Seguidores del blog.

20110804

Como vasija agrietada.


.

Un cargador de agua tenía dos grandes vasijas que colgaban en los extremos de un palo que él llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía una pequeña grieta, mientras que la otra era perfecta y siempre llegaba con el agua completa al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón.
Cuando llegaba, la vasija rota solo contenía la mitad del agua. Por dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, perfecta para los fines para la cual fue creada; pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía conseguir la mitad de lo que se suponía debía hacer.
Después de dos años se dirigió al aguador: "Estoy avergonzada de mi misma y me quiero disculpar contigo"...¿Por qué? le preguntó el aguador.
"Porque debido a mis grietas, solo puedes entregar la mitad de mi carga. Debido a mis grietas, solo obtienes la mitad del valor de lo que deberías."
El aguador se sintió muy apesadumbrado por la  vasija y con gran compasión le dijo: "Cuando regresemos a la casa del patrón quiero que te fijes en las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino. 





Así lo hizo y en efecto vio muchísimas flores hermosas a todo lo largo, pero de todos modos se sintió muy apenada porque al final solo llevaba la mitad de su carga. El aguador le dijo: "Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino?; siempre he sabido de tus grietas y quise obtener ventaja de ello, siembro semillas de flores a todo lo largo del camino por donde tú vas y todos los días tú las has regado. Por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Madre. Sin ser exactamente como eres, ella no hubiera tenido esa belleza sobre su mesa."
Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero si nos permitimos utilizar nuestras imperfecciones para fines positivos veremos echa realidad aquella frase de "Solo aquel que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible..."
Fuente: Internet      
Ramo de Margaritas



13 comentarios:

  1. Que bonita historia.
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Oooohhhh, qué bonito. Precioso Neuri. Beso y que sigas disfrutando del verano.

    ResponderEliminar
  3. ESO ES REAL TODOS VASIJA, TODAS SE PUEDE AGRIETAR O LA SANA ROMPERSE, Y UYYYYY, AHORAQUE? UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto mi estimada Neuriwoman, el detalle es aprender a aprovechar nuestras propias grietas en vez de lamentarnos por ellas.

    :-)

    ResponderEliminar
  5. Cuando asumimos nuestras imperfecciones logramos tener una vida más placentera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. UNA REFLEXION MUY INTERESANTE. YO TE COMENTE AYER PERO HAY GRITAS. UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  7. Una preciosa reflexión, tenemos que aceptar nuestras imperfecciones para poder sacar provecho de ellas en vez de utilizarlas para lamentarnos consiguiendo con esta actitud amargarnos.Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  8. Sin comentarios. Una parábola tan bonita habla por sí sola. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Una sabia reflexión que nos hace encarar mejor nuestras imperfecciones.

    ResponderEliminar
  10. Nossa...belíssimas postagens! Que espaço primoroso...parabéns! Obrigada por fazer parte de nossas vidas!

    ResponderEliminar
  11. Si sabemos usar nuestras "limitaciones" siempre serán ventajas.

    Besote guapa. Cuídate del calor, que hay mucho en Málaga

    ResponderEliminar
  12. Es un cuento muy hermoso, que me hace sentir bien, incluso, de mis limitaciones... El problema es el resto del mundo, que no ve mis defectos como una oportunidad en la que florecer.

    Besos, Neuriwoman, y que no se agote ese optimismo (que todos lo necesitamos).

    ResponderEliminar
  13. Muy lindo y muy cierto... uno se siente bien después de leerlo. Gracias :)

    Abrazos

    ResponderEliminar