Seguidores del blog.

20110424

Huevos de Pascua.





El inicio de la tradición de comer huevos en estas fechas se remonta a la propia Edad de Hielo. Pues se considera que tras aquellos duros inviernos apenas quedaban ya recursos ni provisiones para alimentarse. Mientras que con la llegada de la primavera también llegaban las primeras aves desde el sur que comenzaban a poner huevos.  Y de ellos se alimentaban los hombres primitivos hasta que podían volver a salir a cazar con la llegada de mejores temperaturas.


Si quieres saber más:   clika AQUI.



22 comentarios:

  1. Buenas noches amiga..

    Preciosa entrada que junto con la mía, creo que deberíamos poner una tienda de huevos de Pascua...jjjeje...

    Con todo el corazón deseo que tengas un bello día de Pascua.. Besotes de un precioso amanecer.. muakks

    ResponderEliminar
  2. En el Perú no es muy popular esta tradicion, lo si hace la gente por estas fechas es visitar las siete iglesias, no se para que, pero lo hacen.

    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Parece que Balovega y tú,os habeis puesto de acuerdo jeje y me parece una estupenda y dulce entrada.

    Un besico y feliz día de Pascua

    ResponderEliminar
  4. Una bella entrada, Neuriwoman. Mañana, aquí es casi las 20, será un día con los tradicionales huevos y roscas de Pascua.

    Que pases un lindo domingo de Pascuas. De todo corazón.

    ResponderEliminar
  5. Interesante entrada y no se hace pesada porque la clasificas y explicas muy bien, entretiene.
    Yo creo que por la parte de Andalucía no es costumbre los huevos de pascua verdad?.
    Pero si me regalaran un chocolatito no estaría nada mal, jajaja.

    Un beso y que la vida te sonría

    ResponderEliminar
  6. Después del magnífico seminario que nos regalas sobre los huevos de Pascua, creo que lo de los huevos Kinder mejor para otro día, jajaja.
    Gracias, un saludo y feliz Pascua de Resurrección, amiga.

    ResponderEliminar
  7. Hay huevos que son impresionantes.
    En Venezuela no se acostumbra celebra la pascua de esta manera, pero siempre me ha llamado la atención

    Besote

    ResponderEliminar
  8. Magnifica entrada, perfectamente comentada e ilustrada, la verdad es que hay huevos para todos los gustos de chocolate, de oro, de diamantes, me han gustado la colección de los zares, son una autenticad maravilla y verdaderas obras de arte. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. No sabía ni la mitad de lo que cuentas, gracias por ello, me enamoran los Favergé, pero me derrito por los de chocolate negro...

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante tu escrito, me he enterado de muchas cosas que no sabía.......solo te ha faltado regalarnos un huevo de chocolate :-)

    ResponderEliminar
  11. Hola, después de unos días de un poco más de trabajo, vuelvo a visitaros a todos, es un placer entrar en cada uno de vuestros rincones.
    Volveré a leeros con más detenimiento.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  12. Siempre es un gusto pasar por tu blog amiga Neuri, es como visitar mi enciclopedia.
    Un beso y feliz domingo de Pascua.

    ResponderEliminar
  13. Bonita entrada, me ha dado ganas de comerme el que tengo reservado para más tarde en la merienda...todo lleno de chocolate negro, que me encanta...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  14. Curiosa historia la de los huevos jeje, me has dado una idea para mi trabajo...aunque tendrá que esperar al año que viene si es que sigo en el mismo, Dios quiera que no. Un besico, perdona la ausencia, mucho trabajo pero estoy por aquí.

    ResponderEliminar
  15. Feliz domingo, woman. Con huevo o sin él. Bechis.

    ResponderEliminar
  16. Magnifico el reportaje , yo conocía algo al respecto casi a partir de la costumbre de los judíos, pero no antes. Es completísimo el reportaje, ilustrativo muy bien documentado y muy ameno, no se hace nada largo.
    Quien pudiera tener uno de Favergué.
    Un beso. Felices Pascuas.

    ResponderEliminar
  17. Te deseo a ti y seres queridos Felices Pascuas!!!!
    Con las energias positivas de lo que festejamos, cada uno de acuerdo a sus sentires, espirituales o religiosos..

    Un abrazo.

    Abu
    .
    Todos los hombres que conozco son superiores a mí en algún sentido.
    En ese sentido aprendo de ellos
    Ralph Waldo Emerson

    ResponderEliminar
  18. Hoy te toca a ti.
    La escalera es nuestro elemento. Hoy te concedemos el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al lunes 25 de abril de 2011 en No sin mi cámara por los contenidos y matices de tu blog. Saludos cordiales desde Málaga.
    Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
    Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro. Ahora, si quieres, tienes que fotografiar una escalera y nos la envías a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

    ResponderEliminar
  19. Yo sigo levantandome para buscarlos en el jardin.

    ResponderEliminar
  20. Ahora que nos lo explicas la verdad es que es una historia preciosa. Fíjate, no sabía que los cristianos coína los huevos que no podían comerse durante la Semana Santa y los pintaban para diferenciarlos de los frescos y así poder comerlos. Es algo muy comprensible si pensamos que quien más quien menos tenía sus propias gallinas y el mundo no estaba para tirar comida por el hambre.

    Por cierto, ahora recuerdo que numerosos pintores del Renacimiento pintaron sobre la cabeza de la Virgen un huevo. Acuérdate del que pintó Rafael, creo, con un huevo colgando de un hilo sopbre la cabeza de María, idea que volvió a utilizar Dalí.

    Besitos

    P.D. En Béjar no tenemos la costumbre ni de comer ni regalar huevos de Pascua. Aquí se come el típico hornazo de Salamanca, compuesto de pan con anís relleno de chorizo, en el caso de Béjar, y de lomo y huevo (otra vez los huevos) en Salamanca.

    ResponderEliminar
  21. Qué bueno, ya somos del club de la escalera.
    Me ha encantado esta entrada, genial y tan instructiva. Durante mi infancia me tomaba "la mona" de pascua, es decir bollo con huevo duro en el centro, y estaba exquisita. Ya no me saben lo mismo, será que las papilas ya no son lo mismo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Mi mami ocultaba huevos en mi casa para que los encontráramos, con el paso del tiempo, a medida que crecíamos el juego se hacia menos divertido, pero ahora lo extraño mucho.

    Mi sobrina todavía los busca en la actividad que hacen en el barrio donde vive.

    Para mi la pascua solo quedó relacionada con conejos y chocolate... mmm... que rico.

    Saludos.

    ResponderEliminar