Seguidores del blog.

20121031

Envejecer sabios.






Mi querido@ amig@ alguna vez te has detenido a pensar lo que significa envejecer. Si eres joven y lo piensas quizás te sirva para valorar aún más tu tiempo. Y tu mi querido anciano ¿alguna vez piensas en tu pasado? Seguramente que si y siempre te andas preguntando lo mismo: si hiciste lo realmente correcto.



Así de irónica es nuestra existencia, cuando somos jóvenes no comprendemos el temor que produce la vejez cuando estamos en ella. Cuando somos viejos, no podemos retroceder en el tiempo para intentar hacerlo mejor. 



Por eso cuando la vitalidad fluye con libertad carecemos de suficiente sabiduría. Pero rebasadas ciertas edades y sobre todo ciertas etapas en nuestra vida en las que ya podemos acariciar algo de esa sabiduría que intuimos resulta que el destino nos ha vuelto demasiado frágiles y  a vueltas de la vida.



Porque para muchos la vejez llega tan de repente, que apenas han notado los cambios de su cuerpo ni de su mente, cuando un día se miran en el espejo y ya son ancianos, sin poder retroceder en el tiempo y sobre todo siguen  preguntándose sin saber si hicieron lo correcto.








37 comentarios:

  1. Por esto muchos han propuesto que deberíamos empezar por el final, y morir tras ser bebés, en el orgasmo de la creación. La verdad es que es un derroche de recursos: cuando mejores somos "por dentro", peor estamos por fuera para aprovecharlo. :-/

    ResponderEliminar
  2. Algo así como aquella peli de La curiosa historia de Benjamin Button. Pero si te fijas tampoco serviría para nada porque después de la madurez física y mental entraríamos en la niñez con la vulnerabilidad que eso conlleva. Comenzamos y terminamos la vida tan fragiles en un sentido como en otro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tomo una palabra que escribió X: derroche. Nacemos envejeciendo, por eso trato de no derrochar ni un instante...

    Saludo enorme, Neuriwoman. Buenas tardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo y es que somos un derroche de la naturaleza, y unos derrochadores de nuestros recursos. Como dice X deberiamos quedarnos en el "orgasmo de la creación", porque a partir de ahi empezamos a declinar hacia el final.

      Un besote bien grande.

      Eliminar
  4. Me ha recordado un libro que leí, donde una anciano decía que a su edad era cuando se empezaba a saber amar: antes no se tienen ideas precisas sobre ello...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno la verdad es que resulta triste que tengamos que sufrir o envejecer para saber apreciar las cosas como siempre merecieron ser apreciadas.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Correcto o incorrecto, lo hecho hecho está el pasado es como leche derramada que no se puede recoger. Buda dijo: Que había tres cosas a las que nos teníamos que enfrentar en la vida: La vejez, la enfermedad y la muerte.

    Y es cierto aunque la escogencia está encada persona. La vejez tiene su encanto y su comodidad, la muerte pues que venga cuando sea creo que la enfermedad es lo más difícil de enfrentar. Hay quienes la enfrentan con mucha madurez y otros que no lo resisten. La vejez y la juventud tienen sus cosas agradables y desagradables. La juventud muchas veces nos da inconsciencia que sería la parte negativa de la bella juventud. pero ya lo dijo el poeta: Juventud divino tesoro/te vas para no volver/cuando quiero llorar no lloro/ y a veces lloro sin querer/. Todo tiene su lado positivo y el negativo. Hay que saber resolver con cordura cada una de nuestras circunstancias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las etápas de la vida tienen su encanto aunque a veces no nos encontremos suficientemente maduros para saber disfrutar de ellas. Sin embargo el dolor es algo que nos da miedo, no necesitamos sentirlo en nuestras carnes porque solo hablar de él ya nos encoge el corazón.

      Sobre la enfermedad hay personas que saben llevarla bien, con dignidad y capacidad para no centrarse en ella. Trascenderla incluso ser felices sin dejar que las limitaciones te hundan. Dejar el sufrimiento a un lado para ser capaces de seguir disfrutando de las maravillas que nos ofrece la vida.

      Te confieso que mi haiku esta cargado de una cierta ironía, porque estar lleno de arrugas no te hace ser sabio por ello. Realmente mis pensamientos se referian a la madurez de la persona que obiviamente puede darse en cualquier etapa de la vida. No hace falta ser viejos para ser sabios ni tampoco ser jovenes para ser tontos.

      En la vida hay mucho descerebrado con un montón de años a sus espaldas. Y como bien dices saber resolver con cordura cada una de nuestras circunstancias.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Querida mía, seguro que lo sabes: en el I Ching aparece "la necedad de la juventud".
    Estamos hablando de este libro que para muchos es un oráculo y para otros pura sabiduría y reflexión poética.
    Así que tu haiku enlaza perfectamente en este fluir de lo que nace, crece, madura y se transforma.

    Si, la vejez trae la sabiduría, por eso la mujer de la foto ríe plácida.
    Si llego a vieja espero serlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, yo hablaria de la necedad de las necedades que trasciende al espacio-tiempo, al crecimiento y el envejecimiento. Porque al fin y al cabo lo que importa es madurar antes de llegar a esa sublime transformación de oruga en mariposa por unos instantes.

      A la anciana de la foto se la ve feliz, que mayor muestra de sabiduria y madurez que el saber disfrutar en cualquier momento del día. Aunque tu ya eres sabia sin necesidad de esperar ningún tipo de vejez

      Un gran beso.

      Eliminar
  7. Cuando más envejecemos más empezamos a hacer las cosas bien, para mí es así :L

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y resulta triste que haya tantas personas llenas de arrugas y sin madurar. Hoy día no se sabe envejecer con dignidad, con paciencia, con aceptación...se opta más por cremas irreales, quirofanos y silicona por todo el cuerpo. Un lastre para nuestro desarrollo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es la paradoja del tiempo. Cuando estamos pletóricos de energía, no sabemos como emplearla. Y cuando envejecemos, tenemos que suplir la falta de fuerzas con inteligencia y con la fuerza de la razón.

    Y hay otro fenómeno curioso. A medida que se han ido acercando a la "ultima curva", gentes que he conocido como rematados irreverentes, se han transformado en devotos de las misas dominicales y de las sotanas.

    Hay que ver lo espirituales que nos volvemos cuando notamos a las sombra eterna acercándose.

    Feliz noche de difuntos, y un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También he observado ese fenómeno curioso del que hablas, sin necesidad de acercarnos a esas curvas peligrosas basta con que tengamos un mal momento, una enfermedad, un agobio...

      Es como en aquel refrán que dice "no te acuerdas de Santa Barbara hasta que truena". Y es que por algo se la considera la patrona de la artillería, arquitectos, albañiles, fortificaciones, cavadores de tumbas, fundadores, revistas, y protectora contra el rayo, fuego, muerte repentina e impenitencia.

      Y es que hablando de Halloween he recordado que también se venera a esta santa en Siria, Libano o Palestina entre los arabes cristianos bajo el Aaid al Barbara en un tipo de fiesta muy similar al Halloween que nos invade.

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  9. Yo siempre pienso en ello la verdad. Por suerte soy bastante joven, y siempre pienso en la importancia de valorar mi juventud y mi salud. Me gustaría tener los años y el cuerpo que tengo ahora con la sabiduría de la edad (y a quién no, ¿no?).
    Muy buena tu reflexión, y la primera imagen me encantó (también el haiku).
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva, es tan difícil aunar lo físico y metafísico que suelen encontrarse distanciados en los dos extremos de cada continuo: juventud-vejez...necedad-sabiduría.

      Un besote.

      Eliminar
  10. No creo que la vejez nos dé sabiduría automáticamente, y eso da más miedo: ¿y si no sabemos envejecer? ¿Y si nos quedamos estancados (en edad mental)? Espero y deseo saber envejecer con dignidad.
    Un beso, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco y el que el haiku es más bien una de las ironías de la vida. Además si no hemos nacido bajo el brazo con un "Manual de instrucciones para desarrollar una vida plena" como esperan que seamos capaces de alcanzar esa sabiduría ancestral. Bueno por si acaso ya te lo contaré cuando me haga viejecita como esa mujer de la foto.

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  11. Me imagino que cuando lleguemos a Viejos, nuestra sabiduría nos hará reflexionar sobre estas tesituras.
    Muy buena Entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien sabe hay viejos prematuros, emocionalmente hablando, y tontos con muchos años llenos de arrugas, emocionalmente hablando. Cualquier edad es buena para reflexionar, pero siempre mejor que no sea demasiado tarde.

      Un beso.

      Eliminar
  12. Me has leído el pensamiento Neu porque hoy mismo hablaba con mi marido de lo rápido que pasa el tiempo y que tengo la certera sensación de haberlo desperdiciado y no haber hecho cantidad de cosas que podría haber realizado...............es que me estoy volviendo ya "sabia" y pienso en lo que haría si me dieran la oportunidad de retroceder en el tiempo con lo que ahora sé.Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que voy a terminar poniendo un chiringuito como la pitonisa Lola, o va a ser que tenemos transmisión de pensamientos. Creo que no siempre las oportunidades desperdiciadas o lo dejado por hacer, o lo hecho quizas erroneamente desde nuestro punto de vista actual han de ser aspectos negativos de nuestra existencia.

      De alguna forma todo lo hecho y lo dejado por hacer es lo que te ha hecho madurar, disfrutar de ese grado de "sabia" que intuyes en estos momentos de tu vida. Todo ello te capacita para apreciar lo que tienes y en este momento de tu vida, se que es maravilloso.

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  13. Dice un mantra tibetano: " todo el mundo quiere vivir mucho tiempo y ser sabio,pero nadie quiere llegar a viejo"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes amigo mio y es que en general no se sabe disfrutar de lo que nos va dando la vida en cada etápa. Y cada una de ellas supone un escalón de superación y sabiduría, pero con tantas prisas hay veces que lo ignoramos y solo dejamos pasar el tiempo sin más.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. A ti y a mí nos llegará la vejez de repente, ya lo verás...
    Un día nos levantaremos y, al ir a lavarnos los dientes, veremos un reflejo en el espejo que hará que nos frotemos los ojos con incredulidad. ¿Quién sois querida anciana y qué hacéis en mi cuarto de baño? Soy tú misma. ¿Quéeeeeeeeeeeeee? No me lo creo, ¿ya soy tan mayor?

    En fin, no pienso mucho en esto de mi vejez, aún tengo a mis padres y a pesar de mis años todavía me echan la bronca por no tener recogida la cocina... ¡Te puedes imaginar! Creo que nunca se rompió mi cordón y aún estoy unida a mi madre.

    Me encantó tu entrada, como siempre, ya lo sabes.
    Ando con muy poco tiempo y te quiero mandar todo mi cariño, mi respeto hacia la calidad de lo que escribes y mi admiración...

    Besos, tesoro.

    ResponderEliminar
  15. Jo chica y seguro que cuando nos miremos al espejo para lavarnos los dientes ya ni siquiera los tendremos, y habrá que ir espantadas a buscar el vaso donde dejamos metida la dentadura postiza. Je,je....

    Pero realmente no hablo de la vejez física sino de la madurez ancestral, de llegar a ser sabios y felices. Esa imagen en Oriente es la de un sabio o una sabia anciana disfrutando de todo lo aprendido y sobre todo de todo lo vivido.

    Muchos besos para todo el QRM familiar.

    ResponderEliminar
  16. Algo bueno tiene que tener ser mayor. Debe de ser el equilibrio entre la juventud y la madurez. Y ese descanso de que ya todo te da igual y dices lo que te da la gana porque todo te resbala.

    Besos Neuri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se que decirte Yolanda, salvo que tu estas en ese punto de equilibrio de la madurez. Y que seguro que cuando seas mayor encuentras muchas cosas buenas porque aún siendo tan joven ya sabes apreciarlas.

      Un gran abrazo.

      Eliminar
  17. La sabiduría te la dan los años, pero no necesariamente, también la experiencia de vida, actualmente vivimos en un ambiente tan acelerado y violento que maduramos a destiempo

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ame, la experiencia de vida junto a la capacidad de ir madurando apropiadamente es maravilloso. Aunque los tiempos modernos nos conducen más a una distopia donde el envejecimiento esta penado correlacionando con enfermedad y sufrimiento. Donde se intenta ocultar esa madurez de nuestro cuerpo con pases por el cirujano plástico. Nos conducen a la amargura de ser relegados con los conocimientos que nos ha dado nuestro paso por la vida.

      Siempre he pensado que hay personas que ya nacen llenas de sabiduría que transitan por el mundo junto a muchas que aunque vvivieran mil años nunca llegarian ni de lejos a sentir la felicidad de ser tan sabios como felices.

      Un beso.

      Eliminar
  18. Bonita entrada y una imagen estupenda, la vejez llega y hay que saber asumirla y disfrutarla como cualquier otra etapa de la vida, cada cual tiene su encanto.Ojalá cuando nos llegue la disfutemos feliz y relajado porque seguro que nos lo merecemos.Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con tu comentario y sobre todo con ese cuando nos llegue la disfrutemos felices y relajados. Te mando un abrazo muy grande, muy grande, muy grande porque también lo mereces.

      Eliminar
  19. ¡Un Haiku muy sabio, Neuriwoman! Aunque estoy segura, de que tú no eres vieja. :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. A mi no me importa cumplir años porque lo importante es ante todo llegar a cumplirlos, con eso me basta, (un año mas disfrutando de mi familia), Y la sabiduría, realmente experiencia, ¿para qué?.
    por mucho que digas los jóvenes han de experimentarlo por si mismos, y nosotros ya no tenemos ocasión de repetir nuestros errores. Vivamos.

    ResponderEliminar
  21. Decía mi abuelo: Escoba nueva barre muy bien, pero la vieja sabe donde está el sucio...Los años nos da un visión distinta de la vida, de apreciarla de manera distinta

    Besote

    ResponderEliminar
  22. Pues... siento mucho discrepar. No creo que la vejez nos haga más sabios. Creo que la verdadera sabiduria esta en la mente de los niños.

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  23. Muy buena reflexión, muchas veces la vejez no significa ser maduro o viceversa, hay que encontrar el equilibrio en todo. Los hay que son inmaduros siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar