Seguidores del blog.

20100624

Mentoring y Coaching.




Bueno estos términos han sido mi duda del día, no tengo muy claro la diferencia entre ambos, y como nunca me voy a la cama sin resolver una duda. Pues estoy aclarando conceptos y los paso por aqui para quien tenga la misma duda.

El nombre de mentor proviene de la mitología griega. Méntor era el amigo íntimo de Ulises, el protagonista de la Odisea de Homero. Antes de partir para Troya, Ulises pidió a Méntor que se encargara de preparar a su hijo Telémaco para sucederle como rey de Itaca. Méntor tuvo que ejercer de padre, maestro, modelo, consejero asequible y fiable, inspirador y estimulador de retos de modo que Telémaco se convirtiera en un rey sabio, bueno y prudente.

Trasladado al contexto empresarial actual se trata de que el “tutelado” consiga convertirse en un líder efectivo y fidelizado para la empresa en que presta sus servicios. Para ello, se establece una relación personalizada dirigida por el mentor quien invierte su tiempo, comparte su conocimiento y dedica su esfuerzo para que el “tutelado” disponga de nuevas perspectivas, enriquezca su forma de pensar y desarrolle todo su potencial como persona y como profesional.

El mentoring suele confundirse en ocasiones con el coaching, y es que los límites entre ambas maneras de formar son muy difusos. Los expertos encuentran la diferencia en la figura del mentor o el coach. El primero tiene una experiencia directa en el campo en que quiere iniciar al profesional, es la clásica figura del guía, mientras que el coach no tiene por qué tener una experiencia en el campo. Ambos conceptos tienen en todo caso más similitudes que diferencias:

• Facilitan la exploración de las necesidades, motivaciones, deseos, habilidades e ideas del tutelado para ayudarle a llevarlas a la práctica. Es él quien aprende a pensar por sí mismo y a dar respuesta a las situaciones.

• Ayuda al profesional a fijarse las metas más apropiadas y establece el método para conseguirlas.

• Se preocupa por la situación del tutelado: pregunta, cuestiona, le escucha. No le enseña, le ayuda a aprender.

• Respeta la manera de pensar y estilo de vida del tutelado, sólo le ofrece orientación, ayuda y ejemplo a través de la práctica.

• Motiva.



El mentoring siempre tiene tres vértices: el mentor, el tutelado y un coordinador que puede representar a la empresa y obliga a que el proceso de guía sea estructurado y fiel a los procedimientos y a la cultura y política de la compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario