Seguidores del blog.

20110324

¡Pero que han hecho con mis arboles!


Ya estamos en primavera y cuando me levante esta mañana, despues de un placido y profundo sueño salí al jardín para desayunar. Empece a tomar mi te Rooibos mientras hojeaba un periodico de hojas bailarinas, y no dejaba de sentir una extraña sensación.

Solo cuando me espabile un poco y levante los ojos hacia arriba me di cuenta que mi arbol favorito, durante la noche había cambiado su forma. Era muy alto, para mi gigantesco y su tronco antes gordo y mazizo, ahora era hueco y sus otros ramales se habian entrelazado entre si formando una hermosa celosia.



En un impulso, me levante para ver si también los demás arboles de la urbanización seguian siendo de la misma manera. Entre en el jardín de mis vecinos y su pequeño arbol había crecido con extrañas formas también.


Sin salir de mi asombro continue investigando que oscura fuerza de la naturaleza había conseguido aquellos prodigiosos arboles de formas tan dispares.


El arbol de mi vecino Pedro llego incluso a asustarme mas que los demás, porque una siniestra cara se dibujaba a traves de su tronco. Pero llame en casa y no estaban alli esta semana. Por eso continue mi itinerante aventura por jardines ajenos.


Como estaba recien levantada y a medio desayunar, por un momento llegue a dudar si no estaría todavía en mitad de un sueño y andaba sonambula por los jardines con esos arboles fantasmagoricos. Pero no, me pellizque un par de veces la cara y me dolio un montón. No, era evidente y doloroso que estaba despierta.


Uno tras otro visite todos los arboles de nuestra urbanización y comprobe que los propios y ajenos seguian mefamorfoseados por obra y gracia de algún fenomeno especial, espacial o yo que se.




Llegue a pensar que nunca descubriría que había sucedido, que aquello era una pesadilla o quizas un sueño lucido. Pero sin darme cuenta me iba acercando a la respuesta final.



Efectivamente el desaguisado arboricola de nuestros jardines lo había producido el nuevo jardinero, un chico fortachón llamado Angus, al que al parecer le aburrian las siluetas de los arboles de nuestra tierra. Él procedia de las tierras heladas del fin del mundo, donde habitan los esquimalasas. Y era descendiente de gnomos de bosques sagrados que le habian instruido en las artes mágicas de domar troncos de arboles.

Y alli estaba yo, todavía medio dormida, mirando como Angus daba nueva forma al arbolito de entrada a la urbanización donde paso los días de mas calor cuando llega el verano.

Bueno, enigma resuelto, aunque la próxima semana han convocado una reunión de la comunidad de propietarios para ver que hacemos con el tema de jardineria, porque algunos vecinos asustados ahora temen que Angus haga algo parecido con sus coches, casas, muebles...ya os contaré otro día.

27 comentarios:

  1. No deja ser ser curioso, esas formas tan especiales que han adquirido esos árboles, me ha gustado, son muy originales.
    Con ternura
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  2. Vaya Angus... y sus formas....peroo de verdad suena interesante como es que esos arboles toman esas formas inexplicables... duro enigma...felicidades amiga

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  3. Te quedas penso, ¿vere mal? no es real uyyyyyyy.bESOS

    ResponderEliminar
  4. SALUDOS!!BELLAS Y ORIJINALES FOTOS UN PLACER SEGUIR TU BLOG¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. pues si soy yo...le cojo la cabeza y se la deformo...

    ResponderEliminar
  6. Madre mía....tienen algo entre repelente y atrayente a la vez. Prefiero los clavos :D

    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  7. Son verdaderamente impresionantes las formas de esos troncos. Ojalá viniera Angus a mi jardín, donde hay un ciprés con una "pinta muy rara", para que le diera una forma un poco más artísitica...
    Y digo yo ¿por qué plantan cipreses en los jardines comunitarios?, a mi es que no me gustan nada esos árboles, prefiero los de tu jardinero.

    Un abrazo queridísima Neuri y felicidades porque tienes una creatividad impresionante, para sorprender diariamente con tus post.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento mucho compañera, pero me he reído. Lo siento de veras, pero... pobrecillos.

    ResponderEliminar
  9. Ja ja ja; vaya con el Angus.
    Que suerte desayunar en el jardín, yo cuando venía a trabajar estaba lloviendo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda aquí hay arte..me gusta..buen día Neuri

    ResponderEliminar
  11. Plas,plas,plas. Estoy aplaudiendo de contenta, me ha encantado esta entrada con gnomo incluído. Es magia, pura magia pura. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Una preciosidad, hay artistas para todo, yo he conocido uno que le daba forma a sus arboles casi de la misma manera...un besote

    ResponderEliminar
  13. Curiosísimo! Irían perfectamente en el jardín de Eduardo Manostijeras. Je!

    ResponderEliminar
  14. Siempre bellas tus entradas. Y curiosas. Aquí en Salta, en un parque hay un árbol al que lo plantaron al revés, y parece un árbol despeinado. No sé cómo hicieron para lograrlo. Debió ser el abuelo de Angus...

    Saludos grandote, y bonito día!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Neuri, que buena entrada! ese Angus es un genio y la verdad es que los vecinos podrían dejarle hacer algunas cosas en el pueblo para que ponga algo de su originalidad y creatividad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Son caprichos de la naturaleza o es caprichosa
    Angus...magico son tus relatos.Saludos

    ResponderEliminar
  17. Queda claro que el jardinero ha producido, como su propio nombre indica, angus-tia entre los vecinos.
    Otra entrada muy original, Neuri. Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. El fenómeno de la naturaleza. Nunca hay un árbol igual...
    La naturaleza nos ofrece su paisaje y no debemos dejarlo de mirar y verlo.

    ResponderEliminar
  19. Muy bonita frase la de las comillas.

    ResponderEliminar
  20. Tú y tus siempre fantásticas y maravillosas historias. Genial Neuri. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. que peligro tiene Angus... espero que no imparta clases de judo...
    gracias por arrancarme una sonrisa...siempre son bienvenidas...
    un beso desde el mar...

    ResponderEliminar
  22. A Angus le haría una obra de arte en su cuello.
    Se lo dejaría bien retorcido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. No puedo ver la primera imagen, pero las otras están impresionantes. Dignas esculturas de la naturaleza...

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  24. Lo que más me llama la atención es la fortaleza que debe tener, jajaja.
    Una entrada muy original como todas las que te leo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. No sé que decir, ya había visto esta entrada Neuri, pero es que me tiene sin palabras....sólo añadiría que no me hace gracia eso de tener que amoldar la naturaleza a nuestros gustos más, más.....eso, tú me entiendes...creo

    Más besos ammiga.

    ResponderEliminar
  26. Son muy llamativas las formas de estos árboles, pero no puedo dejar de pensar que tal vez ellos sufren de alguna manera al ser tratados así.

    Esto se ve "antinatural".

    Pero en fin, si los árboles siguen vivos y son cuidados mejor por esto, entonces todo está bien.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Me gustan las creaciones de Angus son diferentes, creativas, originales si los vecinos no lo quieren por allí no dudes en mandarmelo por aquí, juntos cambiaremos el mundo...aunque sea la apariencia de los árboles :P Muak

    ResponderEliminar