Seguidores del blog.

20100714

Relaciones humanas y comunicación.





Puedo asegurar sin ánimo a equivocarme que "no hay relación humana donde no existan problemas de comunicación". Que es muy dificil intentar mantener el equilibrio entre todas las partes. Para ello es muy útil la empatía valor fundamental en la comunicación, que no es más que ponerse en el lugar del otro para intuir qué piensa, cómo interpreta los acontecimientos, qué necesita, etc. En la comunicación es fundamental saber leer muy bien entre líneas. En la comunicación lo "no explícito" prevalece sobre lo "explícito.

Una cosa es lo que se quiere decir, otra lo que se dice, otra lo que el otro interpreta y otra cómo actúa en consecuencia.


Por eso es tan dificil mantener el equilibrio, la homeostasis de las relaciones humanas. Que en la convivencia llegan a su máximo exponente. Pero siempre es bueno ponerse enfrente, en el lado del otro para ver cual es su visión, porque actua así, simplemente si las conclusiones que sacamos de sus palabras y de sus silencios, de sus acciones o de la inhibición de estas se corresponden con la realidad y no unicamente con nuestras creencias.



También es bueno no dejar flotar las buenas intenciones en el estancamiento de la pasividad, siempre hay que dar un primer paso. Y siempre alguien tiene que hacerlo, a lo mejor no es la persona a la que correspondería pero en toda relación humana se necesita ese primer paso a la cordialidad.



Y por último, se puede discutir pero sin agresividad ni violencia; porque discutir puede servir para poner claros los puntos de vista de las partes. Una vez aclarados ello no tiene que dar lugar al rencor. Pero antes de discutir hay puntos, que son personales, sobre cuales son los pasos a seguir: observar, comprobar, utilizar la empatía, buscar los puntos positivos, hablar bajito sin levantar la voz, sin gesticular excesivamente para que no parezca un ataque, y hablar, hablar y hablar.

Ya se por experiencia que somos bastantes tozudos en nuestras posiciones, y que si actuamos así es porque ya lo hemos pensado, pero debemos tener en cuenta que también hay veces que nos equivocamos, que pasado el tiempo no era para tanto o era para más. Y hay veces que tenemos toda la razón pero quizas no merezca la pena ganar un combate si en ello perdemos una guerra.


Alejandro Jodorowsky en su "Cabaret Místico" nos dice: "No puedo cambiar el mundo pero sí empezar a cambiarlo". Y cuenta la siguiente historia:

Existe una gran montaña que cubre con su sombra una pequeña aldea. Por falta de rayos solares los niños crecen pálidos y desmejorados. Un buen día los aldeanos ven al más anciano y sabio de ellos dirigirse hacia los límites del pueblo, llevando una cuchara de madera en las manos:

- ¿A dónde vas?, le preguntan.
- Voy a la montaña.
- ¿Para qué?
- Para desplazarla.
- ¿Con qué?
- Con esta cuchara.
- ¡Estás loco! ¡Nunca podrás!
- No estoy loco, sé que nunca podré, pero alguien tiene que comenzar.

Según un antiguo proverbio oriental "Toda gran marcha comienza con un primer paso". Nada grande se construye de un día para otro. Quien quiere tenerlo todo atado desde el primer momento, se equivoca. Porque se hace camino al andar.

El propio Jodorowsky también nos comenta que: "El saber y la risa se confunden". Porque: "Sin humor no hay sabiduría". El humor es fundamental en todos los ámbitos. Engrasa la comunicación y genera bienestar físico y mental. Así que sigamos los consejos de este escritor y demosle un toque de humor a nuestra existencia y nuestra comunicación.


Y si contemplamos la foto de las peceras, pensemos que ese pececito siempre tiene que quedar a salvo, movamos como movamos los demas elementos. Por que ese es el pez de la convivencia, de las relaciones y de la buena comunicación. Así que como dicen por aqui "Que no le falte ni gloria".



2 comentarios:

  1. wuau!gracias me ha ayudado mucho.cuidate♥

    ResponderEliminar
  2. Hola Bonita, que tal por Tijuana? Veo que has cambiado de imagén, estas muy guapa y se te ve más mayor. Ya me contarás en que te ha ayudado todo esto. Cuidate tu también.

    ResponderEliminar