Seguidores del blog.

20120315

Personalidad a la deriva.




Personalidad a la deriva es un haiku que me lleva a una reflexión encadenada/desencadenada sobre frios bloques de hielo, máscaras, personas, personalidades, teatro, mentiras, engaños, derivas y paradojas de la vida que con el paso del tiempo da la vuelta a todo y pone cada cosa en su lugar. 

Y percibimos como sin necesidad del "efecto mariposa" lentamente va aflorando la autentica personalidad que cada cual lleva para sus adentros, esas 3/4 partes de iceberg que se ocultan en lo más profundo.

Por eso me resulta muy interesante que la palabra personalidad tenga su origen en el término latino persona, que significa máscara. Porque al fin y al cabo todos somos icebergs a la deriva que ocultamos mas que mostramos en nuestras interacciones.

Y es que las personas no solo llevamos máscara ante los demás sino que incluso a veces  nos
autoengañamos y nos colocamos máscaras para nosotros mismos en el teatro de la vida. Si abstraemos el concepo a la actualidad la personalidad podría definirse como el conjunto organizado de características que posee una persona y que por tanto influye de forma única sobre su cognición, su motivación, y comportamiento en diferentes situaciones. 

Para concluir recordar que en las obras teatrales del antiguo mundo clásico (Grecia y Roma), la  máscara no estaba al servicio del argumento teatral para disfrazar la identidad de un personaje sino más bien era una conversión empleada para representar o encarnar a dicho personaje.

La palabra persona significó en este contexto inicial "lo aparente", lo postizo, es decir, el caracter del ser humano creado por el autor dramático y que el actor encarnaba en escena. No siendo por tanto el verdadero carácter del actor, que quedaba siempre oculto tras la máscara.