Seguidores del blog.

20121125

Yogur casero.



Hace tiempo que elaboro mis propios yogures en casa, no solo por la comodidad sino también por su calidad ya que la cadena de frio no se interrumpe en ningún momento, ni llevan conservantes ni aditivos de ninguna clase. Y por ello es mas facil mantener integras todas sus propiedades como alimento probiótico.

Los probióticos son aquellos alimentos que contienen microorganismos vivos cuyo consumo tiene efectos positivos para nuestra salud por su acción sobre la flora intestinal. Un tipo lo forman los yogures que son leche fermentada a base de bacterias lácticas como el Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus o acidofilus. Y en segundo lugar las leches fermentadas, de aspecto similar al yogur, que han sido fermentados por otro tipo de bacterias como las Bifidobacterias y el Lactobacillus casei imunitass.

Los yogures naturales al ser alimentos probióticos tienen efectos muy beneficiosos al contribuir al equilibrio de  nuestra flora bacteriana intestinal y potenciar nuestro sistema inmunitario. También pueden ser tomados en muchos casos por aquellas personas con intolerancia a la lactosa.

Existen distintos métodos para hacer tu propio yogur y el más cómodo es utilizando una yogurtera, un electrodomestico que mantiene a la temperatura adecuada nuestra leche mientras fermenta. El resultado depende de las horas (menos horas resultan ligeramente laxantes, más horas una mayor acidez y contrarrestan las diarreas, el tipo de leche (entera, desnatada, de soja, de cabra...), y por último el tipo de fermento láctico utilizado.

CONSEJOS PARA ELABORAR YOGUR.

  • 1 litro de leche semidesnatada.
  • 6 cucharadas de azucar moreno.
  • Un sobre de fermento o un yogur natural de marca.


Tomamos parte de la leche y la templamos en el microondas, disolviendo en ella el azúcar y añadiendo después el yogur. Removemos bien todo y se echa en cada uno de los tarritos de la yogurtera. Se introducen en esta, se enchufa dejándolos de seis a ocho horas. Una vez pasado el tiempo necesario, a nuestro gusto en acidez o espesura, se meten en la nevera y se pueden consumir durante unos diez días.

Esta es la receta básica pero en otras entradas ya os contare como convertirlos en yogures ricos en calcio, potenciadores de nuestras defensas, laxantes, astringentes, con frutas o con fructosa por ejemplo. Las yogurteras tienen un precio de 20 euros aproximadamente y os recomiendo que la compreis con tarros de repuesto. Por ejemplo la de la foto trae 7 envases y 7 más, por lo que no tienes que esperar a gastarlos todos para volver a ponerla de nuevo. Así te da tiempo de ir haciendo los yogures mientras todavía quedan tres o cuatro en el frigorífico.

Con leche entera queda un yogur más espeso y con leche desnatada demasiado líquido, por ello para bajar colesterol y con una densidad media utilizo leche semidesnatada. Si deseáis enriquecerlos podéis añadir además de los ingredientes anteriores de 1 a 4 cucharadas de Leche Desnatada en Polvo, cuestión de ir probando hasta encontrar el punto que mas guste en casa.








15 comentarios:

  1. ¡Buenísimos!
    Yo también los hice hace mucho tiempo durante varios años, hasta que se estropeó la resistencia de la yougurtera y por esas cosas de la dejadez ¡hasta hoy!
    La verdad es que son mucho mejor que los que se compran, y, como tu dics, son mucho más sanos.

    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu consejo, no he tenido nunca la yougurtera.
    La voy a probar.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  3. En casa también se hacen...

    Y saben...exquisitos, sobretodo cuando son de uno ;D

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  4. Hace bastantes años también los hacíamos en casa. Nos pasó lo que a Chela, se murió la yogurtera y se acabo el hacerlos en casa. Yo soy mas de la cuajada, pero a veces me encanta coger un yogur natural azucarado, añadirle un café expreso y batirlo con la cuchara. Está delicioso. no sé porque no lo comercializan así. (Para los cafeteros, como yo).

    ResponderEliminar
  5. Suena interesante, podría regalarle una yogurtera a mi madre a ver qué tal jejeje.

    ResponderEliminar
  6. Qué ricos.

    Una amiga la tiene y yo me aprovecho :D

    Besos

    ResponderEliminar
  7. El yogur no es uno de mis postres favoritos, creo que he comido tantos en mi vida que se han convertido en algo aburrido para mi.
    Pero sabes? he sonreído al ver la imagen.
    Mi madre tenia una de esas, casi igualita a la de la foto pero con la tapas amarillas.
    Me acuerdo el procedimiento y lo divertido que era hacer los yogures, les poníamos chocolate en polvo... y estaban de muerte!
    Un día, mi madre tropezó y se fueron todos los botes al traste... sólo quedaron las tapas.
    Ya nunca más hicimos yogures.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  8. Nunca he comido un yogurt casero porque no soy yo de estar mucho tiempo en la cocina. A mí los que más me gustan son los de chocolate de La lechera... Hmmm, deliciosos.

    Ay, mi chica qué apaña es!!!

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Que rico debe estar ese yogur y que sano. Yo lo hacia hace mucho tiempo pero ahora con los modernismos dejamos atrás cosas que en casa se habían hecho toda la vida. Sería bueno hacer girar el tiempo y volver a aquellos tiempos en que lo casero y lo natural era lo que realmente valía la pena. Ahora nos invade la comida basura los ultra congelados los microondas y tantas cosas que están haciendo desaparecer todo lo bueno y hermoso de nuestra infancia. Así que enhorabuena por seguir cultivando cosas tan tradicionales como esta de hacer yogur casero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. La cadena de frío, qué problema!! En casa se consume mucho yogur, hacerlo no estaría nada mal...

    Un saludote hasta allá, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  11. Tiene una pinta estupenda, pero no tengo tiempo ni ganas. Los como desnatados igual que la leche, también la tomo de soja con chocolate.

    Besotes Neuri

    ResponderEliminar
  12. eres buena, asi eliges tu. un besazo

    ResponderEliminar
  13. Orale, que interesante, nunca había escuchado sobre las yogurteras, es nuevo eso para mi, nunca las he visto y no se si se consigan por mi tierra, pero vale la pena buscar. Lo que mi mamá prepara es el famoso jocoque, que no es otra cosa que leche fementada, esa se acostumbra comer en el desayuno acompañado de tortillas y salsa, muy rico pero no se que tan recomendable :D

    saludos

    ResponderEliminar
  14. Esta entrada tuya me ha traído a la mente a los yogures que mi madre hacia, igual que lo han descrito tu, muchísimos comí pues padecía del estomago.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno!!! Mi madre también los hacía caseros... A ver si me decido a hacerlos yo también.
    Besos

    ResponderEliminar