Seguidores del blog.

20110208

Limpiando la Plata.

.


Ahora que vuelve a lucir el sol nuestros adornos tanto en joyas como bisuterías tienen que lucir también de manera fulgurante. Generalmente los que son de plata suelen ennegrecer con el paso del tiempo y el contacto con nuestra piel. También hay quien tiene por casa objetos realizados en plata y muchas veces compran productos carisimos para limpiarlos cuando también se  pueden limpiar de manera artesana. Hay dos modos eficaces para hacerlo y que son las que os dejo a continuación y podeís ver en las imágenes del video. Debeís tener en cuenta que antes debéis probarlo en alguna zona de lo que vais a limpiar, por si las moscas.

1º El primero consiste en utilizar agua oxigenada. La plata ennegrece porque se ha oxidado y combinado con el azufre: este elemento, abundante en los huevos, se une a la plata formando un compuesto insoluble, el sulfuro de plata. El agua oxigenada convierte el sulfuro en sulfato de plata, que sí es soluble. Claro que como esta limpieza arrastra parte de ella, sólo podemos usarlo con cubertería de plata maciza. Es decir, la buena.

2º Si tenemos cubiertos chapados podemos utilizar otro método, basado en el mismo principio que hace funcionar las pilas. Para ello forramos el balde con papel de aluminio, colocando la superficie mate hacia abajo. Añadimos agua caliente y unas cucharadas soperas de sal, un poco de bicarbonato y ahí sumergimos los cubiertos ennegrecidos. Acabamos de construir una pila compuesta por una solución conductora (pues la sal hace al agua conductora de la electricidad), el aluminio y la plata. En este entorno se produce la siguiente reacción electroquímica: el aluminio pierde electrones, que son captados por el sulfuro de plata de la superficie de los cubiertos. Este proceso regenera la plata metálica mientras que el azufre pasa a la solución y migra al papel de aluminio para formar sulfuro de aluminio. Por cierto, cuanto más caliente esté el agua, más rápidamente conseguiremos limpiarla.






16 comentarios:

  1. Lo tuyo es algo más que un blog... No sé ni como definirlo, pero seguro que mucha gente agradece estas cosas...
    Bravo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ay, pues muchas gracias, guapa...cuánto aprendo, cuánto aprendo ;-)

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Tanto a mi Princesa Catalina como a mi, nos encantan las joyas y adornos de plata, curiosamente no nos llama la atención el oro. Y sí, el agua oxigenada es muy buena ;-)

    ResponderEliminar
  4. Genial, me lo apunto. Mil gracias aunque afortunadamente ese metal ya no abunde a mi alrededor. ;)

    ResponderEliminar
  5. Tengo un montonazo de anillos que te dan las gracias. De verdad, me ha venido de perlas esta entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Enriquecedor tus enseñanzas en este y otros temas...seguro que no voy a limpiarla,pero eso sí, que bien quedaré con algún ligue y le explique estas cosas...un besote

    ResponderEliminar
  7. Extraordinario y enriquecedor tu entradas voy aprendiendo mucho, sigo tu consejo. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Buen día! Gracias Neuriwoman, esto me viene como anillo al dedo. Al segundo lo conocía a medias...me faltaba la sal. Probaré con ambos.

    Un placer pasar, saludos enormes.

    ResponderEliminar
  9. Gracias amiga, está información me será muy útil para regresar a la vida un anillo especial que quiero mucho... my precious ;).

    Un gran abrazo de lobito.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por la formula para limpiar la plata, se la he pasado a mi mujer que le a parecido de perlas y se ha puesto manos a la obra. Gracias de parte de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ahora habrá que comprarse plata a lo loco para comprobarlo, ya sé, tienes una joyería Neuri...jajajaj. En casa solemos limpiarla con un poco de bicarbonato restregándola con un cepillo de dientes viejo.

    Abracitos.

    P.d: ¿Es el símbolo del Ohmmmmmm?

    ResponderEliminar
  12. Mis innumerables cubeterías las limpio con...
    ah!, que no tengo ninguna.
    Tenía un par de juegos de cubiertos de plata que les regalaron a mis hijas (cuando nacieron) y hace tres años, me los robaron... Entraron amigos de lo ajeno, en mi casa y me limpiaron las cuatro cosillas de oro, y ¡por supuesto!, la plata; ¡claro! que no sé si lo hicieron con estos productos químicos que nos díces. Más bien, creo que no...

    En fin, ¿qué le vamos a hacer?.

    Un beso querida Neuri, ¿qué tal todo, guapetona?.

    Mis besotes y mi felicitación por la información.

    ResponderEliminar
  13. Una vez más, muchas gracias por los consejos, a ver si experimento con algunas cosillas que tengo por ahí.

    ResponderEliminar
  14. Buenos consejos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Felicidades.
    Clase de química magistral.
    ¡¡te ficho!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Gracias por estos consejos estupendos. Yo los limpio con la piedra verde, y quedan muy bien también.
    Un abrazo

    ResponderEliminar