Seguidores del blog.

20120614

Como dejar de fumar.





Ese título de "Mi vida sin ti" parece el anuncio glamuroso de una ruptura reciente, de alguien enamorado durante lustros y que ahora se replantea su vida sin el objeto centro de su amor. Sin embargo, no es una ruptura intervivos sino más bien el título de una página web creada hace algún tiempo por personas relacionadas con temas sanitarios que te ayudarán a llevar tu vida sin él.



¿Y quien es él? Pues por la foto ya sabeís que es el innombrable y abobinable tabaco, tantas veces  en ristre de nuestros resecos labios. Con su humeante señal para indicarnos que esta alli, que sigue alli y que puedes acompañarle y sentirte acompañado por el mal olor, la inapetencia, la ausencia de sabor y los potenciales canceres que tan mala compañía propician. Dicen que la Ley Antitabaco esta acabando con el cigarrillo insolente e insolidario que infiltra sus malos humos en los pulmones de los fumadores pasivos. También dicen que sus precios agravados por la crisis son detractores de su consumo. Quien sabe si incluso esas campañas agresivas donde se mostraba un pulmón a la parrilla, todo negro y churruscadito por los años sometidos al maldito zahumerio. Están haciendo mella en su consumo, ahora que en algunas comunidades como la de Madrid se están replanteando abrirle nuevos espacios que el dinero es el dinero,  y la Espe no mira más allá.





Personalmente no estoy ni a favor ni en contra del fumar, si no todo lo contrarío. Esa maldita empatia que congenitamente me acompaña sin haber sido invitada, me lleva a comprender a esa nueva estirpe de parias que desde que salio la Ley deben fumar a escondidas "so pena de la mi merced" de ser multimultados. Pero es que también comprendo a los usuarios de la mesa de al lado que se les mete el humo en el ojo y les hace estornudar. Y les comprendo porque el humo del cigarrillo me sienta fatal, lagrimeo, lloro, toso...pero de momento lo sigo padeciendo en silencio. Aunque lo que realmente me da más  pena es el daño que se hacen y el que hacen a los que tienen alrededor. Siempre que hablo del tabaco me acuerdo del señor Freud (en realidad de su mandíbula ) y también de la menos conocida enfermedad de Buerger.



En mi caso puedo decir que desciendo (y no con orgullo) de una saga de grandes fumadores, con varios caidos por la causa y cáncer de pulmón, y estoy acostumbrada desde la cuna a inhalar el humo de los cigarrillos, los puros, y alguno que fumaba en pipa. A celebrar en fiestas familiares todos los acontecimientos con un cigarrito y a pertenecer a una generación donde las chicas que fumaban eran mejor vistas, como mas modernas, mas sociables y mas de todo. Porque esta adicción, antes llamada vicio, surgia como moda social y como en el caso del alcohol hay quien empezaba para relacionarse y terminaba enganchado en sus redes en la más completa soledad.



Pero como siempre he sido rarita en mis costumbres, pues yo no fumaba. Ni fumo ni tengo en mente comenzar con el tabaco en la senectud. Así que mi casa siempre ha sido un espacio libre de humos, mis amigos ya vienen fumados o se van antes si les aprieta el gusanillo, pero no quiero que mis hijos aspiren más humos que los hasta ahora inevitables del tráfico rodado.



Y a lo que iba y por lo surgió este post. Por tanto se trataba de hablar sobre Mi vida sin ti, que es un portal de carácter informativo. Sus contenidos pretenden ayudar a los usuarios en el proceso de dejar de fumar. El portal cuenta con distintas secciones con materiales que ayudan al propósito. Los encargados de la página ponen a disposición de los usuarios materiales que van desde las guías a los folletos, pasando por herramientas multimedia e incluso aplicaciones. Todo parece poco para ayudar a otros a dejar de fumar.






Los usuarios que acuden al portal Mi vida sin ti, además de información, pueden participar en foros destinados a compartir dudas o sensaciones con otros usuarios. De esta manera se hace que las distintas personas que pretenden dejar de fumar encuentren un espacio en el que se les apoye y se les comprenda.


La iniciativa es totalmente independiente. No está vinculada a ninguna organización, entidad o institución. Los creadores destacan que la decisión de dejar de fumar es personal, de cada uno, y que ellos solo pretenden ofrecer elementos de ayuda para las personas que quieran utilizarlos. Su comunicado de presentación finaliza con la siguiente máxima: “puedes vivir sin tabaco y el tabaco puede vivir sin ti”.


La dirección de esta web os la dejo más abajo: