Seguidores del blog.

20101217

Hablando sobre el suicidio cuántico del gato del señor Schrödinger.





En la historia han existido gatos muy famosos sobre todo en el mundo de la animación como nuestro amigo el GatoRison, Garfield, Silvestre, el gato Felix, Don Gato...y hasta uno muy listo que tenia unas enormes botas. Sin embargo, nuestro gato de hoy no tiene una identidad definida, en realidad podría ser cualquier gatito de la calle tomado para un experimento. Por eso aunque tanta gente conoce al gato de Schrödinger, muy pocos podrían ponerle cara, porque este señores es nada más y nada menos que un gato cuasicuántico capaz de moverse por universos paralelos y morir y vivir al mismo tiempo.

Y aunque sea de letras de toda la vida, eso no quiere decir que solo me gusten la Historia o la Literatura, la verdad es que soy tan curiosa como los gatos y me gusta conocer sobre temas diferentes. Y confieso que un tema que me entusiasma es la mecanica cuantica y por ello aunque ya escribi algún post sobre ella, hoy vuelvo y revuelvo mi blog porque me apetece republicarlo.



Entrando en materia ya sabreís que el experimento del gato de Schrödinger o paradoja de Schrödinger es un experimento imaginario, concebido en 1935 por el físico Erwin Schrödinger para exponer uno de los aspectos más extraños, a priori, de la mecánica cuántica.

Schrödinger nos propone un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato, una botella de gas venenoso, una partícula radiactiva con un 50% de probabilidades de desintegrarse en un tiempo dado y un dispositivo tal que, si la partícula se desintegra, se rompe la botella y el gato muere.

Al depender todo el sistema del estado final de un único átomo que actúa según las leyes de la mecánica cuántica, tanto la partícula como la vida del gato estarán sometidos a ellas. De acuerdo a dichas leyes, el sistema gato-dispositivo no puede separarse en sus componentes originales (gato y dispositivo) a menos que se haga una medición sobre el sistema. El sistema gato-dispositivo está en un entrelazamiento, Verschränkung, en alemán originalmente.

Siguiendo la interpretación de Copenhague, mientras no abramos la caja, el sistema, descrito por una función de onda, tiene aspectos de un gato vivo y aspectos de un gato muerto, por tanto, sólo podemos predicar sobre la potencialidad del estado final del gato y nada del propio gato. En el momento en que abramos la caja, la sola acción de observar modifica el estado del sistema tal que ahora observamos un gato vivo o un gato muerto. Esto se debe a una propiedad física llamada superposición cuántica que explica que el comportamiento de las partículas a nivel subatómico no puede ser determinado por una regla estricta que defina su función de onda. La física cuántica postula que la pregunta sobre la vida del gato sólo puede responderse probabilísticamente.



La paradoja ha sido objeto de gran controversia (tanto científica como filosófica), al punto que Stephen Hawking ha dicho: «cada vez que escucho hablar de ese gato, empiezo a sacar mi pistola», aludiendo al suicidio cuántico, una variante del experimento de Schrödinger.


Interpretación de los mundos paralelos.


En la interpretación de los "muchos mundos" ("many-worlds"), universos paralelos o multi-universos formulada por Hught Everett en 1957, cada evento que se produce es un punto de ramificación. El gato sigue estando vivo y muerto a la vez pero en ramas diferentes del universo, todas las cuales son reales, pero incapaces de interaccionar entre sí debido a la decoherencia cuántica. Cuando el observador abre la caja, él mismo se entrelaza con el gato de manera diferente en cada rama, de manera que se forman nuevos estados correspondientes al estado "observador-gato-vivo" y "observador-gato-muerto".

En cada rama la función de onda conjunta ha colapsado a un resultado diferente y en realidad el "colapso" no supone un problema porque estamos precisamente en la rama del universo en el que la función de onda pareció colapsar a lo que observamos. Cada estado del observador está entrelazado o unido con el del gato en su propia rama del universo, así que la "observación del estado del gato" y el "estado del gato" coinciden y se corresponden la una con la otra. Por tanto, no ha habido en realidad un colapso de la función de onda a un único estado.


18 comentarios:

  1. Qué clarito está explicado y qué difícil me resulta de aprehender, porque en teoría bien, pero cuando pretendo "verlo" de una forma práctica y multidimensional, me pierdo. Tendré que seguir dándole vueltas hasta que en algún momento se encienda la velita. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me he perdido en la primera línea... yo era más de letras XD

    Al gato este lo conocía porque lo mencionaban en Big Bang Theory. Y lo único que entiendo es que el gato está vivo, pero podría estar muerto. Y eso no me parecen dos mundos paralelos, me parecen dos futuros posibles y en cuanto suceda uno, el otro queda descartado. Luego, realidad sólo queda una.

    Un saludo, me voy a tomar una aspirina XD

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno. Te mando un beso y espero que pases un fin de semana genial.

    ResponderEliminar
  4. El gato puede estar vivo y muerto al mismo tiempo pero en espacios diferentes que no se pueden interaccionarse entre si, son reales sin conectarse, puede haber distintos universos paralelos al mismo tiempo, bien. Lo comprendo pero necesito algo más de tiempo para digerirlo y verlo en mi cabeza. Maravilloso empiezo a comprenderlo.
    Gracias es apasionante.

    ResponderEliminar
  5. Hola emejota, ya sabes que aquella frase de "verlo para creerlo" esta en deshuso despues de saber que nuestro cerebro nos la juega a cada instante.
    En este tipo de temas tienes que prescindir de tu forma de sentir la realidad y moverte solo entre constructos y formas más abstractas de pensamiento. Digamos que ver con otros ojos porque son otras realidades. La mecanica cuantica es otro mundo...pero de lo más apasionante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento pero me he perdido en el universo cuantico.
    Me alegro de que te haya gustado mi actualizacion de hoy. Te mando un beso especial.

    ResponderEliminar
  7. En efecto mi Lord, mientras que cualquiera de nosotros que dentro de unos instantes podríamos estar vivos o muertos. En el caso del experimento se habla de potencialidad en el estado final del gatito.
    Y esos dos o doscientos finales posibles, no pueden suceder en un mismo universo. Solo en cada una de sus ramificaciones.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Ser Bohemio, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Así es JMIR tal y como lo has entendido. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado amiga Guadalupe, es el regalo más bello que podían haberme hecho. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Uy, me encanta la mecánica cuántica, yo solía estudiar bastante al respecto hace algún tiempo, y me enfrascaba en debates con mi ex-jefe exprimiéndonos el cerebro tratando de comprender teorías y proponer soluciones. Ahora perdí el hilo porque ya no tengo con quien debatir... pero me hiciste dar ganas de volver a leer al respecto... la física es fascinante.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Carlobito me alegra que se te hayan despertado las ganas de volver a leer al respecto. La verdad es que es dificil encontrar con quien debatir al respecto, aunque yo tengo suerte porque a mi marido y mis hijos también les gusta. Lastima que vivas tan lejos que si no te podias unir al grupo familiar. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Neuri, estoy perpleja...

    He visto el vídeo dos veces y me daban ganas de sacar la pistola, como decía Hawking, y suicidarme cuánticamente.
    Aunque también sea de letras, soy una "pequeña Burra", porque nunca había leído nada al respecto, cosa que en cuanto envíe el comentario voy a remediar.... jajajaja

    Un beso muy fuerte porque ¡sorprendes!

    Ah, chiqui, no puedo ver el post de la Antártida...

    ResponderEliminar
  14. No te preocupes Towanda que el que va a coger la pistola esta noche va a ser esta vez el Gatito y se va a defender y vengar del experimentador.

    Ya lo veras al filo de la medianoche española cuando saque el siguiente post.

    El post de la Antartida se me ha colado en un descuido mientras lo completaba con fotos. Ya sabes que a veces en vez de marcar el "guardar" pues me equivoco y doy "publicar" pero no puedo dejarlo porque no esta completo. Pero en breve estará por aqui también.

    Un besote grande para ti.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bueno que hables de estos temas de vanguardia! En verdad tienen muchas importantes implicaciones futuras para la ciencia.

    Me agradan estos temas, los seguiré investigando.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Hola CineManiaco espero poder ver pronto por tu blog esas entradas sobre estos temas.
    Saludos y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  17. Tal vez se nos hace difícil de entender porque nuestro cerebro está hecho para actuar en un universo concreto y el solo pensar en infinidad de universos paralelos con distintas soluciones para un mismo problema nos crea una controversia difícil de asimilar, a propósito de todo esto me surge la reflexión de que quizás cuando dos de estos universos actuan de manera conjunta y entrelazada bajo determinadas e inusuales condiciones atmosféricas o que se yo y por un breve espacio de tiempo, somos conscientes de esto acabamos por percibir imposibles y quién sabe a lo mejor eses el origen de lo paranormal, no sé, muchas veces he pensado esto, pues ni todo el mundo va a mentir, ni creo en los fantasmas, ovni y demás visiones fuera de la ciencia conocida.

    Perdón por extenderme tanto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Bueno Acrobata, la gente acepta mejor o peor una cosa según el nombre que le asignemos. Si decimos ovni o fantasma, la gente ve en su mente a trastornados mentales que se imaginan cosas. Ahora si hablas de una resonancia magnetica nuclear, de un ecografía...pues es algo cotidiano y normal. Sin embargo en otros tiempos hablas de la posibilidad de muchos de nuestros elementos cotidianos television, internet, telefonía...y tambien nos llamarían perturbados y locos de atar.

    Estamos muy condicionados por la forma en que percibimos el mundo, porque es a esa forma a la que buscamos explicación. Pero si fuesemos serpientes nuestro mundo sería todo de gradientes de calor en diferentes tonalidades. Si fuesemos murcielagos nuestros sistemas sensoriales serían como un sonar y daría forma a lo que escuchamos en vez de a lo que vemos.

    Se que es complicado de explicar, pero me refiero que no vemos figuras ni escuchamos sonidos. Simplemente cada especie animal tiene una forma de procesar las ondas electromagnéticas y en base a eso es lo que convertimos en imagen.

    Si fuesemos perros no veriamos el color, y nunca podriamos comer fruta madura. Incluso podiamos envenarnos porque los colores mas fuertes sirven como aviso de la peligrosidad de esa presa o de esa fruta.

    El tipo de experiencias paranormales van tan contranatura que ni las mismas personas a las que le sucede lo aceptan. Hay veces que prefieren pensar que estan locos.

    Sin embargo para mi los fenomenos paranormales existen, son dificiles de demostrar, de experimentar y de aceptar...pero eso ha pasado a lo largo de la historia muchas veces. Incluso con la luz de nuestras bombillas.

    Un placer charlar contigo, Acrobata.

    ResponderEliminar