Seguidores del blog.

20101219

Las 12 curiosidades de Antartida.



1. Sabias que el 99% de la Antártida está cubierto por grandes masas glaciares que alcanzan un volumen de 30 millones de kilómetros cúbicos de hielo.




2. Según el Tratado Antártico, que ha gobernado al continente desde 1961, la Antártida no le pertenece a ningún país. Es un continente destinado a la ciencia, donde las operaciones mineras están prohibidas. Los países miembros del tratado representan el 80% de la población mundial.





3. En invierno, cuando el mar se congela, el continente antártico adquiere un tamaño equivalente a la extensión de EE.UU. y México juntos.



4. Los primeros turistas en llegar a la Antártida lo hicieron en 1957, cuando un vuelo de Pan American procedente de Christchurch, Nueva Zelanda, aterrizó brevemente en McMurdo Sound.




5. Se estima que en un momento dado hay 300.000 icebergs navegando en el océano antártico y rodeando al continente como un cinturón de asteroides blancos.



6. Pocos meses después del primer alunizaje, en 1969, un equipo de glaciólogos japoneses hizo un descubrimiento igualmente importante: los primeros 9 meteoritos hallados en la Antártida. Desde entonces, la colección ha crecido hasta los 20.000 ejemplares. Hay dos explicaciones para esta abundancia: que en la superficie helada blanca es más fácil verlos, y que el movimiento perpetuo del hielo los concentra y los agolpa contra las montañas transantárticas, el mejor lugar del mundo para hallar meteoritos.




7. Las ropas que debes llevar puestas para protegerte del frio pueden sobrepasar los 15 kilos de peso.




8. Existe una “moneda antártica”. Se llama dólar antártico y aunque no tiene valor legal, es el más sensacional objeto para un coleccionista. Los dólares antárticos son emitidos por el Antarctica Overseas Exchange Office, que dona gran parte de las ganancias a proyectos estudiantiles que pretenden hacer ciencia en el hielo. Además, son los billetes más espectaculares, adornados con pingüinos y témpanos.




9. La literatura de ficción Antártica comenzó hace cinco siglos con la publicación en 1605 de Mundes Alter et Idem (“Otro mundo y a la vez el mismo”), del británico Bishop Joseph Hall. El libro trata acerca de un viajero que encuentra a la Antártida poblada de glotones, borrachos y excéntricos.



10. En 1999 una pareja se casó en la estación Amundsen-Scott del Polo Sur geográfico, con sus compañeros tomados de las manos en un círculo alrededor del polo ceremonial. La afortunada pareja pasó su primera noche de luna de miel en una carpa con calefacción.




11. “Simplemente, no creo que nadie en la Tierra lo pase tan mal como el pingüino emperador” afirmó Apsley Cherry-Garrard, explorador antártico inglés, en el libro "El Peor Viaje del Mundo", clasificado por National Geographic como “uno de los 100 mejores libros de aventuras de todos los tiempos”. La obra narra la odisea de tres hombres en una expedición científica para conseguir huevos de pingüino.




12. Que a los pingüinos no se les congelan las patas en el hielo porque de lo contrario hervirían de calor. Sus abrigos y su grasa son tan efectivos que las patas literalmente les sirven de aire acondicionado.


11 comentarios:

  1. La Antártida, otro sitio más al que hay que ir al menos una vez en la vida.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues si, debe ser algo inolvidable. Así que despues de estar de letras y de ciencias ahora vamos a continuar con la Geografía.
    Un beso, Isa.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la mención a Towanda en el título de la entrada. Se ha quedado ¡muerta! por ser tan amable con ella...

    El viaje me ha resultado muy agradable y me ha pasado como a esos pingüinos, que no he pasado frío. La espera mereció la pena. También es cierto que tuve de cicerone a una sabia dama.

    ¡No sabes cuánto me alegro de haberte conocido! Te lo habrán dicho muchas veces pero eres estupenda. Yo, aprendo cosas cuando te leo...

    Neuri, te deseo que seas feliz (por encima de cualquier otra cosa) y que sigas compartiendo con el común de los mortales todo lo que sabes.

    ¡Atchusss!, ¡vaya, creo que me he costipado!.

    Buenas noches preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti Towanda por llegar tan puntual a la cita. Es que tengo un problemilla informatico y no me carga bien esta entrada. Ya he visto que tampoco salía lo nuevo en tu blog, así que he compuesto un hayku a ver si logra que se enlacen bien el resto de entradas.

    Y cuidate bien ese catarro, que todavía tenemos que visitar los meteoritos, las olas del mar congeladas y unas catedrales de hielo majisimas. Y tienes que estar superbien y si no ya sabes: a gritar ¡TOWANDAAA!!

    Buenas noches y que tengas un buen domingo.

    ResponderEliminar
  5. Que interesante y qué preciosidad, da gusto encontrar un blog donde se aprendan tantas cosas con tanta facilidad. Un viaje maravilloso, estoy expectante. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues, a pesar de las cosas en contra, es uno de los lugares que quiero visitar. Y más ahora, después de haber leído estas curiosidades.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. Soy coleccionista numismático y me alegro mucho ver el billete de la Antártida como curiosidad.
    Hasta el año 2000 se podía cambiar a la par con el dolar americano. Después de ese año, solo tiene valor numismático como dices.

    Algún día iré por aquellos rumbos

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias emejota me alegra que te unas a nosotros para visitar estos lugares tan remotos y maravillosos. Nunca había echado un vistazo por aquellos helados lares y me he quedado helada pero de tanta belleza natural.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues espero que puedas ir pronto Lord, quien sabe si a lo mejor en tu viaje de novios.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Que suertaza tienes Manuel, despues de andar sobre el Mar Muerto ahora te nos vas hacia la Antartida. Imagino que debes tener una estupenda colección numismática pudiendo viajar tanto. ES solo contemporanea o también coleccionas piezas antiguas?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Visitar la Antartida debe ser como ir a otro planeta... y de paso uno puede conocer la tierra hueca pasando por la apertura polar sur jeje ;)

    Me encantó el post.

    Saludos.

    ResponderEliminar