El sentido de la vida del Ikigai





Ikigai (生き甲斐) es un concepto de la cultura japonesa que significa «la razón de ser» y que todo el mundo posee en su interior. Su descubrimiento es lo que da sentido a nuestra vida, el motor que nos impulsa a levantarnos con alegría cada mañana, a saber cual es nuestro lugar en el mundo y a sentirnos útiles en él.


La palabra ikigai se utiliza generalmente para indicar la fuente del valor de la vida de uno, o las cosas que hacen que la vida valga la pena. No está necesariamente ligada a la situación económica, personal, o al estado social. Incluso si una persona siente que el presente es sombrío, pero tiene un objetivo en mente, puede sentir el ikigai


Lo que nos hace sentir el ikigai no son acciones que nos vemos obligados a llevar a cabo, sino acciones naturales y espontáneas con las que nos sentimos bien.


El objetivo último del ikigai no es la felicidad. El objetivo es identificar aquello en lo que eres bueno, lo que te gusta hacer y que, además, sabes que aporta algo al mundo. Cuando lo llevas a cabo, tienes más autoestima, porque sientes que tu presencia en el mundo está justificada.


Los psicólogos explican así por qué el hecho de identificar nuestro papel en la vida —en vez de andar sin rumbo o saltando de una actividad equivocada a otra— puede ayudarnos a sentirnos mejor con nosotros mismos.


Por eso es importante mirar atrás y tratar de recordar qué cosas hacíamos bien cuando éramos niñ@s. Y buscar en nuestro interior para conseguir alcanzar el ikigai, para lo que nos ayudaría hacernos las siguientes preguntas:


1.- Cual es mi elemento?

2.- Con que actividades se me pasa el tiempo volando?

3.- Que me resulta fácil hacer?

4.- Que cosas me gustaba hacer en mi infancia?






***



Fotografía: en la playa de La Misericordia (Málaga)



Comentarios

  1. Interesante concepto japonés. Eliges las conchas y la playa. Es una fotografía preciosa, y tal vez la adoptaría :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también me llevo piedras redondeadas para hacer manualidades. Besos

      Eliminar
  2. Me gusta ese concepto.

    ResponderEliminar
  3. Hay un libro de la antropóloga Ruth Benedict llamado "El crisantemo y la espada" que define la cultura del pueblo japonés, muy rectos y capaces para todo, pero que como todos los pueblos y culturas tiene muchas cosas que esconder debajo de las alfombras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me llevo las preguntas para cuestionármelas a menudo, para encontrar mi ikigai y asegurarme de no perderlo.

    Me gusta mucho ese concepto y cómo suena la palabra.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que para todos nosotros escribir un blog ya forma parte del ikigai. Besos

      Eliminar
  5. Cada vez nos llegan mas conceptos e ideas japonesas, una cultura que vamos aprendiendo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sabio escoger lo mejor de cada cultura. Besos

      Eliminar
  6. Muy interesante la información, desconocía ese concepto japonés, gracias por explicarlo y compartir , abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma de vida muy interesante. Besos

      Eliminar
  7. Muy buenos días , un concepto para empezar aplicarlo. Desde luego los orientales tiene una filosofía de vida que me esta gustando . Un fuerte abrazo y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra mentalidad es diferente pero acercarnos a la felicidad es una meta común a todos los pueblos. Besos

      Eliminar
  8. Leer y escribir es lo que me gustaba hacer de niña. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como disfrutas ahora al escribir en el blog. Besos

      Eliminar
  9. Большое спасибо! Японцы - настоящие мудрецы!

    ResponderEliminar
  10. Qué interesante el concepto de Ikigai, coincido con casi todo lo que has escrito. Pero tengo una duda, si haces lo que te gusta hacer y además puedes aportar algo al mundo, ¿no es eso la felicidad?. Aunque hay tantos puntos de vista sobre lo que es la felicidad, para mí se resume justamente en esa frase.
    Me gusta, como siempre, la foto que pones. Qué bonitas las conchas que se aprecian en primer plano.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer algo que te gusta te hace sentir bien y si además ayuda a los demás te hace sentir mejor todavía. En cierto modo cumples contigo y con el mundo.
      Cuando digo que el ikigai no busca la felicidad en sí misma pero si es consecuencia al final de estas acciones me refiero a que no es la búsqueda de una felicidad hedonista como la de nuestra sociedad actual. Sino una felicidad altruista en la que hacer cosas útiles al mundo que a la vez nos gustan a nosotros nos lleva a disfrutar de ella. Besos

      Eliminar
    2. Sí, ahora he entendido lo que querías decir. ¡ Besos para ti también!

      Eliminar
    3. Estupendo Ana, que tengas un lindo día

      Eliminar
  11. La esencia de nuestro yo siempre tenemos que buscarla en la infancia. Muy interesante lo que cuentas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscar en nuestro interior buceando hasta la infancia. Besos

      Eliminar
  12. Muy curioso lo que cuentas hoy sobre el ikigai, lo desconocía pero veo que es algo bueno para nosotros mismos y para los demás.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, hacer cosas que nos hagan felices pero no sean inútiles para los demás. Besos

      Eliminar
  13. Qué hacía bien cuando pequeño?... Quizás se me olvidó... Ahí está el detalle... el mundo está como está por perder la esencia infantil de todos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, aunque quizás es porque todavía eres demasiado joven para esta búsqueda interior. Solo cuando ya se han criado los hijos y nos hemos jubilado de nuestras obligaciones laborales tenemos el tiempo y la necesidad de ocupar nuestro tiempo con cosas que nos hagan sentirnos útiles y nos resulten gratificantes. Besos

      Eliminar
  14. La sabiduría oriental en este caso la japonesa nos enseña grandes cosas.
    Una magnifica foto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nuestra sabiduría personal está en saber escoger esas enseñanzas de cualquier otra cultura. Besos

      Eliminar
  15. No es mala ocupación recoger conchas y caracolas en la playa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un crack amigo Juan, sobre eso va parte de mi personal ikigai. Besos

      Eliminar
  16. Es la idea que he tenido yo simpre en mente sobre el trabajo. Cada persona tiene cualidade distintas unas de otras. Si sabes buscar aquello para lo que te sientes más a gusto a la hora de trabajar, encontrarás una gran satisfacción cuando lo desempeñas y disfrutarás mucho cuando ejerces su función.

    Veo muchas conchas interesantes en tu gran foto. como se nota que vives cerca del mar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Antonia, saber elegir lo que nos hace felices y que revierta positivamente en los demás. Besos

      Eliminar
  17. Está claro que hay que tener un objetivo en la vida.

    ResponderEliminar
  18. En eso anda hace unos años.

    ResponderEliminar
  19. Hola Emilia, que interesante la entrada que nos regalas acerca del ikigai. El tener un propósito en la vida es lo que hace la diferencia entre ¡sobrevivir y vivir! Agradezco tu tiempo para leerme y te deseo una bonita y bendecida semana. Besitos y abrazos a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente esa es la diferencia de vivir mejor y más tiempo. Un abrazo

      Eliminar
  20. Hola,
    Super interesante perspectiva cultural. Yo lei el libro de Héctor García, un escritor que ha publicado varios libros sobre esta teoría, incluido Ikigai publicado en inglés, cree, sin embargo, que este ikigai no debería estar vinculado solo a las personas mayores. De hecho, actualmente es más popular que nunca entre los jóvenes tanto dentro como fuera de Japón.
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que no debería vincularse solo a los mayores, pero es que cuando dejamos de tener obligaciones por la edad es cuando realmente tenemos tiempo para hacer este tipo de búsquedas. Un abrazo

      Eliminar
  21. Que interesante, no lo conocía. Yo es lo que estoy intentando. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus gustos cómo viajar o la huerta y la jardinería ayudan mucho a encontrar ese remanso de paz espiritual. Un abrazo

      Eliminar
  22. Me encanta la filosofía de vida japonesa, y en este caso también tiene mucha razón.
    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  23. No conocía este término, con cierta similitud con el que conocemos por vocación; aunque ésta, no sé si por buscada o por encontrada, sí comporta cierta felicidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que la vocación va unida al desarrollo laboral y el ikigai fuera del trabajo como una actividad que nos conforta y es útil pero sin más remuneración que nuestra propia satisfacción personal. Saludos

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí y dejar un comentario. 💐🥰

Seguidores

TAMBIÉN ESTOY EN...

TAMBIÉN ESTOY EN...
Click en la imágen