Seguidores del blog.

20111205

El miedo al cambio.




Las masas humanas más peligrosas
son aquellas en cuyas venas 
ha sido inyectado el veneno del miedo.... 
del miedo al cambio.

Octavio Paz (1914-1998) Poeta y ensayista mexicano.
Imagen de Lidia Kalibatas.


26 comentarios:

  1. Ciertamente... Solo se puede crecer cambiando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. YO TENGO SOBREDOSIS DE VENENO ME PARECE, PORQUE MIEDO NO ESTOY ACO.... BESOS

    ResponderEliminar
  3. El cambio es inevitable. Es parte de la vida. Si vences el miedo, tu futuro puede ser maravilloso. Debes aprender como lograrlo...

    ResponderEliminar
  4. Si se inyecta a través de otros es una maldad suprema,amiga...Cuando está en nuestro interior, influyen tantas cosas, hasta una baja autoestima, la cosa es que se percibe miedo de dejar la comodidad de lo que tenemos...Intentar algo es un desafío sólo para valientes. Hay que darle una mano sí al que no puede solo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Hola mi querida amiga muy buen relato del gran escritor Octavio Paz, creo que todos en alguna medida te tememos a los cambios, muy buena entrada amiga.
    Besitos de luz feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Buen texto..Muchas personas tienen miedo a enfrentarse a la realidad y no quieren hacer cambios en su vida por miedo a perder...Te deceo un buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo!!!

    Feliz semana, abrazos

    ResponderEliminar
  8. Absolutamente, y sin embargo forma parte de la naturaleza la capacidad para retener y madurar, de una cierta estabilidad para sobrevivir. En el nuestro género la alternancia sería lo ideal, basada en el discernimiento, pero desgraciadamente este último no está lo suficientemente desarrollado en muchos casos. Bss.

    ResponderEliminar
  9. Todos tenemos algo de Misoneistas, miedos a lo desconocido, ya que somos animal de costumbres...por ello los rebaños mansos de idiotas, siguen a la manada y si alguien se muestra indiviso, se le aniquila antes de que pueda convertirse en un peligro social para los dictadores de nuestras vidas...Abrazos y besos para ti, después de 3 meses sin Internet.

    ResponderEliminar
  10. Yo no tengo miedo al cambio
    Mientras no me cambien nada.

    (Te suplico clemencia por mi humor)

    Un abrazo grande

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  11. De acuerdo, está dicho y es perfecto.
    Añadiría otro tipo de masas peligrosas (con permiso de Octavio) que son las de los "fanáticos religiosos".
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  12. Pues... ¿que quieres que te diga?, que tras estas el

    ResponderEliminar
  13. Efectivamente no hay situación mas peligrosa que aquella que supone que todo cambie para que siga exactamente igual, como dices el miedo al cambio, el cambio a veces es traumático, pero todo cambio significa regeneración, es como el amanecer de un nuevo día, la luz va inundando todo nuestro ser, ya estamos cambiando. Un saludo

    ResponderEliminar
  14. tal cual, el cambio modifica por ello da tanto miedito, sino nos encontramos q muchos tienen miedo al miedo, besos

    ResponderEliminar
  15. Sí a la reflexión de Octavio Paz: Sin duda el estancamiento conduce a la involución. No existe peor destino para el ser humano que el retrotraerse a conceptos obsoletos.
    Feliz semana!
    P.D. Gracias por acompañarme en mi singladura poética. Con tu permiso, también te acompaño.

    ResponderEliminar
  16. Es verdad el cambio significa modificar, y eso algunas veces da mucho miedo.
    Una buena reflexión de Octavio Paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ...toda crisis y cambio si van en dirección de libertad armonia y justicia son una gran ocasión para crecer y madurar..el miedo paraliza....Pero si el cambio es recortar derechos adquiridos en Democracia, avances parados y dominio de las fuerzas de don dinero...ahi el miedo o la ingignación y la denuncia es válido para defender
    a derechos adquiridos!!!!! me refiero especialmente a la sanidad y enseñanza...
    contra el miedo valentia, fuerza y energia!!!!
    Un saludo cariñoso Bwegoña

    ResponderEliminar
  18. Realmente cierto!!! Pero que es lo que se puede hacer para no tenerlo??

    Los cambios muchas veces son para bien aunque generen estrés, el problema llega cuando no vemos ese cambio para bien.... entiendo pues este miedo!!

    Un sabio dijo: "La verdad os hará libres"!!!
    Ganhdi: El miedo del pueblo es la espada del rico".

    Así pués solo nosotros sabemos donde posicionarnos.

    Un beso cielo.

    ResponderEliminar
  19. Cierto... el miedo es lo que paraliza la mente, y sin mente no hay nada...
    Paralisis del corazón del alma.. de la emoción, sin acción no hay nada.
    Los cambios son necesarios, para seguir adelante...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  20. Con la de cambios que yo he pegado en esa vida...
    y lo miedosa que soy ;)
    Besos, Neri.

    ResponderEliminar
  21. Hola jovencita.
    Muy cierto, pero los cambios llegan y hay que acoplarse, o te mueves con la vida o ella te arrastra.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  22. ¿ Que decirte? En primer lugar gracias por tu tiempo... El cuento intentaba reflejar precisamente eso, el miedo al cambio, el miedo a conocerse y darse cuenta de su verdadera y propia capacidad en esencia. El miedo a descubrirse. Como te han comentado, el hombre es en sí, animal de costumbres y acomodos " mejor malo conocido que bueno por conocer"... tedioso refrán!!!! pero pienso que en realidad el cambio, es capaz de generar, un avance y un aporte de nuevos conocimientos,en definitiva un crecimiento. Para mi el cambio es un reto en continua evolución... :) Si las masas no temieran al cambio, no sentirían tanto pánico por su resultado, sabiendo que este, daría lugar a un nuevo cambio...

    Besos sin miedo!!

    ResponderEliminar
  23. Unas cuantas personas tienen miedo...mucho miedo...

    Y lo peor es que parece que no hay cura para ese veneno.

    Besote

    ResponderEliminar
  24. Un cambio de rumbo a tiempo nos puede salvar de la rutina...adelante, sin miedo...
    Mil abrazos cielo.

    ResponderEliminar
  25. Cuando se es muy joven, hay que frenar ese no miedo al cambio, pues en la mayoría de las veces se lanzan sin estudiar posibles consecuencias.

    Luego llega la madures y ya ese freno lo ponen ellos. El inmovilismo llega con ya muchos años, para volver a comenzar.

    Con esto no quiero decir que no quiera cambios, el cambio puede no solo ser bueno, sino necesario.
    RENOVARSE O MORIR.
    Saludos, manolo

    ResponderEliminar