Seguidores del blog.

20110212

Siento un dalmata.



Siento un dalmata... pedaleando en su bicicleta, pero no es uno de aquellos de la peli de 101 dalmatas aunque suene parecido, porque este es único y original. Y por más que me esmero en enseñar a los mios a pedalear o a ir en patinete nunca he llegado a conseguirlo.

Los que tenemos mascotas ya sabemos que son muy inteligentes y siempre dedicamos algún tiempo a enseñarles a hacer cosas nuevas. Creo que ya os conte que tengo dos perros, Terri un yorkshire terrier de un par de kilos y un podenco de diez kilos más. El pequeñajo es el mimado de la casa, ya lleva siete años desde que llego con el corazoncito todo alborotado del viaje en coche, cuando mi hijo y mi marido fueron a recogerlo.

Lo tome en mis brazos, lo acerque a mi corazón y se quedo dormidito. Aparte de vigilar la entrada y subirse y bajar doscientas veces del sofa, solo destacar que es muy obediente. Y cuando lo llevo suelto en los jardines solo hay que decirle stop y para en seco para que le vuelvas a poner la correa.

Mi podenco es adoptado, este verano llego a nuestro hogar de forma provisional porque estabamos en la casa de la playa y alli tenía jardín, y huerto para corretear a gusto. Su dueña tenía que hacer un curso de verano y no sabía con quien dejarlo, y en septiembre tenía que marchar a estudiar a Madrid y alli tampoco le dejaban tener el perro, por lo que la acogida se convirtio en adopción.

Tomi tiene dos años y es poco obediente, si le sueltas en el parque sale volando y le pierdes de vista. Aunque si te observa y si cambias de sitio enseguida viene a ver que pasa. Como podenco que es tiene un olfato y una vista extraordinaria, y de correr ni os cuento. Sin embargo, él si sabe sentarse, dar una u otra patita, y si le dices "rueda" se tumba y efectivamente rueda por el suelo. Todo esto ya lo traía aprendido y ahora sigue aprendiendo.

Pero lo que no he conseguido todavía es que ninguno de los dos aprenda a montar en bicicleta como este dalmata japones.

En fin creo que la paciencia de los orientales vuelve a hacerse patente al observar este perro a los mandos de su bici.


....................................




...........................................

21 comentarios:

  1. Jajajaja increíble, aunque no se el por qué pero me da pena, creo que me imagino las horas de esfuerzo que le habrá costado al pobre perro aprender a montar en bici.

    ResponderEliminar
  2. No creo que Peti Y Roberta quieran subirse a una bicicleta...Ni con paciencia!

    Saludos Neuriwoman, bonito fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. jaja!!! gracias, necesitaba reírme con perros. Igual no lo sabes, antes de ser monja fui adiestradora de pastores alemanes, hay que tener mucha paciencia y que el perro tenga actitudes para lleno, la mayoría no sirven para hacer estos espectáculos ni para buscar droga o personas perdidas o lo más bonito que me gusta es ver un pero lazarillo, no todos sirven aunque te mates a enseñarlos. Pero para mi, junto con el caballo son los más estimados como animales inteligentes, intuitivos.
    Feliz fin de semana amiga mía
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. Muy divertida la entrada! Estos japoneses....

    ResponderEliminar
  5. Muy divertido,y gracias por presentarnos a tus amigos de tu casa...eso sí, yo no enseñaria al pobre perro a hacer cosas para las que no estan hechos...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo un "palleiro" como le llamamos en mi tierra. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. En mi casa ya no cabe un perro más.
    Y en mi vecindario se conoce que hay muchos porque hay que estar sorteando cada medio metro cantidades industriales (no exagero os mando una foto si quereis) de excrementos. Es una lástima porque generamos un ambiente negativo hacia los animales que son criaturas de Dios y se merecen un cuidado mayor.
    Un beso y vaya circo de dálmata que bien bonitos son (algo nerviosillos, mi cuñada tiene uno).

    ResponderEliminar
  8. Me gustan mucho los perros y me encantaría tener uno o más,pero debido a mi trabajo,con mis constantes idas y venidas,me tocaría dejarlo en casa de mi padre.Ya no sería mi perro!
    Bonitos los tuyos,sobre todo el chiquitin,¿eh?
    La paciencia oriental puede llegar a niveles totalmente incomprensibles para nosotros los occidentales,de verdad que sí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pues sí que son inteligentes las mascotas que tenemos en casa, pero a mí jamás se me ocurriría enseñarlo a montar en bici y menos lucirlo por las calles, creo que mi perrito tiene que tener intimidad y su inteligencia y cariño lo quiero solo para mí y los de mi entorno
    Besos y caricias para tus queridos perritos

    ResponderEliminar
  10. bueno...yo creo q tampoco es necesario q una mascuta se humanice...

    ResponderEliminar
  11. Es increible lo que llegan a hacer las mascotas para agradar a los amos....

    Hace poco me enviaron un video sobre un perrito bailarín que es increible, a ver si un día lo coloco por algún sitio y lo puedes ver.

    Abrazos Neuri.

    ResponderEliminar
  12. Otra entrada superdivertida... Al pequeño yorkshire le conocí un día que le tenías metidos en tus zapatillas. ¡Vaya foto tan bonita!.
    Hoy tengo la oportunidad de conocer al grandote.

    ¡Vaya tarea que tienes añadida!. Estoy intentando actualizarme un poco en todo lo que tengo atrasado por hacer, y entre cosa y cosa, he leído el post anterior por el que te felicito. Elijo la especie de sandía como marquesina.

    Neuri eres un ser maravilloso (acabo de leer lo que me escribiste) y tengo aún el "moco colgando", pero de inmensa alegría... Ains! qué contenta estoy!.

    Muchísimos besos y no sabes lo que me alegro de la cámara de fotos y de tus salidas... También tienes muchos motivos para estar muy contenta.
    ¡Voy a comer!. He preparado pasta con gambas, almejas y chirlas.... ¡Hum, qué rico!.

    ResponderEliminar
  13. Uy, yo ni lo voy a intentar, antes se come la bicicleta que se sube en ella. Jjajajajaja. Me conformaré con que no muerda el culito a las visitas y que acuda a mí cuando la llamo... ( ya he contactado con una educadora y empezamos el martes).

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja....pobre perro. La vecina de un amigo mío tenía un loro que identificaba el sonido de las pisadas de la calle. Lo sacaba a la terraza en verano y en cuánto oía taconear gritaba ¡tía buena! :D También llamaba cabrón a mi amigo...

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Neuri me parece que eres muy exigente con tus perros, yo me conformaría con que el mío no destrozara los cojines, no se comiera la pared, no me tirara de la correa... Mi perro seguro que viene el César millán y le pega un bocao' jajaja.

    Muaks y buen finde (lo que queda de él).

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué mas quieres que hagan, con el cariño que te dan! Lo sé por experiencia propia, nosotros tenemos un golden adoptado y es el perro más noble del mundo, de verdad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Ya ves Tomi, con mi Zola, disfrutarían de lo lindo y Terri también a eso que le guste correr desaforadamente. De lo contrario se llevaría con la Westy de mi hijo Pablo que anda ahora por aquí. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola amiga, pues valla ladrillazo el que te ha dado la vida, me ha impresionado muchísimo! A mí también me han dado muchos, entre otras perder mi marido, de una insuficiecia renal, fue muy duro, estubo 6 años en diálisis. Nos mudamos de Salobreña a Motril y a los cinco meses murió.Vivo sola mis hijos no viven aquí, mi hija en Pamplona, y mi hijo un poco más cerca, yo estoy de médicos siempre, tengo un poco de todo, el tiróide, operada de vesícula, y matriz,ahora tengo el hígado con los niveles altos, en fin pogo un etc. Si no, no terminaría. Besos Y CUÍDATE.

    ResponderEliminar
  19. Eres siempre muy divertida !!!

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que a mi me dan un pioco de pena estas mascotas a las que se le enseña hacer cosas que a los humanos nos hacen gracia y que solo sirven para eso. No se si a ellos les hace la misma gracia.
    El Tizón (un coker negro) que teníamos en casa no hacia nada de eso, era tranquilo, dormilón y terriblemente cariñoso, hace un año lo tuvimos que sacrificar por un cáncer que lo dejo ciego y sordo y aun estamos llorando por él.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Fantástico, que hermoso perro.

    Y que hermosos perros tienes también, yo soy un amante de los animales en general, y tengo cuatro perros grandes, sus nombres son bastante extraños: Rafael, Canela, Gordo y Mateo, son muy cariñosos y divertidos pero ninguno sabe hacer nada más que comer y dormir :).

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar