreal a la vez, me ha impactado.Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Neuriwoman, me encanta tu blog!
    Creo que al final de una mal sueño, el cerebro tiende a quemarlo en una hoguera.
    Y finalmente de sus cenizas una bella flor nacerá.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Este relato me ha impactado profundamente, es un sueño, es una ficción, es realidad, es una mezcla de todo?, creo que sea lo que sea tiene un poso de experiencia propia en la cual te acompaño y te apoyo completamente. Gracias a Dios no me he encontrado aun estas situaciones, y soy consciente que todos, tarde o temprano, tenemos que pasar estas pruebas.
    Un beso querida amiga.

    ResponderEliminar
  24. Esta nebulosa, mar de la tranquilidad en que duermes, se desvanece en el éter.
    Y ahí estás, Porque eres etérea.Porque un pensamiento ebrio de tanta ingravidez te mantiene en suspensión. Y sueñas. O pintas una perfecta metáfora.
    Como la vida misma: Dormir, soñar, despertar
    Interesante y honda tu entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. http://youtu.be/G7sLOoP4aHc

    ResponderEliminar
  26. Estremecedoras palabras…y ese sentir que se refleja tras ellas…
    Identificada en algunos momentos de tu texto…
    Un placer visitarte y adentrarme en esa experiencia, no sin desearte que tus noches dejen de ser oscuras, y se filtre una cálida y tenue luz, allí en tus sueños…

    Bsos… ;-)

    ResponderEliminar
  27. Tanto si es autobiográfico, como si fuese inventando por ese "coco" tan impresionante que tienes, te diré que me transmite sensaciones cercanas al agobio. Ha sido toda una experiencia compartida con la autora.

    ¡¡Neuri, qué fotos, madre mía!. Fantásticas para encuadrar el texto.

    Felicidades por el post.

    Un millón de abrazos.

    ResponderEliminar
  28. Hola neuriwoman, Estoy buscando entre tus post por ver algo sobre onironautica. Actualmente estoy leyendo un tratado sobre el viaje astral, estoy muy interesado en el tema.
    Un sentido abrazo de un amigo.

    ResponderEliminar
  29. Lo importante es que eso sea un sueño y que la realidad ya sea otra. Así lo espero. Muchos besos Woman.

    ResponderEliminar
  30. Fuerte relato e imágenes tan reales como irreales.
    Crecemos en grandeza a través de los sueños. Algunos de nosotros dejamos que estos sueños mueran, pero otros los alimentan y protegen. Los cuidan a través de malos días hasta que los traen al calor del sol y la luz...

    abrazo

    ResponderEliminar
  31. Cuánta fragilidad para ser piedra
    Solo eres una mujer frágil y temerosa
    suplicando un amparo en algún lugar.

    "Te dejo mi corazón
    para que te guíe en el camino hasta mi casa"

    tamally maak

    ResponderEliminar