Seguidores del blog.

20110430

Crónicas de Palacio: la reina amarillo pollo.




Estoy viendo la boda. ¡Estoy viendo la gran boda!. Efectivamente me refiero a esa boda que estan retransmitiendo por la tele de los hijos de la Gran Bretaña. Y de repente me percato cuan mezquino es el ojo humano, de ella solo comentan que lleva un vestidito de novia igualito al de la Belen Esteban, la otra princesa del pueblo, pero del pueblo de al lado. Parece que la perfida Albión una vez más ha querido privarnos de un bíen valioso, otrora del peñón de Gibraltar, hogaño del exclusivo traje de novia a  la Esteban. Hasta donde vamos a llegar, copiarse del blasón más representativo en elegancia y glamour de nuestra patria hispana. Como diría aquel manda webos.

Y del novio, no dejan de enfocar esa incipiente calva reluciente que luce para el enlace. La gente esperaba que Silvio Berlusconi le hubiese buscado un enchufillo en su clínica estetico-capilar; o por lo menos que le hubiese regalado un buen plantón de implantes a estrenar para lucir en dicho evento. Que si son usados se le podría haber pegado algo del  Il Cavaliere, y seguro que no hubiese sido nada bueno.

No es que nadie se escandalice por la falta o el exceso de pelo de los chicos; es solo por comentar y criticar que el de la cámara tiene que tener muy mala "baba" para siempre sacarlo en el enfoque justo donde mas resplandor tiene la incipiente calvicie. El novio es un chico guapo, joven, simpatico y de sangre real y verdadera. Pero no, no sacan esos ojazos azules ni esa sonrisa de pelicula, estan erre que erre siempre enfocando desde arriba al mismo sitio.



Pues si al chico se le esta cayendo el pelo no pasa nada, es guapo de todas formas y cada uno luce por la vida como le da la gana. Simplemente este comentario es para reflexionar sobre algo más serio: la poca efectividad de esos tratamientos capilares a precios millonarios que visto lo visto parecen no tener demasiado efecto. Productos que muchas veces se convierten en "atraco a mano armada".

Creo que si las cremas y los productos capilares, fuesen realmente efectivos todos viviriamos en la eterna juventud llenos de belleza y lozania, y  ese slogam de "la arruga es bella" no seguiría haciendo tanta pupa. Por eso digo que ole por la naturalidad sin artificios.

Y si no que prueben la crema de mi vecina lo último en mentiras cosmeticas; la nueva crema de "veneno de serpiente de cascabel" que nos  han anunciado en los intermedios. Y mi vecina ha dicho que mañana se la compra pero ya consegui disuadirla, porque ella la tiene gratis. Que ya le digo yo que si algún día se muerde la lengua pues a urgencias (que tiene una lengua viperina) y si todo el veneno que lleva en ella se lo tragase entonces si que ibamos a tener un problema bien serio.



Y nada que como os iba diciendo de lo que trataba el árticulo era de la abuela del niño, la reina que vestia de amarillo pollo... pero esa ya se ha convertido en otra historia.



18 comentarios:

  1. Lo primero. Me encanta la cita de Paracelso y la imagen de Gaía latiente. Esta me parece una entrada que arranca la sonrisa de principio a final. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches..

    Paso solamente para darte las gracias por tus bellas palabras en casa.. Hoy por falta de tiempo el mensaje que te dejo es igual al de todos los amigos, espero que no te moleste, ya que mañana no estaré en todo el día y no podré leeros a todos..

    Te dejo un presente japones..

    Frescor matinal
    De la campana se aleja
    El tañido de la campana.

    Miles de gracias y besotes de buen fin de semana y felices sueños… cuídate

    ResponderEliminar
  3. Como resalta el amarillo pollo!!!!

    Me voy con la sonrisa de oreja a oreja. jjaajja

    Saludos muchos, que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. No he visto la boda, ni me interesaba...que sean muy felices y que coman muchas perdices...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  5. Las "chicas" de esa boda con los OVNIS que llevan sobre la cabeza no les brilla nada como al príncipe, jajaja.
    Enhorabuena Neuri por tu buen humor.
    Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena entrada fresca y divertida !Me encanta! Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    Una entrada con mucho detalle, el amarillo pollo es uno más de sus colores fijos.
    Y el desfile de modelos una gran variedad, donde recrear la vista crítica, el principito se luce al natural, un evento mas en la vida diaria.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  8. Lo de la calva incipiente ;D
    La reina de los pollitos ;D

    A Belén no la invitaron?

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. asco de boda...no hay crisis ?

    ResponderEliminar
  10. Afortunadamente, a la hora de la boda estaba trabajando, algo bastante más importante. Un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
  11. coño, que cocorota despejada tiene.

    ResponderEliminar
  12. La gran boda del año, deberían llamarla por su autentico nombre "el gran negocio del año", negocio para unos pocos.
    Dicen que le costara doscientos y un pico de millones de € al pueblo ingles, o sea pagados por todos los de la isla, pero que se recaudara setecientos, claro que estos no se repartirán entre todos los isleños, si no entre unos pocos.
    Pero en definitiva que bonita salio la boda.
    In beso.

    ResponderEliminar
  13. Y su graciosa majestad, la que viste de amarillo, que no abdica en Chaaaarrrlss.
    A este paso doña Camila se queda sin reinar.
    Y es que las reinas inglesas, Victoria, la reina madre, aunque fuera consorte, ya fueron muy longevas. Isabel parece seguir sus pasos.
    Si no recuerdo mal, el sucesor de la reina Victoria, apenas logró reinar unos pocos años, por lo mayor que era cuando ciñó la corona.
    La boda: pues como todos estos actos. Un espectáculo vistoso. Criticado y pasado de moda para unos, como la propia monarquía; acontecimiento histórico y social para otros.
    A mí, que sólo he visto lo que han puesto en el telediario, me ha parecido bonita.

    ResponderEliminar
  14. Hola lo primero darte las gracias por pasarte por mi casa, me anima mucho.

    tu cronica de la boda muy buena, como siempre escribes muy bien.

    muchos besos
    An.

    ResponderEliminar
  15. No vi la boda así que tu comentario me ha gustado mucho y hasta me ha hecho reir. Tienes mucha razón cuando dices que solamente se fijan en pequeños ¿defectillos?...es un decir porque no considero que sea defecto el estar calvo y sin embargo no se fijan en las cosas bonitas que puedan tener, yo creo que es pura envidia ya que esta siempre se fija en los defectos y los aumenta y jamás pondera ninguna virtud.Saluditos

    ResponderEliminar
  16. Hola guapísima... Hoy he descansado de la dura tarea de mirar azulejos, grifos e inodoros y he querido dedicarme a leer a los amiguitos.
    De la boda no sé qué decir porque no he visto mucho (mejor dicho, nada). Lo del vestido de la Esteban es un puntazo, como lo de la calva del principito...
    Son de carne mortal, como nosotros, y les pasa los mismo que al resto de los mortales.

    En fín, c'est la vie.
    Un abrazote muy fuerte querida Neuri y a ver cuando me reincorporo al trabajo bloggero.

    ResponderEliminar
  17. Anda queeee, mira en qué cosas te fijas.
    A mí el chaval ni siquiera me parece guapo, tiene un yo qué sé que no me va ni pizca.
    Pero la reina, un puntazo, esta como la duquesa de Alba hace siempre lo que le sale de los pelendengues, da la nota, y al mismo tiempo no es de criticar, que la mujer iba muy arregladita, jajaj.
    De verdad que me haces reir, aunque tarde en contestarte, pero me tienes enganchadita.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  18. Estoy con noelplebeyo, asqueado con ese ridículo despilfarro.

    Saludos

    ResponderEliminar