Seguidores del blog.

20120405

Semana Santa: olor a incienso.




"OLOR A INCIENSO
ENTRE FLORES DE AZAHAR
SEMANA SANTA"


Haiku by Neuriwoman.





Málaga ya huele a incienso entremezclado con el aroma de las flores de azahar, y es que estas flores siempre brotan cuasi mágicamente cuando llega la Semana Santa. Y su aroma se mezcla y vira con el que se eleva de los incensarios que acompañan todas las procesiones que atraviesan nuestras calles.

Se dice que los fenicios, grandes navegantes y comerciantes por toda la faz de la tierra, siempre llevaban en sus barcos leños de incienso para comerciar en los lugares que iban encontrando. De echo el nombre de Málaga, mi ciudad, procede del término fenicio Malaka con el que bautizaron un asentamiento griego en nuestras costas y el que los griegos transmitieron en sus crónicas como Mainake.

La palabra incienso deriva del latin "incendoere" y su significado es encender, quemar, incendiar, prender fuego pero sobre todo se identifica con el término "iluminar".

Arqueologicamente los primeros indicios se remontan al Valle del Nilo, donde hace quince siglos los egipcios viajaban al país de To-Nuter para buscar incienso. En los templos de Deir el-Bahari se observan dibujos rituales y esotericos en los que se evidencian las nubecillas de humo del incienso.


Y es que desde hace miles de años el incienso se ha utilizado como forma de potenciar nuestra espiritualidad  y nuestras oraciones. Ya en el Antiguo Testamento en el Salmo 141:2 se hace una comparación entre el ascenso del humo del incienso y la elevación de las plegarias: "Suba mi oración delante de ti como el incienso". Mientras que en el Nuevo Testamento el incienso acompaña grandes acontecimientos como la visita de los Reyes Magos al niño Jesús, al que regalan "oro, incienso y mirra". Lo cual nos da una idea de cuan valioso ha sido siempre a lo largo de toda la historia. Llegando  hasta nuestros días para acompañar y realzar los actos religiosos como las Procesiones que se realizan en Semana Santa por toda nuestra geografia.