Seguidores del blog.

20110228

Si, soy una Cebra.

.

Hola "Yo soy una cebra"

En el post de humor sobre las cebras nudistas, surgio por alguna parte la duda sobre lo que era una cebra. Más que nada porque al posar desnudas ellas, no se les veian esas rayas tan caracteristicas, por las que las reconocemos en la distancia y sobre todo en las fotos que es donde las vemos la mayoría.

Algo que nunca he tenido claro es si las rayas son las blancas o son las negras, o quizas todas sean rayas. Pero si el pelaje que cubre su cuerpo es blanco, las rayas serían negras. Pero pensado al reves también mola.


Hola, pues yo no soy una cebra, soy la mano de un señor pintada a rayas.

Ahora hay una cosa que no podéis perder de vista y es que las cebras tienen rayas, pero no todas las rayas tienen cebra.

Y si no ojo al dato, o mejor dicho a la anterior foto donde la mano de un señor aparece pintada cual cebra con rayas por doquier. Esta foto forma parte de una larga colección sobre animales que encargo una organización ecologista.


Nosotras somos tres cebras y media, la antipatica no quiere dar la cara.

Como podeis seguir observando en estas tres cebras y media, las rayas las tienen por delante y por detras. Aunque deben ser en general muy púdicas porque nunca dejan ver su género en las fotos. De pequeña llegue a pensar que todas eran hembras...

Siendo familia de los caballos y los asnos, su nombre es "cebras macho" que viven rodeados de sus yeguas y sus potros. Así que no existen los cebros, aunque en la Edad de Piedra parece que ya existian en la Peninsula Iberica según los petroglifos. Pero el cebro en si es un animal extinto del que seguiré hablando despues.


Yo soy una chica tatuada con muchas rayas.

Y ahora fijaos bién en el ejemplo de la imagen donde podemos apreciar una chica tatuada, que lleva rayas, muchas rayas. Pero tampoco es una cebra por mas rayas que pueda tatuarse por todo el cuerpo.

Encebras o Zebros, como usted guste.


Cebra no es un nombre de origen inglés, o árabe, o swahili. Muy por el contrario: es un nombre castellano. Lo curioso es que se les llamó así porque en España y Portugal había encebras o zebros.

Estos animalitos extintos y olvidados aparecen representados en el arte rupestre, en algunos fósiles y restos óseos no fosilizados, pero sobre todo se les puede identificar por el nombre de mas de cien lugares relacionados con su nombre, desde Galicia (Piedrafita do Cebreiro, Auga dos Cebros), Asturias (Vegacebrón) y Norte de Portugal, hasta el Algarve Portugués, Castilla-León (Cebreros), Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Murcia, Aragón y El arco Mediterráneo.

En el medievo se les describe con pelo de color gris ceniza, presentando una línea sobre la columna oscura o casi negra desde la cruz hasta la cola. También desde la cruz se extendían dos líneas del mismo color oscuro por los hombros hasta el codillo.

Dicen que tenían el morro de color oscuro y presentaban rayas como las de las cebras en el tercio inferior. Muy parecido al animalico de la foto anterior.

Pero dado que eran dificil de capturar y aun mas dificil domesticar, se fueron extinguiendo de nuestros campos ibericos y aledaños. Desaparecieron del planeta tierra con el avance de la Mesta.

Y aunque la foto no es de uno de ellos nos da cierta idea de su aspecto. Los peregrinos que eran los turistas de siglos pasados todavía no tenian cámara de fotos pues no nos han dejado fotografías de los parientes equinos. Sin embargo esa foto es como en un viaje al futuro pues pertenece a un animal actual, el Cebrasno o Zebrasno, un híbrido de cebra y asno. La combinación de colores en su piel admite una gran diversidad.



Yo no soy una cebra, soy un CEBRASNO (híbrido).


El Cebroide es un animal híbrido obtenido del cruce de una cebra con cualquier otro equino. Hay dos posibilidades, que se crucen cebra con caballo: Zebrallo, o cebra con burro: cebrasno



Pues yo tampoco soy cebra, que soy un CEBRALLO (híbrido).

Los asnos y los equinos salvajes no tienen el mismo número de cromosomas: los asnos tienen 62, mientras que las cebras tienen entre 44 y 62, según la especie. A pesar de esta diferencia, los híbridos viables son posibles siempre que la combinación génica de éstos permita su desarrollo embrionario hasta su nacimiento. Un híbrido tiene un número de cromosomas en algún punto intermedio entre el número de cromosomas del padre y los de la madre. Tal diferencia cromosómica hace poco fértil al híbrido hembra y, al híbrido macho, estéril; debido a un fenómeno conocido como regla de Haldane. Esta diferencia en el número de cromosomas entre las dos especies es muy probable, debido a que los caballos poseen dos cromosomas más largos, cuyo contenido génico es equivalente al de cuatro cromosomas de una cebra.

Yo si soy una cebra con dudas trascendentales si soy la madre del codigo de barras.


Una duda que arrastro desde el origen de los tiempos es si los códigos de barras serán los sucesores de tan magna estirpe de cebras. Por lo que he leido surgieron en 1932 pero por ninguna parte se menciona si estos códigos se basaron en el rayado pelaje cebreril. Así que me quedaré con la duda.




Señal que apropiadamente está en el zoológico de Jerez de la Frontera, Cádiz


Y como olvidarnos del último gran miembro de la gran familia de las Cebras, nuestro archiconocido y transitado Paso de Cebra. Cuyo nombre surgio como evocación al lomo de estos animalitos por sus rayas blancas sobre el oscuro pavimento gris asfalto. Aunque estos pasos de peatones reciben diferentes nombres que nada tienen que ver con las cebras en otros paises.

Y colorin colorado la historia sobre las cebras ha terminado.






26 comentarios:

  1. Auch, que le pao al tipo de arriba, parese que de niño nadie le hacia caso, y ahora si que llama la atencion.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Precioso reportaje, en primer lugar tengo que felicitarte por lo que te trabajas cada post, en este nos has ilustrado largo y bien sobre estos nobles animales.
    Como informático te diré que no tienen nada que ver con los códigos ópticos de barras.
    Magnifico lo ameno y alegre que haces el tema, se agradece porque hay cada ladrillo por ahí insoportable.
    Gracias por mostrarme lo que son Cebrasno y Zebrallo, no tenia ni idea, sabia que había cruces pero nada mas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. iglesiasoviedo, si lee esto ya que es informático a ver si puede ayudarme. Cuando meto imágenes entre medio de texto en mi blog, están unos días y luego se borran, sabe usted porque puede ser? me da mucha rabia eso... (y no es lo único, pero ya, no quiero abusar).

    Un saludo Neuriwoman, fenómena la entrada.

    ResponderEliminar
  4. uffffffffffff que raras son- bESOS

    ResponderEliminar
  5. Del nudismo a este interesante post. Y bueh, José Manuel me ilustró sobre esa creencia que no es tal. La de los códigos de barra.

    Saludos muchos y bonita semana, Neuriwoman.

    ResponderEliminar
  6. Bonita lección de veterinaria, Neuri. Incluso de Etología. Sobre todo por el chico. Estoy con pocofre con que debe tener carencias emocionales. Por desgracia como él hay muchos. Y otros haciendo negocios con tatuajes y piercing, incluso a menores que con un papelito firmado por ellos mismos (simulando que es de sus padres) es suficiente para agujerearlos.
    Las cebras llevan los rayas en los genes, no hizo falta que nadie les sacara los cuartos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Interesantísimo reportaje como siempre Neuri... De esos que me dejan pensativo, jajaja. Y claro, yo todavía no acabo de tenerlo claro...Las cebras con blancas y tienen rayas negras o son negras y tienen rayas blancas...
    De niño, yo las veía como caballos de rayas un poco más pequeños...(y es lo que son, no?). Frescura y ganas. Genial Neuri !!!!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  8. el de los tatus, me ha puesto los pelos de punta.
    Vaya estudio más estupendo, el de las cebras nena, hay cosas que jamás se me hubieran ocurrido, je je je

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Maravillosa entrada...
    Me "encanta" el chico que se tatua y se dilata cualquier parte del cuerpo. ¿Te has fijado en que se le ve la ternilla nasal?. Con todos mis respetos, no me gusta nada ese look, más bien me da un pelín de repelus.

    Te imaginas a nuestros niñ@s que nos presenten a sus parejas y sean de esta guisa... En fin, siempre nos quedará París.

    Un beso y felicitaciones por el post, super-currado, eh?, super, super, currado.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
  10. maravilloso post :) Ni idea de que el término original era castellano. Un beso, Neuri

    ResponderEliminar
  11. (iglesias, si puede contésteme lo que sepa a mi correo, no quiero ensuciar esto).

    Una cebra es tiene el tamaño de un burro pero la forma de un caballo. No me extraña que estén rayadas. Son como una mezcla... :)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. La verdad son un animal hermoso por donde se lo mire. Muy buen post en este espacio siempre aprendemos algo nuevo. Te mando un beso grande y que tengas un buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  13. Yo diría negras con rayas blancas, como el paso de cebra. Por las rayas blancas pisamos los peatones en un parking por ejemplo, porque en los de la calle también pisan los coches.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa , muy interesante la entrada de hoy , yo tan bien en su día hice una entrada parecida a esta, es mas si entras en mi blog del zorro , veras donde tengo a mis mascotas veras al famoso "cebra burro" yo le bautice con el nombre de calzas largas , besos de pitufa.

    ResponderEliminar
  15. Me gustan las cebras, y su cresta, a lo punk ingles. Son blancas con rayas negras. Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado el cuento que nos has contado. No sabía que existieran cebrasnos, y la foto de la manocebra es super original. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡¡¡Chulíiiiiiiiiiiiiiiiisimo!!!!Bueno, bueno eres toda una experta en eso de las rayas en blanco y negro tanto a nivel animal cómo en otros aspectos.He aprendido mucho sobre cebras en este post.Saludazos

    ResponderEliminar
  18. Contigo cielo, siempre aprendemos cosas que de otra manera quizas nunca sabriamos, por eso te doy las gracias en mi nombre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Que lindo post, me encanta aprender más sobre la naturaleza, las cebras son animales bellísimos.

    En mi país se implantó una campaña para educar sobre el uso de la "cebra peatonal", salieron muchas personas disfrazadas de cebras y cada que un auto no respetaba la cebra, es decir, se detenía sobre ella, las cebras hacían un gran escándalo y le ponían orejas de cebra al imprudente conductor. El cual quedaba muy avergonzado y con suerte no volvía a cometer la infracción.

    Gracias por tan linda información Neuri.

    Abrazo fuerte amiga.

    ResponderEliminar
  20. En cualquier caso es una animalito que siempre me ha caído bién. Geniales fotos y un reportaje muy completo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. buena lección de cebras...bonitas rayas tiene tu cuerpo

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho este reportaje sobre las cebras.

    Ya nos cargamos una especie de cebra llamada Cuagua, que se distribuía por el sur de áfrica. Se asemejaba al asno con rayas sobre sus muslo.

    Interesante lo del nombre.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  23. ¿de verdad existe el cebrallo o te has quedado con nosotros? Jajajajajaja

    ResponderEliminar
  24. Dios cuántas rayas!!!!...A la próxima nos tienes que traer una entrada sobre puntitos. Como siempre he aprendido un montón "duenda" Neuri...Por cierto, que pena eso de que se extingan especies...

    Abrazos "ojazos"

    ResponderEliminar
  25. oye¡¡que bonito,la verdad impresionado que dejen los billetitos decorando el arbol,
    Eso lo ponen al ladito de mi casa,y no dura una noche,y la siguiente noche se llevan el arbolito tambien...!¡!¡
    Besos a mogollon

    ResponderEliminar
  26. Jajajajaja que guay, me ha gustado conocer un poco más de las cebras y su evolución ene l futuro; no me había fijado en esa señal que esta en Jerez...no ando lejos de esa tierra así que prestaré más atención la próxima vez. Un beso.

    ResponderEliminar