Seguidores del blog.

20120503

Ilusiones ópticas.




Las ilusiones ópticas existen porque nuestros sistemas sensoriales a veces nos engañan, en este caso le dan un efecto de movimiento a una imagen estática, pero nuestro cerebro no lo interpreta así. En algún trayecto de la transmisión entre lo que ven nuestros ojos y lo que analiza nuestro cerebro la imagen adquiere un tintineo intermitente. Al fin y al cabo las cosas no son como son, sino como las vemos y las reinterpretamos.

Los publicistas siempre han buscado llamar la atención en sus anuncios y las utilizan con frecuencia, aunque a veces pasen desapercibidas. En el caso de las vallas publicitarias una buena forma de llamar la atención es mediante originales ilusiones ópticas. Es un recurso muy utilizado en carteles y vallas publicitarias. Como la foto de debajo, sin embargo este recurso de engañar a nuestros sistemas sensoriales ha sido estudiado desde hace miles de años.

.
En el arte se ha estudiado durante milenios la forma que tienen nuestro cerebro y ojos de percibir la realidad sobresaliendo en pintura, escultura o arquitectura. Por ejemplo los griegos ya adaptaban la realidad a nuestros ojos y en el Paternón de Atenas la arquitectura griega clásica incorporó una ligera convexidad llamada éntasis en las columnas para compensar por la ilusión de concavidad creada por líneas paralelas. De esa forma las columnas se veian rectas y alineadas en un mismo tamaño, dejando de estar distorsionadas por las más lejanas.




También en la zona oeste, al fondo del interior de la columnata de cuatro columnas, existía el basamento de la estatua, para el culto a Atenea Parthenos con un amplio estanque, poco profundo, que producía un efecto de brillo mediante el agua frente a ésta. Otra forma de engatusar a nuestra mente dando brillo donde no lo hay en la realidad.

En la actualidad es en el mundo de la fotografía donde conseguimos efectos más inquietantes, como el mundo de sombras que en un primer impacto visual vemos en la siguiente foto, aunque si ya nos detenemos a contemplarla es otra cosa.

La calle de las sombras.
Veís que fácil es a veces crear una ilusión óptica. En esta foto en la que parece que son las sombras las que caminan fue sacada con la cámara al revés, simplemente. Las siguientes fotos también tienen su gracia visual:

Si te aburres en el autobus...

Si te aburres en la oficina...

Si te aburres en casa...