Expandiendo conciencias.



Free Pictures


VER UN MUNDO EN UN GRANO DE ARENA

Y UN CIELO EN UNA FLOR SILVESTRE,

ABARCAR EL INFINITO CON LA PALMA DE LA MANO

Y LA ETERNIDAD EN UNA HORA.



Frase de William Blake.

Fotografía de Internet







Me gustaría que con la anterior entrada de "Mas allá del horizontes" 
os hayáis sentido más Nubes que nunca. De esas nubes blancas, algodonosas, de formas caprichosas y siempre cambiantes, que siguen un impulso de viento hasta que han tomado el impulso suficiente para despegar y tomar conciencia de si mismas. 


También me gustaría haberos transmitido esa sensación que se alcanza cuando de repente, mediante un insight, aparece revelada la Gran Verdad. 


Que la "espiritualidad" es inmanente a nuestra condición más humana. Que la felicidad es un estado interior que solo podemos propiciar nosotros mismos. Que macrouniversos y microuniversos son una misma cosa, que emociones y afectos ya no controlan nuestras vidas, que lo de arriba es igual que lo de abajo  como en un gran espejo salpicado de vida. 

 Y es de esa forma que cuando has crecido interiormente, cuando ya alcanzas la altura suficiente como para tener perspectiva de lo oculto, de todo aquello que se esconde detrás de la evidencia más cercana y engañosa. 


Cuando de pasar la existencia siendo nube entre nubes sin ver más allá de sus blanquecinas formas, te elevas en un salto cuántico y puedes ver más allá ... más allá de los horizontes.


Quizás vaya siendo hora de despegar y utilizar ese sexto sentido que todos poseemos pero que pocos han querido desarrollar. Una parte de lo que puedes ver, sentir o conseguir se encierra en esta frase de William Blake que ilustra el principio de esta entrada. 


Seguidores

TAMBIÉN ESTOY EN...

TAMBIÉN ESTOY EN...
Click en la imágen